25 años para instaurar la amnesia colectiva

En China, todas las referencias a la masacre de Tiananmen, donde murieron más de 1 000 personas, están prohibidas.



mpallares@elcomercio.com   Martín Pallares Editor 31 Mayo 2014

Durante la noche entre el 3 y el 4 de junio de 1989, hace casi  25 años, mientras los soldados chinos masacraban a los manifestantes en Tiananmen, Wang Nang, un joven estudiante, recibió un balazo en la cabeza. Mientras fallecía a un costado de la calle, los soldados amenazaron con matar a quien intentara salvarle la vida.

En la mañana, cuando ya  había muerto, el joven fue enterrado en una tumba somera muy cerca de la ciudad. Unos días más tarde, el hedor que emanaba del cuerpo de Wang Nan era tan intenso que hubo que desenterrarlo.

En el primer aniversario de la muerte de su hijo, Zhang Xianling, su madre, hizo un modesto acto de recordación en el lugar donde  Wang había muerto. El año siguiente, en la misma fecha,  cuando se disponía salir de su casa para repetir el acto recordatorio, un grupo de funcionarios impidió que saliera  de su departamento.  Poco tiempo después pudo llegar al lugar para depositar unos pétalos de flores pero  se dio cuenta de que estaba siendo observada por una cámara que había sido instalada en el sitio. 

La cámara de circuito cerrado había sido colocada a la espera de que volviera y así intimidarla para que nunca más repitiera su acto de recordación. El mensaje era claro:  el olvido era un asunto de Estado.

Esta historia narrada en el libro ‘The People’s Republic of Amnesia’, de la corresponsal  Louisa Lim, que acaba de salir con motivo del 25 aniversario de la masacre de Tiananmen, es una de las tantas historias que muestran cómo desde aquel trágico junio de 1989, el Gobierno chino ha tratado de extirpar de la memoria colectiva aquellos hechos. 

La lucha por imponer el olvido incluye la censura en Internet de cualquier mención a esos sucesos. 

Según un estudio hecho por el Daily Telegraph, si se hace una búsqueda del número 1989 en Baidu Baike, la versión china de Wikipedia, solo se encontrará dos significados. La primera que dice que es el número que va entre 1988 y 1990 y la segunda que dice que es el nombre de un virus de computador. 

En redes sociales y en los blogs, dice el informe, cualquier alusión a la palabra ‘Tiananmen’ o ‘4 de junio’ son inmediatamente censurados por funcionarios chinos. También cualquier referencia a la fecha.  Por ejemplo 6-4, 64, 63+1 y 65+1 están bloqueados así como ‘35 de mayo’ y ‘65 de abril’.  Los numerales romanos para 6 o 4 (VI-IV) están prohibidos como lo están también las mezclas de números y letras alusivas.

En la víspera del aniversario número 24,  los sensores ya habían eliminado las palabras ‘mañana’ y ‘ahora’ y, en el día del aniversario la censura fue para las frases ‘en memoria de’ y ‘palabra sensible’.

Ante la cercanía del 25 aniversario, el gobierno se ha asegurado de que los familiares de los fallecidos estén vigilados para que no salgan de sus casas este miércoles.  El 9 de mayo, el estudiante Xu Guang fue acusado de intento de subversión y cuatro de sus compañeros están desaparecidos por participar en un seminario sobre los sucesos. Uno de sus amigos le dijo al New York Times: “La gente quiere recordar lo que ocurrió el 4 de junio, pero no pueden hacerlo en sitios públicos. Ahora ni siquiera se lo puede recordar en privado”.

Lim, la autora de‘The People’s Republic of Amnesia’,  sostiene que los chinos están entrenados por el poder a no pensar en el pasado. Uno por uno, sostiene, los episodios de convulsión política han sido extirpados de la historia oficial. Esto incluye a los más traumáticos hechos de la historia de la China moderna: las purgas de 1957 en que murieron cientos de miles por ser “derechistas”, la hambruna de 1959-62 en la que decenas de millones fallecieron y la vasta destrucción que produjo la Revolución Cutural de 1966-76. 

La periodista especializada en China, Isabel Hilton, sostiene que el inmenso atraso del gobierno para inaugurar el Museo Nacional de Historia tiene que ver con este conflicto con la historia. “Uno de los efectos de los hechos de 1989 fue que se declaró a la historia como un tema de seguridad nacional”, sostiene en The Atlantic.

Orville Schell, presidente de la Asia Society en Nueva York y quizá uno de los pensadores occidentales que más conoce la China, cree que dar la cara al pasado es ineludible para ese país. “Es doloroso para un país que ha sido obsesivo en recordar su historia milenaria, haber llegado a un punto donde las sensibilidades políticas impiden a sus guardianes de la historia cronicar los hechos acaecidos desde 1950”. 
Y aunque la política de la amnesia obligatoria parece haber tenido éxito, pues muchos jóvenes apenas saben lo que ocurrió en 1989 o durante las matanzas de la época de Mao Zedong, Schell agrega que  los esfuerzos por imponer el olvido son  inútiles.  Toda sociedad, como toda persona, dice,  no puede escapar de su pasado. “Y eso solo se hace a través del doloroso, casi psicoanalítico proceso de recordar y conciliar”.

Los líderes chinos  tendrán que afrontar esta historia para llegar a la necesaria auto absolución,  según Schell. 

El desafío de recordar, en todo caso, luce difícil. Como el artista Ai Weiewie escribió en el 20 aniversario de la masacre: “Cuando no se tiene el derecho a recordar, escogemos olvidar”.

Zhao Ziyang: el olvido forzoso

Uno de los casos más dramáticos de cómo se trata de imponer el olvido tiene relación con Zhao Ziyang, quien habiendo sido secretario del Partido Comunista fue expulsado por defender a los estudiantes.

Su abierta oposición a que el Ejército dispare no solo le valió el confinamiento en su casa sino que su nombre sea borrado de todo registro histórico.  Según el South China Morning Post, durante los 16 años que siguieron a los hechos su nombre nunca fue mencionado en ningún medio de la China, hasta que murió a los 86 años de edad en el 2005. Ese día el oficialista  People’s Daily publicó una frase en que se decía que el “camarada Zhao” había muerto, sin que se mencionen sus títulos y las funciones que había tenido. La frase se  publicó justo bajo el pronóstico del clima, como para que nadie lo viera, dice el South China Morning Post.

Zhao, antes de Tinanmen, ya era  un personaje incómodo para el líder Deng Xiaoping pues era partidario no solo de las reformas económicas sino de las reformas políticas.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta