El Brasil caótico perturba a la FIFA

Los dirigentes del fútbol se quejan del país porque está organizando el Mundial más desordenado de la historia



@guapodelabarra   Alejandro Ribadeneira  31 Mayo 2014

Joseph Blatter debe ser uno de los practicantes del ‘bullying’ más asiduos del planeta. Es lo que llamarían las adolescentes ecuatorianas un ‘intenso’. Prácticamente ha acosado a Brasil por todos sus problemas en organizar (o desorganizar, ya no se sabe) el primer Mundial de Fútbol en Sudamérica desde 1978.

El Presidente de la FIFA encabeza esta campaña de presentar a Brasil como un país inepto, incompetente y hasta corrupto. Nada le gusta. Nada está bien. Se ha tirado de los pocos cabellos que le quedan (ninguno de tonto, por supuesto) cada vez que revisa cifras y plazos y el rojo resalta en el balance, aunque lo que más le afecta es que la opinión pública culpe a la FIFA de este caos.

Tampoco se queda atrás el secretario de la entidad, Jérôme Valcke, quien en realidad fue quien dio inicio al ‘buleo’ cuando, en marzo del 2012, se olvidó de lo políticamente correcto al expresar que Brasil necesitaba “una patada en el trasero” para tomarse en serio el Mundial.

Valcke dijo esto porque las obras para los estadios estaban atrasadas y también porque los diputados brasileños, perezosos como en toda legislatura que se respete, se demoraban en aprobar el proyecto de leyes para el Mundial.  El texto incluía el permiso para la venta de cerveza en los estadios, algo que prohíbe el Estatuto del Hincha para evitar que los fanáticos se agredan en las gradas pero que es vital para la FIFA por asuntos de mercadeo.

Desde entonces, los personeros de la FIFA se han dedicado a criticar a los organizadores, que tomaron las ofensivas palabras de Valcke no como una agresión a la parte baja de la espalda brasileña sino a la dignidad del país. De hecho, se lo quiso declarar persona no grata, pero Blatter viajó a Brasil, se puso más bravo con la presidenta Dilma Rousseff e impuso la presencia de su secretario como enlace entre la FIFA y los organizadores locales. 

Todos debieron respirar hondo, calmarse, poner sonrisa forzada y seguir adelante, pues Blatter empezó a insinuar que tenía listo un plan B para reemplazar a Brasil. Sí, esas alusiones a que en Inglaterra podían perfectamente asumir la sede  en caso de emergencia eran parte de este ‘bullying’.

¿Calmarse? Qué va. La FIFA no ha dejado de presionar, como si fuera impulsador telefónico de tarjetas de crédito, porque el fracaso de la Copa Confederación en lo logístico y en el plano de la seguridad realmente puso furioso a Blatter.  También a correr, pues las sorpresivas manifestaciones populares en contra del Mundial lo obligaron a escaparse a Turquía, para inaugurar un Mundial de menores.

Claro que volvió para el partido final entre Brasil y España y, de paso, criticar la mala calidad del césped de los estadios. Era tan deplorable lo que se vio en el Maracaná, que se lo pintó de verde para que la televisión no pasara esa vergüenza.

Blatter habló  (amenazó es más preciso) con el Gobierno brasileño, después de la competición. “No fue una reunión política, pero sí enfatizamos el tema de la inestabilidad social. El Gobierno ya sabe que no debe haber disturbios en el Mundial del próximo año”, declaró Blatter, el ‘Papa de la número 5’, para luego lanzar este misilazo que generó dolor en el Palacio do Planalto: “Si esto vuelve a suceder, tendremos que preguntarnos si tomamos la decisión equivocada al otorgar la sede a Brasil”.

Volvió a ocurrir, por supuesto. Todos saben que la organización no es el fuerte de Brasil, donde dejar todo para el último es tan natural como la samba y la bebida de guaraná. 

El agrio 2014

Tras varios meses de insinuaciones de que los cronogramas de construcción de estadios estaban atrasados y que las obras complementarias se veían deficientes, Blatter estalló en enero de este año con esta tremenda frase: “Es la primera vez en la historia que un país tiene siete años para organizar un Mundial y hay retrasos”. Luego matizó, con su habitual mueca de diplomático suizo: “Pero estoy seguro de que Brasil nos dará un gran Mundial”.

La sonrisa se le ha ido borrando conforme han llegado los reportes de las obras o, mejor dicho, de las calamidades. Las peores son los obreros muertos (ocho hasta ahora) en las edificaciones de estadios que han resultado demasiado costosos (3 605 millones de dólares, lo que supera en 7 448 veces lo que gasta Ecuador al año en el Bono de Desarrollo Humano). 

Blatter atacó a Brasil tanto por los fallecidos como por el dinero en los escenarios. “Cuando se trabaja en un edificio de dos o más metros se debe tener la responsabilidad de asegurar a los trabajadores, ¡y no lo han hecho!”, se quejó Blatter, el arquitecto.

El costo  social también ha sido inédito en un Mundial. La Articulación Nacional para la Copa del Mundo, un ente que coordina a los ciudadanos organizados contra los efectos negativos de la Copa y los Juegos Olímpicos del 2016 en todo del país, contabilizó que al menos 250 000 personas fueron desalojadas de sus hogares por las obras deportivas.

En São Paulo, donde solo hay 282 policías por 100 000 habitantes (la ONU sugiere 303), las protestas aumentan su virulencia, al punto que se incendió una planta de Hyundai, patrocinador del Mundial, lo cual generó alarma en Blatter, quien criticó la falta de seguridad.

Valcke también aumentó su nivel de señalamientos negativos, sobre todo en lo referente a la infraestructura, seguridad y logística. Valcke es odiado por los brasileños, tanto que el dirigente aseguró que después volverá al país como turista pero con peluca y barba, para que no lo reconozcan.

El Secretario se ha dedicado a indicar todos los problemas que encuentra a su paso, los graderíos sin bancas, la frágil tecnología en cuanto a telecomunicaciones, el caos en los vuelos y los aeropuertos, el precio descontrolado de los hoteles, el peligro de que no todas las ciudades alberguen los ‘fan fest’ y otros detallitos. Salió tan decepcionado del partido de ensayo en el estadio del Corinthians, que ordenó para hoy un nuevo cotejo. 

Por todo esto, la presidenta Rousseff expresó en mayo, en una reunión privada con la prensa, que estaba “harta” de la FIFA y sobre todo de Blatter y de Valcke, sus ‘buleadores’ estrella, y pidió a los periodistas que los sacaran “de sus espaldas”.

Por fortuna, ya mismo empieza el Mundial y en un mes de torneo todo habrá terminado. Rousseff y su equipo mundialista podrá sentarse, quitarse los zapatos y descansar de este ‘bullying’ que le han hecho. Pero la pausa no durará mucho.

John Coates, vicepresidente del Comité Olímpico Internacional, declaró que los prepa­rativos de Río de Janeiro para los Juegos del 2016 son los peores que ha visto en su carrera. El ‘bullying’ seguirá.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta