Cuando la rebelión construye su logo

La ‘muerte’ del Subcomandante Marcos promueve una reflexión sobre la construcción de imágenes y personajes mediáticos, como parte constitutiva de los movimientos rebeldes.



paredesf@elcomercio.com   Flavio Paredes Cruz. Editor 01 Junio 2014

La imagen vende y como canta Kevin Johansen: “Todo tiene logo...”. Incluso la rebeldía que apunta contra la sociedad de mercado se representa a través de un elemento gráfico que lo identifique, en términos estratégicos de comunicación política. La prueba más reciente se ha expuesto “desde las montañas del sureste mexicano”  con la ‘muerte’ del Subcomandante Marcos, de quien ha trascendido que fue un personaje –“una botarga”- creado por los medios de comunicación y alentado por la dirigencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). 

Con el tono desenvuelto y mordaz que caracterizó su prosa, el héroe de esta puesta en escena de resonancia mundial, irónico y romántico escribió: “… siendo las 0208 del 25 de mayo del 2014 en el frente de combate suroriental del EZLN, declaro que deja de existir el conocido Subcomandante Insurgente Marcos, el autodenominado ‘subcomandante de acero inoxidable’”. Se dio así una muerte de ficción para un ser existente únicamente en su representación. El deceso de un holograma que -con demandas incuestionables- combatió una guerra en el campo mediático y se insertó como mito genial en la imaginación popular; una guerra de “poca sangre y mucha tinta”, como calificaba Octavio Paz al conflicto en la selva Lacandona, en esa Chiapas que imantaba a jóvenes hambrientos de ideología y de causas justas. 

La creación del mediático insurgente también se explica en la carta de despedida por él firmada -titulada ‘Entre la luz y la sombra’-: “Empezó así una compleja maniobra de distracción, un truco de magia terrible y maravillosa, una maliciosa jugada del corazón indígena que somos, la sabiduría indígena desafiaba a la modernidad en uno de sus bastiones: los medios de comunicación. Empezó entonces la construcción del personaje llamado ‘Marcos”.

Íconos
Íconos
El rostro del Che es uno de los más reproducidos en diferentes artículos, una marca comercial.

Si bien este insurgente apoyó en la toma de conciencia sobre la cuestión indígena en México, su atractivo residía en el símbolo y él mismo lo sabía y lo decía. La imitación de la pipa del Che, la gorra cuartelera, el uniforme de guerrillero –banderola incluida-, el ‘walkie talkie’, los dos relojes y el pasamontañas negro generaron un  montaje que suscitó reflexiones, aplausos, críticas...  

Nuria Girona, en ‘Efectos de identidad y performance político del Subcomandante Marcos’, apunta un proceso de fetichización con respecto al personaje, “una ineludible marca de fábrica”. Atravesando conceptos como localidad y globalidad, revolución y mercado, imaginería nacional y tecnología, Girona concluye que “la cacharrería que lo abriga (a Marcos) lo descubre sin falsearlo, fuera de ella no existe y con ella ha logrado hacer del accesorio su identidad y de su identidad un accesorio”. 

La constitución del pasamontañas como ‘logotipo’ de los zapatistas se explicó como símbolo de los sin rostro, pero, además, se relaciona con la máscara en la tradición mexicana (la lucha libre, como ejemplo) y las culturas indígenas.  A ese signo del zapatismo, Carlos Monsiváis se refería como “la falta de rasgos como rasgo sobresaliente”, es decir la singularidad de cualquiera. Un fenómeno similar de desidentificación también es visible en estos días a través del uso de la máscara de Guy Fawkes por el grupo  -‘legión’-Anonymous. 

Con Marcos, la estrategia ocultadora resultó efectiva, tanto que fue ansia del Gobierno mexicano develar su identidad para desautorizarlo, anular su existencia mítica y volcarla a la del delincuente común. Al darle un nombre al ‘Sup’, el de Rafael Sebastián Guillén Vicente, el Gobierno volvía terrenal a esa figura endiosada… pero no funcionó.  

“Marcos supo utilizar hábilmente los reflectores que cayeron sobre él para convertirse en una especie de ídolo pop, concentrando en su persona, a veces de manera voluntaria y a veces azarosa, las características que podían convertirlo en héroe de ficción”, escribió Jorge Volpi en ‘La guerra y las palabras’.

La presión mediática que ejercía  Marcos fue imposible de subvertir, a tal punto que impedía ver lo que estaba detrás –o “abajo y a la izquierda”- de su imagen. Aunque el mismo Subcomandante insistía en su carácter de vocero del EZLN (con su estilo entre lo político y lo poético, entre lo reivindicativo y lo cosmogónico) y en su condición militar de subordinado, era él quien concentraba las admiraciones. Kristine Vanden Berghe , en ‘Narrativa de la rebelión zapatista’, aborda la mediación y representatividad del ‘Sup’, señalando que si  algunos comentaristas subrayan la emancipación de los guerrilleros, otros atienden a la dificultad provocada por la presencia del mestizo Marcos en calidad de ‘representante’ de los indígenas. 

Representación
Representación
La máscara de Guy Fawkes saltó de la cultura pop a la subversión.

Si bien la ausencia de un rostro habría evitado el personalismo y sugerido un fácil reemplazo, la construcción del personaje derivó en una ‘marcosmanía’,  con pipas, pasamontañas y camisetas como suvenires, y de Chiapas como escenario de los ‘zapatour’.  Marcos se convirtió en el “rostro que en ese juego mediático llegó a ser reproducido en las páginas satinadas de Vanity Fair como un nuevo ‘sex symbol’”, recuerda Susana Rotker en ‘Desafíos al imaginario’.

Con ello se produjo un efecto similar a la imagen más reproducida del siglo XX: el rostro del Che Guevara captado por la cámara de Korda. Con Marcos podría suceder lo mismo que con este ícono, que la industria cultural no se da abasto en falsificarlo y convertirlo en una simple mercancía, un póster inocuo e insubstancial, como señala René Báez, en ‘La disidencia en Disneylandia’ con respecto al fenómeno de Guevara. Sobre él –dice- se ha cultivado una imagen que lo representa como un aventurero desvinculado de cualquier contexto histórico-espacial concreto, por impulso del entretenimiento. Algo  como esos McGuevara y CheDonalds que también canta Johansen.

Ahora, de la imagen del ‘Sup’ Marcos queda su reproducción y el advenimiento de un nuevo personaje: el Subcomandante Insurgente Galeano.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta