Barragán Dumet: la arquitectura y la emoción

Considerado maestro del brutalismo arquitectónico, este arquitecto nacido en Huigra es un referente de la arquitectura quiteña.



Rómulo Moya 28 Febrero 2015

Maestro de la arquitectura ecuatoriana, Milton Barragán Dumet (Huigra,1934), ha dedicado una vida a comunicar emociones a través de su arquitectura y su obra plástica. Una vida que ha contribuido al desarrollo de la ciudad con obras significativas, en lo urbano, arquitectónico y al desarrollo de la cultura, a través de la creación de una prolífica obra y un importante accionar, a lo largo de una destacada trayectoria de vida.

Arquitecto graduado en la Universidad Central del Ecuador, en 1958, ha sido el máximo exponente de la arquitectura lecorbuseriana y el gran arquitecto brutalista del Ecuador. Algunas de sus primeras obras, como la casa ubicada en al calle General Aguirre en Quito (1962) y la casa Müller en Guápulo (1964), son representativas de un lenguaje brutalista regional, aplicado por Barragán en el tratamiento visto de los materiales, hormigón y ladrillo y el plástico estudio de los detalles, gárgolas, canalones, balcones y escaleras de hormigón…

Reyner Banham fue quien acuñó el término brutalismo en la arquitectura, refiriéndose no solo al uso de los materiales en bruto como decía el gran maestro Le Corbusier, sino para definir una postura ética y estética en la arquitectura. Existe una variedad de arquitecturas brutalistas, pero en general comparten rasgos visuales, características constructivas, plásticas y tecnológicas similares. El brutalismo tiene una tendencia a la monumentalidad que conforma hitos, al uso de materiales vistos, al énfasis por mostrar las soluciones estructurales, pero sobre todo por exhibir un carácter estético escultórico en su volumetría y en sus límites.

El nacimiento, auge y consolidación del brutalismo sucedió entre los años 50 y 70 del siglo XX, coincidiendo temporalmente con los orígenes formativos de Milton Barragán en Europa y el tiempo de sus primeras grandes obras arquitectónicas en el país.

Fue un momento clave para redefinir los preceptos de la arquitectura moderna, la que había devenido, por su generalización, en un monótono estilo internacional. Este es el momento en el que se replantea ese tipo de arquitectura, para valorarla como acto y como hecho en sí mismo, cuyo valor radica,en que afecta meditadamente a las emociones de los usuarios, expresándose independientemente de su belleza. Se trata,de maximizar su capacidad para conmover.

A finales de la década del 60, la agencia del Banco Holandés Unido expresa la vocación escultórica de Barragán que imprime un ritmo volumétrico que cuarenta años después tiene total actualidad. En la misma época, el edificio Artigas es una extraordinaria manifestación de su intención escultórica tanto en el volumen arquitectónico como en los límites, cuyos planos retroceden y sobresalen, convirtiéndose en elementos  de gran fuerza estética, estructural y urbana por la forma en que envuelve y acompaña a la plazoleta.

En el pensamiento de Barragán, lo escultórico y lo arquitectónico se entrelazan. En su su libro 'Barragán, esculturas' sostiene: “decir límites es hablar de nuestros más elementales recursos de expresión, una línea o un plano son los límites que empleamos conscientemente para crear referencias más complejas, para crear un lenguaje propio”. Y continúa: “identifico la materia, la textura, la dimensión, según mi percepción individual; igual que identifico el movimiento, la estructura, el peso y la levedad; la no menos determinante influencia de la naturaleza y sus arquetipos biológicos, marinos o telúricos, incluyendo la atmósfera”.

Como se dijo, el brutalismo tiene también múltiples y diversas expresiones, y el de Barragán se expresa en un brutalismo regional latinoamericano, que se manifiesta en el reconocimiento de la influencia de la naturaleza y de ciertas manifestaciones de la cultura local. Con formas y planos inclinados, recupera expresiones tradicionales, sin renunciar al espíritu moderno. Así, el afiliarse a movimientos internacionales de su tiempo, no le quita su impronta creadora, tanto en escultura como en arquitectura, sus obras se despegan de esa vinculación para adquirir carácter propio, individual y singular.

A lo largo del tiempo su obra construye un lenguaje arquitectónico reconocible que aporta en Quito a la calidad del espacio urbano; su material por excelencia es el hormigón armado, en la fusión de límite y estructura, de modo que la estructura es la forma misma  de un hito urbano.

A partir de la década de los años 70 su obra se perfila decidida, dejando una huella trascendente en la imagen de la ciudad con edificios como el Templo de La Dolorosa en 1973, Primer Premio en Concurso de Diseño; el Edificio Ciespal en Quito, 1974; cuyo diseño compartió con otro destacado profesional, el arquitecto Ovidio Wappenstein; el Templo de la Patria, en 1976, Primer Premio en Concurso.

Edificio de Ciespal
Edificio de Ciespal
Fue diseñado con otro maestro de la arquitectura Ovidio Wappenstein, en el norte de Quito.

Incorporó su propia creación plástica a su arquitectura, como en el Edificio Atrium, 1982. Su arquitectura misma es escultórica, por su potencia formal y su carácter singular, demandando siempre tiempo y espacio para su percepción.

Dos de estas obras resaltan en el paisaje urbano, sin desmerecer a las otras, el Templo de La Dolorosa en plena trama urbana y el Templo de la Patria en la Cima de la Libertad del volcán Pichincha; logra el alto valor simbólico de su mensaje religioso o cívico-histórico, a través del tratamiento de forma y volumen a escala monumental, y del espacio en tensión y expansión. Barragán en su libro dice: “En las múltiples dimensiones que ofrecen la escultura y la arquitectura, encuentro explicaciones al tiempo y al espacio, las prefiero a los límites que impone el color porque en ellas encuentro respuestas a las incógnitas que plantean el pasado y el futuro. Omito deliberadamente el presente, porque lo considero el puente que permite el paso entre uno y otro, y quizás porque al presente le damos la dimensión y la cadencia que se nos antoja”. “Siempre pensé que el crear es una aventura con el tiempo y el espacio, y a la vez contra el tiempo y el espacio…, buscando siempre en la autenticidad una solución de continuidad con lo anterior, pero sin omitir  la necesaria audacia para atisbar el futuro”.

Milton Barragán Dumet marca una huella trascendente al trabajar con plasticidad escultórica a la arquitectura. Al esculpir la forma que contiene al espacio, sus límites y sus volúmenes, proponiendo un lenguaje singular y propio, caracterizado por  una vigorosa personalidad, que le otorga carácter a la arquitectura y a la ciudad.

Rómulo Moya es arquitecto y ensayista de arquitectura. Dirige la revista Trama, donde ha publicado varios artículos sobre Barragán.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta