La vida de un monarca en Cuba

‘La vida oculta de Fidel Castro’ retrata a un Castro que dispone de todo como si fuera un rey. Una imagen que contradice aquella que la izquierda tiene de su referente.



Martín Pallares. Editor 28 Febrero 2015

La lectura de ‘La vida oculta de Fidel Castro’ suscita reflexiones. Pero hay una pregunta singular que surge al cerrar sus páginas. ¿Qué legitimidad moral podrá tener la izquierda de América Latina, que ha tenido a Fidel Castro como su referente durante décadas, si se comprueba cuando haya terminado el gobierno de los Castro que lo que ahí se dice es cierto?

El libro, escrito por el periodista francés Axel Gyldén, sobre la base de los testimonios de Reinaldo Sánchez, antiguo custodio del líder histórico de la Revolución Cubana, plantea algo que sería un cataclismo para la legitimidad moral e histórica de la izquierda latinoamericana: el desmoronamiento de la idea de coherencia revolucionaria de Fidel Castro.

Reinaldo Sánchez
Reinaldo Sánchez
Aparece en Quito, retirándole un esfero a una periodista que se acercó a Castro, para evitar un eventual atentado.

Sánchez sostiene que Fidel Castro tiene una doble vida que contradice su imagen de líder revolucionario.

Según el testimonio de Sánchez, Fidel Castro gobierna Cuba como un monarca que dispone de todo cuanto hay en la isla y que mantiene un estilo de vida que nada tiene que ver con sus postulados de igualdad. Es lo que llama 'la paradoja' de Castro quien, según él, tiene al menos 20 propiedades en la isla, que incluye un islote solo para él y hasta un coto donde va a cazar patos.

Sánchez describe al ‘Comandante’ como una persona capaz de cometer actos profundamente crueles con la mayor sangre fría imaginable. Uno de esos casos, narrados en el libro, es el proceso en contra del popular general Arnaldo Ochoa, a quien se lo fusiló en 1989  acusado de narcotráfico, un negocio que, según Sánchez, es dirigido por Castro.

La lectura del libro, en efecto, plantea la posibilidad de que si alguna vez se llega a comprobar que lo que sostiene Sánchez en el libro se ajusta a la realidad, la imagen de Castro terminará destrozada y que quienes han sido sus admiradores y partidarios, entre los que hay intelectuales, artistas, políticos y presidentes, tendrán un trabajo muy duro para salvar su legitimidad. Pero el libro no parece ser un tiro al aire y aunque por ahora es difícil comprobar que todo lo que se dice es cierto, hay motivos para pensar que Sánchez no miente.

Para comenzar está la palabra de Axel Gyldén, un experimentado reportero de la prestigiosa revista francesa L’Express, quien asegura haber verificado, antes de escribir el libro, muchas de las cosas que asegura Sánchez.

Luego están las fotografías que evidencian que Sánchez estuvo permanentemente muy cerca del Comandante.

Sánchez describe en el texto a un carismático, inteligente pero manipulador y egocéntrico Castro, que tiene nueve hijos y que es un pésimo padre porque a duras penas se ocupa de su familia.

Sostiene, además, que la mayoría de los cubanos no tienen la menor idea del estilo de vida que disfruta Castro y que este es inalcanzable para el resto de cubanos, a quienes se les exigen inmensos sacrificios materiales en nombre de la Revolución.

“Contrariamente a lo que él siempre ha dicho, Fidel nunca ha renunciado al confort del capitalismo. Por el contrario, su modo de vida es el de un capitalista que no tiene límites”, escribe Sánchez.

‘La vida oculta de Fidel Castro’
‘La vida oculta de Fidel Castro’
Retrata a un Castro que dispone de todo como si fuera un rey.

En su libro de 325 páginas, Sánchez afirma que Castro, quien tiene ahora 87 años, controlaba varias cuentas de banco numeradas en el extranjero, así como las finanzas de varias empresas estatales –incluyendo una pequeña mina de oro en la Isla de la Juventud– que reportaban directamente a él como presidente del Consejo de Estado. Además, describe con lujo de detalles su propiedad predilecta:, Cayo Piedra, un islote exclusivo para él, donde a más de su casa tiene otra para sus invitados personales con un acuario para delfines.

Tal vez la acusación más seria de Sánchez en su libro tiene que ver con el supuesto tráfico de drogas. En el libro relata un encuentro a solas de Castro con un alto funcionario cubano que llegó en un momento impensado al despacho del gobernante. El dirigente, maniático de que se grabara todo, le ordenó a Sánchez no grabar la conversación pero según él, aburrido como estaba a la entrada del salón, cometió la indiscreción de activar uno de los micrófonos y escuchar la conversación. En ella, Castro y el funcionario ultimaban algunas operaciones vinculadas con el tráfico de droga.

“Ese fue el momento en el que Fidel dejó de ser mi ídolo”, recuerda. “Pero a partir de ese momento me decidí a encontrar una manera de salir porque no podía entender que estuviera protegiendo a un hombre que había negado públicamente cualquier implicación en el tráfico de drogas”.

El libro trae también muchos detalles de Fidel Castro como hombre de familia. Se lo describe como un empedernido seductor que tuvo varias mujeres y nueve hijos en total. Nunca fue un padre dedicado, a diferencia de su su hermano Raúl que siempre estaba pendiente de su hogar.
Si en el futuro el Fidel Castro revolucionario y consecucuente desaparece, cabe preguntarse sobre el destino de la izquierdad que siempre lo  vio como emblema ideológico.

Reinando Sánchez
El teniente coronel Juan Reinaldo Sánchez es el único miembro de la guardia pretoriana de Fidel Castro que ha huido de Cuba. Tras ser su sombra durante 17 años, pidió la jubilación anticipada como rechazo de los interiores del castrismo. Estuvo dos años en la cárcel, donde, según él,  intentaron 'eliminarlo' suministrándole un fármaco que causaba derrame cerebral. Salió vivo y tras 10 tentativas de huida, abandonó la isla en el 2008, decidido a contar lo que había visto.  De Cuba huyó a México y de ahí a Miami donde vive actualmente.  
Sánchez acompañó a Castro a todos sus desplazamientos mientras trabajó con él.  Estuvo en Quito durante la transmisión del mando de Rodrigo Borja.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta