El autoritarismo, en su hora más feliz

Por primera vez desde la Guerra Fría, el avance de la democracia constitucional y liberal se ha detenido. Los autócratas gozan de buena salud.



Martín Pallares. Editor (I) 09 Agosto 2014

La seducción autoritaria pa­rece estar llegando a su hora más feliz y atacar a la democracia ya no parece ruborizar a algunos líderes.
Durante los últimos días se produjeron dos declaraciones que hacen pensar que las corrientes críticas a la democracia liberal están viviendo uno de sus mejores momentos.

Por un lado en Europa, el primer ministro de Hungría, Víktor Orban, dijo en un discurso que la democracia liberal con su separación de poderes y sus principios de tolerancia representa la “decadencia, el sexo y la violencia”.

Pocos días antes, el Partido Comunista chino emitía un comunicado en el que sostenía que la democracia impide el desarrollo.  “La introducción de valores occidentales y sistemas políticos en estos países en desarrollo no solo ha fracasado en lograr el desarrollo económico, la estabilidad política y el progreso social, sino que ha producido la multiplicación de los partidos políticos, la inestabilidad política y la de­sintegración social”, decía la declaración del 19 de julio.

Para el Primer Ministro húngaro, los sistemas políticos que deben ser imitados son los de Rusia y China. “El tema más popular en el pensamiento de ahora es entender cómo los sistemas que no son occidentales, no liberales, las democracias no liberales y tal vez ni siquiera democracias pueden hacer a sus pueblos exitosos”.

Lo expresado por Orban no pasó desapercibido y  sirvió para que el escritor y periodista indio-estadounidense Fareed Zakaria lanzara su tesis del “ascenso del putinismo”.

En una columna escrita en el Washington Post la semana pasada,  Zakaria recordaba que en 1997 había escrito un artículo en Foreign Affairs, en el que hablaba sobre los avances de lo que llama la “democracia no liberal”, y sostenía que jamás se imaginó que un líder europeo llegaría a utilizar ese concepto como una “credencial honoraria”.

Para Zakaria esta democracia “no liberal” se expresa en gobiernos democráticos, muchas veces populares que usan sus mandatos para erosionar los derechos individuales, la separación de los poderes y la legalidad. Y eso es, según él, la esencia del “putinismo” que, asegura, está en franco ascenso en el mundo.

Los elementos del putinismo son el nacionalismo, la religión, el conservadurismo social, el capitalismo de estado y el ­control del gobierno a la prensa. Estos fundamentos son  de una forma u otra -dice- diferentes y hostiles a los valores occidentales modernos de derechos individuales, tolerancia, cosmopolitanismo e internacionalismo.

Este “putinismo” del que habla Zakaria parece representar lo que otro importante ensayista acaba de publicar en el New York Review of Books, bajo el título ‘¿Están ganando los autoritarios?’ En efecto, el canadiense Michael Ignatieff desarrolla una tesis según la cual el autoritarismo se halla en su mejor momento desde el fin de la Guerra Fría.

El ensayo de Ignatieff arranca con una comparación entre la fascinación que despertaba nen los viajeros de los años 30 los logros materiales de la Italia de Mussolini y la Rusia de Stalin con la admiración que actualmente produce la veloz construcción de un tren bala en la China, obra  que a una democracia le tomaría 40 años.

Ignatieff asegura que por primera vez desde el fin de la Guerra Fría el avance del constitucionalismo democrático en todo el mundo se ha detenido. Cita casos en África como Mali, Costa de Marfil y Zimbabue; y  en Oriente Medio los de Siria y Egipto. Y afirma que en América Latina las élites escuchan encantadas los cantos de sirena que hablan del “crecimiento sin democracia y del progreso sin libertad”. En Europa, desde la Segunda Guerra nunca han estado tan fuertes los nacionalistas que miran en la inmigración la causa de sus males.
La Rusia de Putin aparece como clave en este avance, según Ignatieff, quien sostiene que el reciente encuentro entre el presidente ruso y el dirigente chino Xi Jinping fue mucho más que un simple acuerdo energético. Ese encuentro, graficado en la foto que aparece en esta nota, “anunciaba el surgimiento de una alianza de estados autoritarios con una población combinada de 1,6 mil millones de habitantes en el vasto espacio que va desde la frontera con Polonia hasta el Pacífico, desde el círculo ártico hasta la frontera de Afganistán.

Se equivocan -sostiene el autor- quienes dicen que el nuevo autoritarismo no  tiene una estrategia económica: su meta es una modernización que “asegura los beneficios de la integración global sin sacrificar el control político e ideológico sobre su población”. Su modelo económico es el del estado capitalista que re­gula precios y su sistema legal se rige por las órdenes en lugar de la legalidad.

Su ética rechaza los principios universales de la moral a favor de la tesis que dice que las civilizaciones chinas y rusas tienen la suya propia.

En ese sentido, la persecución a los homosexuales “no es un exceso o un abuso sino un principio intrínseco a su visión que tienen de sí mismos como soldados que combaten al individualismo occidental”.

Bajo la óptica de este ensayista, las visiones estratégicas de Rusia y China pueden nacer de experiencias históricas distintas pero el mensaje que toman de la historia es el mismo. “Ambas sufren la humillación que han recibido de Occidente. Ambas insisten en que su experiencia de revolución y guerra civil necesita de un orden centralizado con puño de hierro”.

Pero para  ciertos analistas, este avance también se debe a las debilidades de los países que tienen democracias constitucionales. Por ejemplo Barry Posen, del MIT, dice que flaco favor le hacen a la democracia en el mundo los excesos de EE.UU. Posen, en su reciente libro, ‘Restraint’, dice  que  el problema de  EE.UU. no son las disfuncionalidades casa adentro sino fuera de ella.
 

En su búsqueda de la quimera de la “hegemonía liberal”,  EE.UU.  ha actuado torpemente en guerras y no han defendido ni promovido  los derechos humanos y la democracia.

“El archipiélago autoritario es arrogante pero frágil: debe controlar todo, o pronto no controlará nada”, agrega Ignatieff en su ensayo, en el que deja escapar cierto tono optimista porque, dice, el descontento termina por crear democracia porque solo ella puede asimilarlo.

¿Van ganando los autócratas?

En la edición de julio de la prestigiosa revista The New York Review of Books, el ensayista canadiense Michael Ignatieff desarrolla su tesis de que actualmente las autocracias gozan de una fortaleza y vigor que no habían tenido desde el fin de la Guerra Fría.  Ignatieff compara la fascinación autoritaria moderna con la admiración que en los años 30 despertaba a los viajeros la Italia de Mussolini y la Rusia de Stalin.

Ignatieff  fue el líder del Partido Liberal de Canadá y de la Oposición Oficial desde 2008 hasta 2011. Conocido por su obra como historiador, este escritor ha ocupado puestos académicos en la Universidad de Cambridge, Oxford y Harvard.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta