Dolarización, estabilidad sin reformas

En los 15 años de dolarización el país ha crecido de forma sostenida, incluso por más tiempo que durante el boom petrolero de los años 70.



César Augusto Sosa. Editor (I) 10 Enero 2015

La dolarización acaba de cumplir 15 años y no hubo ninguna fiesta, tal vez porque la niña que nació en el 2000 fue producto de una violación. 

Una parte de la sociedad ecuatoriana hubiese preferido que la dolarización no naciera y se aplicara un aborto antes del 9 de enero del 2000, cuando  se firmó su partida de nacimiento.

Sus primeros cumpleaños  se convirtieron en una fecha de luto, ya que recuerda a una sociedad que permitió la muerte violenta del sucre, una moneda que vivió algo más de un siglo.

Pese a su origen trágico, la dolarización ha logrado ganarse la aceptación del 85% de los ecuatorianos, básicamente porque le devolvió a la sociedad uno de los bienes más preciados: la estabilidad económica, que ha contribuido para lograr una estabilidad política, en un país que cambiaba presidentes cada dos años, en promedio.

Lo que no ha logrado, sin embargo, es presionar para que las reformas estructurales que requiere el país se lleven a cabo y el crecimiento sea sostenible a lo largo del tiempo. Si la dolarización no ayuda a lograr esos cambios, a lo mejor sea parte del problema y no la solución, dice Bernardo Acosta en su libro ‘Dolarización a medias’.

Pero pocos se atreven a negar la inyección de tranquilidad que introdujo la dolarización, que  rompió con la espiral de alta inflación y devaluaciones que caracterizó a la segunda mitad de la década de los 90.

Fue una medida de ‘shock’ económico que no tardó mucho en dar  los primeros resultados. Desde el año 2000 el crecimiento económico del Ecuador ha sido sostenido hasta la fecha, convirtiendo a los últimos 15 años en el período de más largo dinamismo en cuatro décadas. Ni siquiera el boom petrolero de los años 70 duró tanto, dice Luis Espinosa, profesor de la Universidad San Francisco de Quito.

Los textos de historia económica del país dan cuenta de períodos estables y con crecimiento durante el boom cacaotero o bananero, pero es algo que solo se puede leer en textos y que en el mejor de los casos solo lo recuerdan las personas de la tercera edad.

La generación actual, que está terminando el colegio o empezando la universidad solo conocen de la bonanza y no saben que una crisis también es posible teniendo dólares.

De alguna manera, los 15 años de dolarización han blindado a cuatro presidentes de la República, permitiéndoles mostrar resultados positivos de su gestión, dejándoles cosechar los beneficios de contar con una moneda que no se devalúa, pero que tampoco puede alertar a la sociedad sobre las falencias del manejo económico que puede realizar la autoridad.

Hasta ahora el contexto internacional ha sido favorable, aunque hay que reconocer que la dolarización empezó a mostrar sus beneficios antes de que empiece la bonanza.

Si bien en los últimos ocho años se ha registrado un segundo ‘boom’ petrolero que permitió un crecimiento económico del 4% anual, con reducción de pobreza y desempleo, en los primeros siete años de la dolarización también se lograron resultados similares, con precios del petróleo de USD 31, tres veces menores a los registrados desde el 2007.

Buena parte de la explicación está en los cambios que introdujo la dolarización en el aparato productivo del país, empezando por la eliminación de la especulación financiera, que se convirtió en deporte nacional a finales de los años 90, cuando los sucres que salían del Banco Central se cambiaban inmediatamente por dólares.

Con la dolarización se eliminó de la cabeza de los ecuatorianos la mentalidad de ganar especulando. Y se tomó mayor conciencia de que la única forma de generar utilidades es con base en mayor inversión, producción e innovación.

Los gerentes financieros perdieron el protagonismo en las empresas y fueron superados por los jefes de producción.

15 años de dolarización
15 años de dolarización
La crisis financiera de 1999 se tradujo en la quiebra de la mitad del sistema financiero. El depositante fue afectado.

La dolarización amplió el mercado nacional para las empresas, que pudieron vender a largo plazo, otorgando créditos a menores tasas de interés.

La inversión en el país creció 12% el primer año de dolarización y el segundo año se disparó al 23%, según datos del Banco Central del Ecuador.

No fue el efecto rebote que suele presentarse cuando un país toca fondo y la única opción es crecer. En el período 2000-2013, la inversión pública y privada ha crecido a una tasa del 10% anual, que es bastante, aunque no suficiente.

Si bien la inversión ha fluido, la estructura productiva del país no ha cambiado mayor cosa durante 15 años. A un sistema monetario rígido como es la dolarización se han venido añadiendo nuevas rigideces en los mercados financiero y laboral, a lo cual habría que sumar una escasa diversificación de las exportaciones nacionales, que todavía no cuentan con mercado seguros que permitan seguir invirtiendo.

Esas reformas estructurales continúan en la carpeta de las autoridades, que han desaprovechado los 15 años de estabilidad generados por la dolarización, jústamente para cambiar la matriz productiva.

Paradójicamente, la dolarización, que generó un período de estabilidad para llevar a cambio las reformas estructurales, también ha servido para ocultar los problemas y retardar la toma de decisiones.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta