El morbo es la exteriorización del yo

¿Alguien mejor para pensar el morbo que el editor de un diario sensacionalista? Difícil. Juan Manuel Yépez, editor de Extra, se puso en la tarea, una rara mañana fresca en un Guayaquil que por estos días hierve.



iguzman@elcomercio.com   Ivonne Guzmán. Editora (O) 10 Enero 2015

Con desenfado y simpatía, Juan Manuel Yépez se explaya, se indigna o se emociona cuando le empieza a echar cabeza a eso que él entiende como algo natural y que forma parte de su trabajo (editor general de diario Extra) y que muchos otros se lo lanzan a la cara como  algo de lo que debería sentirse avergonzado: el morbo.

El tema se volvió obligatorio en una semana en que la desgracia se ha cernido sobre Ecuador (por la muerte de Sharon) y sobre el mundo (la masacre de Charlie Hebdo,en Francia). Nadie ha podido (ni querido) perderse ningún detalle –por espeluznante que este pueda resultar– en ambos casos. Y eso, señores, es morbo en su estado más puro.

Sentado en su pequeña y atiborrada oficina, a la que llega todos los días cerca de las 08:00 y abandona muy tarde en la noche; enfundado en un terno negro, que no hace juego ni con el calor de Guayaquil ni con el hueco en la oreja que delata que alguna vez lució un arete (luego aclara que fueron tres), Juan Manuel Yépez se permite un paréntesis en su ajetreada rutina para concluir que no hay nada malo en ser morboso.

¿Nadie se salva del morbo?
Nadie.

¿Así de categórico?
Los curas son morbosos.

¿Tú eres morboso?
Claro. El morbo es una condición inherente al ser humano. Una persona que niegue esa capacidad de sentir morbo no es humana. Yo puedo tener una visión morbosa de las cosas y ese es mi problema. Y tiene que ver con mi bagaje cultural, mi manera de pensar, mis hábitos. El morbo pertenece al fuero interno de las personas y se lo quiere involucrar en el campo del Derecho. ¡Cómo te pueden sancionar por ser morboso!

Defiende en una frase nuestra capacidad/necesidad de morbo.
Es tener imaginación y capacidad de generar pasiones.

¿Se puede sacar algo bueno del morbo?
Por supuesto, si no fuera así estuviéramos muertos. El morbo nos da la capacidad de crear, de sentir, de vibrar. Y somos tan pacatos y tan hipócritas como para renegar públicamente de nuestras historias… Nos damos golpes de pecho, pero llegamos a la casa y nos desnudamos. Y somos como somos, es decir, lo que hacía Sharon.

¿Qué?
Sharon era un personaje, no era nada más que eso. Era una excelente marquetera. Ella tenía el pelo pintado de rubio, pestañas hermosas y una serie de accesorios que se sacaba al llegar a la casa; se comía las uñas cuando se sacaba las uñas postizas. Era una mujer normal, con sus miedos, con sus problemas íntimos, de hogar, que ahora se hicieron públicos.

¿Qué aspecto de la muerte de Sharon es lo que más morbo nos produce?
La sombra del crimen, a ella “la mataron”. Sí, la atropellaron, “pero la empujaron”. Ese fantasma de que pudieron haberla asesinado alborota el morbo. Porque si ella salía de la playa, venía un carro y la atropellaba, solo sería: “Qué pena, se murió Sharon”, y se acabó.

¿Es legítimo lucrar con el morbo de la gente?
Lo que yo hago es un trabajo lícito, ético. No vulnero los derechos de nadie. Cuento lo que ocurre en el país, lo sustento, lo fundamento, lo contrasto y así me gano la vida. Ese es mi negocio: vender periódicos.

¿Cómo sería un mundo que no sintiese atracción por lo ‘malsano’?
Sería demasiado aburrido. Si yo me moriría y me iría al cielo, creo que me aburriría tanto. En cambio, si me fuera al infierno pasaría bacansísimo. Ahí están los tipos más hijueputas del mundo: Nietzsche, Tolstói, Simón Bolívar… que en su tiempo fueron unos desadaptados. 

¿Por qué se asocia al morbo con lo malsano?
Porque no entendemos. ¿Está mal ser morboso? No. ¿Las mujeres sienten morbo por los hombres?

Claro. Pero ¿por qué se asocia mucho el morbo al comportamiento masculino?
Porque vivimos en una sociedad machista e hipócrita. O sea, la mujer es idealizada de tal manera…

Que es anulada.
Sí, anulada. Y no tiene derecho a ser morbosa y fijarse en los paquetes o las nalgas de los hombres. O sea que está negada a desear a un hombre. Nuestra visión machista la anula. El Superintendente de Comunicación, en su visión machista de la vida, me mandó a preguntar si yo permitiría que mi madre, mi hermana o mis hijas salieran en una foto en el Lunes Sexi. O sea, ¿yo soy un gamonal, el dueño de la vida de ellas, mi casa es una hacienda y yo decido?

¿Qué prende más el morbo en la sociedad ecuatoriana?
El sexo. Y la muerte. Por ejemplo, el museo de Orsay (París) tiene una vagina como entrada, para representar el origen de la vida. Pero otro tipo puede pensar: “Qué placer, me voy a meter por la vagina de una mujer” o yo qué sé. ¿Tú puedes prohibirle que piense eso?

No.
No le puedes meter un palazo porque está pensando en algo que le causa satisfacción sexual. Y a otro tampoco le puedes decir que está bien que piense en el origen de la vida, porque eso sería uniformar el pensamiento. Cuando intentas uniformar las cosas según tu criterio, estás perdido. Y veamos que tal vez no hay religión más morbosa que la cristiana, que adora a un tipo que está martillado, agredido, ensangrentado, agujereado. Qué tal si yo tomo una foto a un tipo igualito y la publico en la primera página. ¿Qué me hacen?

Te vas preso.
Me voy preso, pero eso está en todas las iglesias del país, del mundo, ¿cierto? Porque no hemos evolucionado nada, y ahora menos con un régimen que te castiga con un artículo ridículo que dice: “Evitar el tratamiento morboso”. Entonces yo voy a la Supercom y digo: “Sabe qué, evité lo más que pude el tratamiento morboso, pero no pude…” (sonríe).

¿En qué pensaban las personas que redactaron un artículo contra el morbo?
Yo ahí, más bien, te pregunto: ¿Pensarían?

¿Quién es la persona más morbosa que has conocido?
Yo (carcajadas). No pues,  (Charles) Bukowsky, que era un maestro del morbo.

¿El morbo es un escape catártico de las pulsiones?
Sí, es una salida. Tú eres consecuencia de las buenas maneras. ¿Qué es lo socialmente correcto y aceptado? Que no seas tú mismo, que te amoldes para no ser sancionado.

Entonces, ¿el morbo nos deja ser nosotros mismos?
Exacto; es como llegar a la casa y desnudarse. El morbo es la exteriorización de tu yo. Es un concepto un poco freudiano: eres tú mismo cuando disfrutas de tus placeres. Pero el ser humano tiene miedo de quedar en evidencia, porque se avergüenza de su verdadero yo.

Se supone que Plutarco dijo que el morbo es la desobediencia de la razón, ¿lo es?
Lo es, si entiendes por razón a esta imposición social, esta necesidad que tienes de mentirte a ti mismo y de mimetizarte.

¿Qué te parece más insultante, que te digan morboso o mojigato?
Mojigato. Terrible que me digan mojigato, porque querría decir que soy un tipo oscuro, hipócrita, peligroso.

Y que te digan morboso, ¿te ofende?
No, porque es verdad.

 

Juan Manuel Yépez                                                                                                                                                                        Nació en Quito en 1977. Vive en Guayaquil desde hace 14 años; allí, en la  la Universidad de Guayaquil sacó su licenciatura en Comunicación Social (que inició en la Universidad Central en Quito). También tiene un diplomado en Marketing por el Tecnológico de Monterrey. Ha sido más que nada periodista político. Es editor general de diario Extra (el de mayor circulación del país) desde el 2012.

 

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta