‘La gestión del salvajismo’ en Garissa

Tras la masacre de 148 jóvenes en Kenia está la necesidad de un grupo de milicianos de ­llamar la atención del Estado Islámico. La crueldad puede ser eso: simbolismo.



Martín Pallares. Editor 11 Abril 2015

Cuando vio ingresar a un pelotón de yihadistas deAl Shabab a los dormitorios universitarios y a las aulas, una de las chicas que estaban ahí tomó su teléfono celular y llamó a sus padres. Les pidió que rezaran por ella y por sus compañeros. Colgó. Pocos minutos más tarde, sus papás recibieron una nueva llamada desde el número de su hija. No era ella, era uno de los yihadistas, para contarles que su hija ya había sido ejecutada.

Esta escena de aterradora crueldad narrada por el diario Star de Kenia es apenas una de las tantas que sucedieron aquel jueves 2 de abril, cuando militantes de Al Shabab ingresaron a la Universidad de Garissa y asesinaron a 148 alumnos, casi todos cristianos.  

Con frialdad y aplomo, separaron en grupos distintos a musulmanes y a cristianos, y fueron ajusticiando a los segundos. Si algún cristiano decía que era musulmán, los milicianos le exigían que recitara los versos del Corán. Cuando veían que no los sabía, lo ajusticiaban, en  muchas ocasiones degollándolos.

¿Cómo explicar tanta maldad? ¿Desde qué perspectiva un ser humano puede entender cómo otro ser humano es capaz de cometer actos
de crueldad tan grandes? Tan inhumanos.

Los expertos en este grupo de origen somalí, que se ha instalado derrotado y golpeado en la frontera entre Somalia y Kenia, sostienen que estas expresiones de brutalidad y salvajismo están destinadas, básicamente, a llamar la atención. Sí, para llamar la atención de los también brutales yihadistas del Estado Islámico, que se ha convertido en el centro de la atención mundial y en un imán para el reclutamiento de radicales de todo el mundo que están dispuestos a dar su vida en la lucha contra Occidente.

Bronwyin Bruton, directora del Africa Center del Atlantic Counsil, que se ha dedicado a estudiar durante los últimos años el fenómeno de Al Shabab, sostiene que el ataque a la universidad marca un viraje en la forma de actuar de este grupo, que ha sido asociado a Al Qaeda, otro movimiento terrorista que por lo general ataca únicamente  a objetivos occidentales.

Para Bruton, Al Shabab está tratando de llamar la atención del Estado Islámico y también del grupo nigeriano Boko Haram, a juzgar por el hecho de que atacaron un lugar donde se imparte educación occidental. “Este es un tipo de acción que dice somos enemigos de la gente y estamos involucrados en tácticas que son tan brutales, no queremos credibilidad política, solo queremos inspirar terror. Lo que le está diciendo al Estado Islámico es: ¡Hey, no se olviden de nosotros! ¡Estamos aquí¡”, asegura Bruton en un estudio publicado por el Atlantic Council.

Otro experto, Joshua Meservey, en un artículo publicado en la revista Foreign Affairs, sostiene que el ataque tenía un objetivo simbólico que se resume más o menos así: miren, somos terror puro, nos parecemos a Boko Haram, que ahora son sus aliados. Tómennos en cuenta.

Altar
Altar
Estudiantes de ­Garissa y parientes de los muertos levantan un altar en homenaje a sus seres queridos. AFP
 

Para Meservey, Al Shabab necesita desesperadamente lanzar un mensaje cargado de horrendo simbolismo, porque luego de haber sido
en los años 90 uno de los grupos terroristas más poderosos del mundo, ahora se encuentra debilitado y acorralado.

Para llamar la atención del Estado Islámico, cuyos actos de barbarie tienen aterrorizados a Iraq y a Siria principalmente, hay que adoptar su lenguaje y sus códigos, sostienen los expertos. Y aquí es donde entran en escena el concepto de salvajismo y brutalidad como herramientas simbólicas para conseguir el poder, y un libro recientemente descubierto por los occidentales titulado ‘La gestión del salvajismo’.

No fue hace mucho, a finales del 2014, que un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard se puso en la tarea de traducir un pecu­liar libro en arábe que circulaba en Internet y que fue escrito por Abu Bakr Naji, uno de los ideólogos de Al Qaeda. Los investigadores lo  tradujeron como ‘Management of Savagery’ o  ‘Gestión del salvajismo’, en español. Ahí se establecen las líneas prácticas que deben seguir
los yihadistas y, sobre todo,  el concepto que está tras el ejercicio de tan atroz salvajismo.

Según sostiene el escritor Hussein Ibish en un artículo publicado hace poco en The New York Times, la “gestión del salvajismo se refiere al hiato que ocurre entre el ocaso de un poder y la consolidación de otro. En ese paréntesis es necesario polarizar a la gente a través de la más brutal de las crueldades porque así el territorio en disputa va a temer a los nuevos dueños del poder”.

Naji dice en su libro que “por polarización me refiero a arrastrar a las masas a la batalla de tal forma de todos se dividan. Entonces,  en un grupo van a estar los que están con la verdad, otros se irán con la mentira y un tercer grupo se mantendrá neutral, a la espera del resultado final de la batalla para sumarse el vencedor. Nosotros debemos atraer la simpatía de este último grupo, y hacerlo esperar la victoria de la gente de fe, especialmente desde que este grupo tiene un rol decisivo en las última fases de la batalla”. En otro pasaje de su libro afirma que “debemos hacer esta batalla muy violenta, de tal forma que la muerte resulte un ­latido lejano y así los dos grupos acepten que entrando a la batalla lo más probable es que vayan a la muerte. Ese será un poderoso motivo para que el individuo escoja pelear entre la gente de la verdad para así morir bien, lo cual es mucho mejor que morir por la mentira y perder este mundo y el próximo”.

En resumen, dice Hussein Ibish “los degollamientos y otras formas de violencia no son simples expresiones de fanatismo demente, pero sí una estrategia deliberada”. La estrategia militar del Estado Islámico en Iraq, así como el de Al Shabab, que trata de parecérsele para que lo tomen en cuenta,  no es -aparentemente- una aventura populista, sino más bien una planificación  militar muy bien pensada.

Hey, aquí estamos, es lo que dijeron los ­asesinos de la Universidad de Garissa.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta