Grecia es un invento europeo

Fue en ­Europa donde los grecohablantes forjaron la idea del helenismo como referencia nacional. La historia de los defaults es muy larga.



Martín Pallares. Editor (O) 11 Julio 2015

Que Grecia es la cuna de la civilización europea es un lugar común que se ha repetido durante la actual crisis de la deuda griega. Una Unión Europea sin Grecia es un contrasentido histórico, se dice.

“Europa debe salvar a Grecia. Las consecuencias de que permanezca en la eurozona serán malas, pero las de que se vaya serían aún peores. No solo económicas, sino humanas, geopolíticas e históricas. Europa no volvería a ser la misma”, dijo hace poco el gran historiador inglés Timothy Garton Ash.

El problema, sin embargo, es que la discusión sobre si Grecia está en Europa o no, está viva desde el siglo XIX y no ha ­parado hasta ahora.

La respuesta parece obvia: el país está en el continente y es parte de la Unión Europea, al menos por ahora.

Si se examinan antiguos mapas de Europa, sin embargo,  la península Balcánica incluida, se verá que todo aquel territorio donde ahora está Grecia aparece como Turquía. Eso se debe a que no había un país independiente como Grecia desde la conquista de esa zona desde tiempos del Imperio Romano hasta 1820.

Los otomanos que hablaban griego se identificaron siempre más con la religión y la iglesia Ortodoxa que con la identidad nacional, y se pensaron más a sí mismos como romanos que como helénicos, según Molly Greene, una profesora de historia y estudios helénicos de la Universidad de Princeton.

“En realidad, su referencia cultural no era la polvorienta  Atenas sino la cosmopolita Constantinopla, ahora Estambul”, sostiene Greene en la ­revista The Atlantic.

Yanis Varoufakis
Yanis Varoufakis
saliente ministro griego de Finan­zas, abraza a Euclides Tsakalotos, su reemplazo

Pero al norte y al oeste, pensadores europeos estaban fascinados con el clasicismo y empezaron a venerar la Grecia antigua y desarrollaron un nuevo concepto de “lo nacional”.  Los griegos que viajaban o vivían en Europa empezaron a absorber estas ideas, según Greene.

El filohelenismo europeo ayudó a  gestar la independencia de Grecia, que terminó en la revolución de 1820, en la que el país se liberó del domino otomano. Algunos europeos, entre ellos el poeta inglés Lord Byron, fueron a pelear por la causa.

La comunidad internacional reconoció a Grecia como país independiente en 1832 y desde ahí se implantó exitosamente al helenismo como el mito fundacional de la nueva nación, reorientando a los griego parlantes hacia una identidad nacional centrada en la gloria de la antigüedad.

Y ahí comenzaron los problemas.  Según Greene, los europeos se obstinaban por ver en los griegos a europeos, y la verdad es que se sentían decepcionados porque lo que veían en ellos era a seres distintos. Como el caos era absoluto al inicio del país, las potencias occidentales se reunieron en Londres e instalaron como rey a Otto, un príncipe bávaro.

“Siempre hubo una relación dual con Europa. Las potencias fueron instrumentales a la hora de asegurar la independencia de Grecia del Imperio Otomano y, al mismo tiempo, siempre dejaron en claro que Grecia no sería nunca un país europeo”, dice Greene.

La historia del fracaso de Grecia para pagar sus deudas a Europa ha estado entrañablemente atada a su complicada relación con el continente. El patrón es mucho más complejo que la incapacidad de Grecia para pagar sus deudas. Es un repetido círculo vicioso de un torpe prestar dinero de los europeos y el eterno mal manejo económico de los griegos. Esto, desde hace 200 años.

La primera vez que los ­griegos no pagaron su deuda fue en la guerra de independencia, por la insolvencia de los revolucionarios. Las ­potencias extendieron más préstamos en 1832, cuando el rey Otto se hizo cargo del poder. En 1843 Grecia entró en ‘default’ otra vez.

Durante la guerra de Crimea, en 1850, los griegos buscaron un pacto con Rusia, ­pensando en una alianza más estable que la que tenían con Inglaterra y con Francia, en lo que aparece como un episodio parecido al actual.

A finales de 1879, Grecia pagó su deuda y así tuvo otra vez acceso a los mercados finan­cieros. No tardó mucho en sobreendeudarse y cayó en ‘default’ otra vez en 1893. En respuesta (y esto suena familiar) los acreedores formaron un Comité Internacional para el manejo de la deuda griega, para obligar a Grecia a pagar lo que debía. El siguiente ‘default’ sería en 1932.

Según el artículo de The Atlantic, los griegos siempre encontraron en su pasado otomano la explicación de todos sus defectos, incluidos su incapacidad de pagar impuestos. Esta “culpa” otomana también ha servido a los europeos para colocar a los griegos en la periferia de Europa, como si su pasado islámico debilitara sus aspiraciones de ser parte
de Europa.

“La gente que votó ‘sí’ en el referendo está muy involucrada con la idea de quedarse en Europa, porque piensan que a pesar de su pasado islámico finalmente fueron aceptados en el club europeo y debemos quedarnos en él”, sostiene Greene.

Pero más del 60% expresaron en el ‘no’ el mismo resentimiento hacia Occidente que tuvieron sus ancestros. “Para la gente que votó ‘no’,  fue -una vez más- “hemos sido desplazados por los otros países europeos aunque no somos parte de Europa”, agregó Greene.
Precisamente hoy, las potencias europeas, una vez más, decidirán sobre la europeidad de Grecia.

¿Es entonces la Grecia europea un invento de Europa?  Puede  que sí, pero también parece que Europa es un problema profundamente griego.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta