Un mundo sin arte sería invivible, injusto

Ileana Viteri está preparando el octavo aniversario de la galería de arte que dirige; en medio de ese ajetreo y el de las clases que da en la USFQ, se da un tiempo para hablar del amor de su vida: el arte.



iguzman@elcomercio.com   Ivonne Guzmán. Editora (O) 12 Septiembre 2015

Entrevistar a Ileana Viteri es facilísimo (sabe tanto, se expresa tan bien, es tan interesante lo que dice) y dificilísimo a la vez (porque sabe tanto que da pena interrumpirla con preguntas). Sobre todo cuando el tema es el arte, que es al mismo tiempo su territorio y su savia.

¿Por qué importa el arte?

Porque te permite encontrarte con lo innombrable, lo invisible, lo inaudible. Porque es la forma más extraordinaria de volver concreto aquello que intuimos o percibimos de una manera tremendamente abstracta.

¿El arte nos hace humanos?

Sí. Es el mecanismo más primigenio a partir del cual el hombre vuelve evidente la conciencia sobre sí mismo. Y en esa medida te muestra una imagen de lo que efectivamente eres.

¿Qué nos enseña el arte que no podamos aprender por otra vía?

Difícil… lo que sí es verdad es que cuando te pones en contacto con esa dimensión de lo invisible te afinas como ser humano. Te vuelves más consciente de ti mismo, de tus capacidades y tiene un impacto en el alma porque te hace salir de lo meramente pragmático, de lo meramente material y llegar a una dimensión distinta.

¿Por qué es tan difícil desvincular al arte de la locura?

Mira, el arte está marcado por la obsesión, no creo que haya ningún artista que no sea obsesivo. Si hay algo dentro de la psiquis humana que marca la creación artística es el elemento obsesivo. Y no solo la artística, porque un científico también es obsesivo. La obsesión es fundamental para la creación. Es más, desde el punto de vista de la neurociencia es uno de los factores que más se identifican hoy en día con una especie de patrón subyacente a la creación.

Y a veces se puede pasar a  la locura, ¿no?

Puede haber una tendencia a que aquellos que crean, de alguna manera no comparten ciertos parámetros, que se consideran normales, con los demás. Hay un elemento creativo que está profundamente asociado a lo que conocemos hoy día como bipolaridad, que te vuelve a ratos profundamente sensible y vulnerable y te dota de una sensibilidad particular. Esos estados de hipersensibilidad parecería que son una constante en el temperamento artístico.

Hay otra asociación que se hace por descontado: arte y belleza, ¿no es un cliché?

No, de ninguna manera. Lo que pasa es que la belleza ha sido una categoría estética, pero es solo una de entre todas las categorías estéticas; el erotismo es otra. Por otro lado, se ha asumido que una obra para que sea considerada obra de arte o buena tiene que ser bella y la belleza además asimilada a la belleza de la naturaleza, por ejemplo. Pero eso no quiere decir que de algún modo lo bello no esté latente en el fondo detrás de la creación artística. Y ahí hay que entender qué es esto de lo bello.

Hay muchas obras de arte contemporáneo que poco tienen que ver con el concepto tradicional de belleza.

Exactamente, pero tienen que ver con la belleza en la medida que la rechazan. En el trasfondo de una obra de arte estamos abordando, incluso por rechazo, la noción de belleza. Hay ese texto fantástico de Arthur Danto que se llama ‘El abuso de la belleza’, donde se explica que hay un momento en que el arte abusa de la belleza y en ese abuso genera una reacción contraria que es necesaria. Se necesita romper con todo aquello para volver a encontrar el sentido del arte.

¿Son estas rupturas y nuevos códigos los que hacen que el arte contemporáneo sea tan poco digerible para el gran público?

Sí. Hay un arte que es no objetual. Y el arte siempre estuvo concretado en el objeto. De pronto aparece el arte contemporáneo y está el happening, la performance y el arte deja de ser objetual; esa es una de las primeras rupturas y produce una confusión enorme. ¿Cuál es la diferencia entre teatro y performance? ¿Por qué happening y performance están asociados a lo visual y no a lo escénico? ¿Verdad? Para diferenciar tengo que entrar en sutilezas conceptuales enormes.

¿Es la falta de comprensión la que produce el rechazo?

No es falta de comprensión, es falta de evidencia. Eso lo expuso muy bien Marcel Duchamp cuando planteó sus obras conceptuales y hablaba de un arte visual no retiniano, un arte que apela a la mente.

Picasso decía que lo difícil es seguir siendo artista cuando uno crece, ¿qué tienen que ver el arte y la puerilidad?

Depende de dónde vienes. Hoy día para los artistas conceptuales queda muy poco de aquello. Un artista conceptual  tiene que pensar tanto y la obra a veces termina siendo tan mínima que a veces tiende a desaparecer. No sé hasta qué punto el niño está ahí porque son obras de una sofisticación impresionante y una elaboración enorme a las que difícilmente podría llegar un niño.

¿De qué no pueden prescindir ni el arte ni el artista?

Bueno, de la conciencia. La mayor parte de gente piensa que el arte es un producto de la emoción y que todo pasa por el sentimiento, por lo tanto todo es subjetivo y todo es válido. Es la cosa más ridícula que existe. Un arte sin conciencia no existe. El arte sí hace uso de las emociones, sí hace uso de los sentimientos, de la sensibilidad, pero no es su objetivo. Su objetivo desde siempre ha sido despertar la conciencia.

Imagina un mundo sin arte.

Prefiero que tú te imagines un mundo donde básicamente no tengas la experiencia de lo trascendente. Incluso te puedo decir la experiencia de lo bello. Sería un mundo invivible, terriblemente injusto, un mundo donde no podríamos vivir los unos con los otros, un mundo donde no nos podríamos afinar jamás.

¿Qué le quitarías o cambiarías al arte?

Al verdadero arte yo creo que nada.

Ileana Viteri

Quito, 1961. Tiene una vocación especial por el estudio; dos pregrados: Arte y Filosofía, y Arquitectura; una maestría: Pedagogía. Y entre sus planes siempre ha estado un doctorado. Es profesora de Apreciación del Arte y Dibujo Artístico en la Universidad San Francisco (USFQ) y dueña de Ileana Viteri Galería, que lleva funcionando ocho años y es un punto clave para el arte en Quito.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta