En Macao, la ruleta mueve la vida y la economía

El juego en los casinos es la base de la economía de esta pequeña ciudad china, que vivió más de cuatro siglos bajo la bandera de Portugal



Esteban Ávila. (I) 14 Marzo 2015

El casino del hotel Grand Lisboa de Macao hierve en actividad durante las 24 horas de cada día del año. Los crupieres, sin importar que sea la madrugada, barajan cara a cara con ansiosos jugadores de póquer y las palancas de los tragamonedas bajan frenéticas. Los que ganan, los que pierden y los curiosos forman un grupo homogéneo que se reparte en los ocho pisos que el hotel dedica al juego.

El Grand Lisboa, uno de los 40 casinos que existen en este ex enclave portugués en el Asia oriental, no está dentro de los más lujosos y modernos. Sin embargo, su lugar en el paisaje lo convirtió en punto de referencia dentro de la ciudad. Es un edificio de 58 pisos, revestido de un dorado refulgente. Su forma de flor de loto, que se erige desde una estructura esférica, termina siendo sobrecogedora para el visitante.

La magnitud de esta construcción de 261 metros de altura, que aparte del casino alberga 430 habitaciones, un spa, nueve restaurantes y otras instalaciones, grafica el impacto que tiene la industria de los juegos en este puerto situado entre la China y Hong Kong.

Las cifras son elocuentes. La actividad de los casinos produjo en Macao, al cierre del 2014, USD 44 100 millones. Para una comparación, los ingresos petroleros que el Ecuador proyectó para este año llegan a USD 3 087 millones.

Hay quienes le ponen nombre y apellido a esta ebullición económica: Stanley Ho. Originario de Hong Kong, Ho cruzó la orilla y huyó a Macao tras la ocupación japonesa que su lar nativo sufrió durante la Segunda Guerra Mundial, en 1942.

El Gobierno colonial portugués todavía ejercía su poder en este puerto en 1962 cuando se licitó la exclusividad para instalar casinos y Ho se lanzó a obtenerla. Para ello, formó una compañía, la Sociedad de Turismo y Diversión de Macao, la SDTM.

El monopolio de la SDTM duró hasta el 2001, dos años después de que el puerto salió de un dominio lusitano de 442 años y pasó a ser una región administrativa especial de China, gobernada bajo el principio de “un país, dos sistemas”, que permite que tanto Macao como Hong Kong puedan gozar de sus propios lineamientos económicos, diametralmente opuestos al comunismo que gobierna a  la metrópoli.

La liberalización del sector permitió la entrada de nuevos actores. Y los casinos empezaron a aparecer como hongos, a la par que un ambicioso proyecto de tierras ganadas al mar permitía acercar la península de Macao con las islas de Coloane y Taipa.  Estas otrora caletas de pescadores hoy ven el florecimiento de proyectos hoteleros e inmobiliarios.

Precisamente, en esta zona se encuentra The Venetian. Recorrer las instalaciones de este complejo, que tiene un homónimo en Las Vegas (EE.UU.), es interminable. Cuenta con 40 pisos, 3 000 habitaciones, un centro comercial de 149 000 metros cuadrados, un coliseo para
15 000 personas (donde cantaron los Rolling Stones y peleó Manny Pacquiao) y 4 200 estaciones para juegos de azar. Es una de las 10 edificaciones más grandes del mundo.

El lazo entre Las Vegas y Macao es inevitable, ambas emergieron gracias al impacto económico del juego. Pero la ciudad norteamericana tiene ingresos cinco veces menores que su par asiática. La desmonopolización de la actividad y el crecimiento de la economía china ayudaron a que la diferencia se vaya marcando.

Cada sábado, miles de chinos cruzan Portas do Cerco, el puesto fronterizo que separa Macao de Zhuhai, gris y tristona ciudad de la provincia de Cantón. Una vez que se pasa el punto de control, la realidad cambia. Los chinos tienen a la mano máquinas dispensadoras de teléfonos celulares y tabletas, Internet libre y buses gratuitos listos para llevarlos al casino que ellos quieran.

Algo similar pasa con los hongkoneses. El terminal fluvial de Porto Exterior recibe a la mayoría de lanchas que hacen una hora de viaje desde la antigua colonia inglesa. Con las alforjas llenas de dólares, consumen y la pasan bien a mejores precios que en su orilla.

Durante los fines de semana, las calles se vuelven intransitables, en especial las más estrechas e inequívocamente europeas, que la Unesco declaró patrimonio de la humanidad. Las plazas, sobre todo el Largo do Senado, podrían estar tranquilamente en Sao Paulo, Salvador de Bahía o Lisboa. Las aceras de piedra blanca y negra y las sillas de cuero repujado de las iglesias son algunas de las expresiones más persistentes del legado portugués.

Los locales de Koi Kei, pastelería que empezó en una carretilla en la calle y que a base de hornear galletas de almendra de indescriptible sabor se volvió emblema macaense, están repletos y serpentean por la calzada de Sao Paulo hasta las ruinas de la iglesia de la Madre de Dios.

Del templo solamente queda la fachada. Un incendio, en 1835, lo destruyó junto a otras edificaciones. Sin embargo, pasó a la inmortalidad como postal de Macao. Adorna el reverso de las monedas de cinco patacas. Los portugueses también legaron el nombre de la unidad monetaria que todavía circula, emitida por dos bancos privados.

Lejos del oropel algo chocante de las casas de juego (alguna, incluso, tiene lingotes de oro verdadero en las baldosas de su vestíbulo), hay una población de 550 000 habitantes que lucha por un espacio dentro de los 29 kilómetros cuadrados de extensión que tiene la ciudad, 12 veces más pequeña que Quito. El 95% de los habitantes son chinos y los restantes mestizos o portugueses, que aún mantienen vivas sus instituciones (el Liceu, el club Benfica, las casas de fado), idioma, costumbres y una comida que se mixturó bien con la nativa.

Dentro de los problemas, el principal es el precio elevado de las viviendas. La falta de espacio deriva en una densidad poblacional de más de 17 000 habitantes por kilómetro cuadrado, la más alta del mundo. Las motos, que cual plaga bíblica se lanzan a las calles con nombres como avenida da Amizade, estrada do Repouso o rua da Felicidade, caotizan el tráfico. El sistema de buses no es el mejor y el metro recién está en construcción.

Estos detalles no impiden que la adrenalina fluya en el casino, en el hipódromo. También en el canódromo, donde los perros corren ante vociferantes apostadores. A esta hora, en las salas vip del Grand Lisboa, el Wynn, el Sands o el Venetian está en juego alguna fortuna familiar. De una buena mano de póquer dependen el éxito o la derrota, la bonanza o el fracaso. Sensaciones tan múltiples como las que ofrece Macao.

* Periodista y bloguero

Herencia portuguesa
Herencia portuguesa
La zona céntrica de Macao tiene edificaciones que son parte de la herencia portuguesa con que se quedaron tras la Colonia.

 

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta