Singapur, entre el rigor y la opulencia

Políticamente estable, con índices insignificantes de inseguridad, esta ciudad-estado se destaca por su incidencia en la economía mundial, pese a su insignificante tamaño



Esteban Ávila V. Coordinador (I) 14 Febrero 2015

El reverso de la tarjeta migratoria que se entrega en todo avión que aterriza en Singapur lleva una frase lacónica: “Bajo las leyes del país, el tráfico de drogas es sancionado con la pena de muerte”. Tal advertencia trasluce la dureza de las reglas que gobiernan a este territorio, ubicado en el  sudeste asiático.

Los 5,5 millones de singapurenses viven atrapados entre el bienestar socioeconómico y la rigidez de su sistema legal y sancionador, cuya aplicación interviene en aspectos simples de su vida diaria.

Dentro de los 697 kilómetros cuadrados de extensión de Singapur (poco menos del doble del tamaño del Quito metropolitano) tiene lugar un fenómeno constante de crecimiento económico que asombra al mundo y que transformó al país a toda escala desde su independencia final, en 1965.

Un aviso
Un aviso
urbano de prohibición

Otrora puerto pantanoso y conflictivo punto de encuentro entre China y la India, este miniestado fue logrando condiciones que lo convirtieron, por ejemplo, en la segunda entidad territorial urbana más segura del mundo, solamente detrás de Tokio, según reciente calificación de The Economist.

Transitar por las calles de Singapur inspira paz. La presencia de la Policía es fuerte, pero discreta. Hombres y mujeres de uniforme azul vigilan desde sus puestos.

Por ejemplo, en los siempre repletos ‘hawkers’, mercados populares de comida que se encuentran a lo largo de toda la ciudad, para guardar una mesa basta solamente con dejar la mochila, la cartera, el computador o el teléfono encima de ella.

Mientras se hace fila en el restaurante elegido, nadie osará siquiera mirar con malicia las pertenencias ajenas.

Todo este clima se debe, en parte, a una permanente campaña preventiva. Además de la omnipresencia policial, son frecuentes los avisos donde se informa sobre lo duro que puede ser pagar una pena por robo.

En las paredes de los centros comerciales hay letreros que, por ejemplo,  dicen: “No dañes tu vida por algo mínimo”, una campaña contra el ‘shoplifting’ (el hurto en tiendas).

La presencia de mensajes como el anterior es, incluso, avasallante. No hay cartelera pública, muro, poste, donde no se muestre alguna prohibición y su consiguiente multa.

Dentro del draconiano sistema legal, el ‘vandalismo’ (pintar grafittis) o atentar contra la integridad de la propiedad pública puede acarrear sanciones consistentes en latigazos.

Ni siquiera los extranjeros se libran de este castigo. Es famoso el caso del suizo Oliver Fricker, quien en el 2010  fue a la cárcel por tres meses y recibió tres varazos en la espalda. Su condición de foráneo lo salvó de una pena superior por haber garabateado con spray dentro de una estación de metro.

Detalles de su estructura coercitiva han puesto el nombre de Singapur a consideración de la sorpresa mundial porque, por ejemplo, ahí  está  prohibida la venta, consumo e importación de chicles.

Mapa
Mapa
Ubicación de Singapur.

¿Por qué este producto inocuo está vetado de la vida singapurense?  Cuando se tomó tal  medida, en 1992, se consideró el riesgo que implicaban sus desechos en la operación de ascensores y el transporte público, en especial el metro.

Precisamente, en las estaciones y vagones del tren subterráneo es  notorio el impedimento de transportar durian, una fruta con apariencia de guanábana alargada.

Esta drástica decisión se justifica  porque el durian posee una  potente pestilencia.  Si el fruto se parte, despide un olor similar al de un basurero en día soleado. Pese a eso, es muy apreciada en toda la región por su sabor dulce.

La aplicación de estas normas dentro de espacios públicos como el transporte trae como consecuencia un servicio de calidad. Andenes y trenes  tienen una pulcritud propia de los quirófanos.  La multa por comer dentro de estos servicios es de 500 dólares de Singapur, USD 370.

La calidad del transporte (cerca de 2 millones de personas usan el metro todos los días, poco menos de la mitad de la población)  ha desplazado al automóvil particular como prioridad para la vida diaria.

Los carros, debido a la aplicación de impuestos, cuestan un 150% extra. Además  de que hay que pagar un certificado que permite circular por 10 años a partir de la compra.

Es así que los trancones  de tráfico, que en ciudades vecinas como Jakarta o Kuala Lumpur llegan a niveles catastróficos, en Singapur no existen. Solamente el 10% de los ciudadanos tiene vehículo propio, por lo general de alta gama.

Todo esto sucede en un ambiente multiétnico, multirracial único. Si bien la población dominante  es de origen chino (76%), las minorías malayas e indias mantienen su identidad y costumbres y hasta tienen marcado su territorio.

Ese es el caso de Little India,  barrio étnico ubicado en el centro.  Al pie de la calle Serangoon, sobre todo los domingos, la identidad hindú en todas sus vertientes (tamil, sikh, bengalí...) bulle de una forma tan vívida que, salvo por  la falta de vacas y suciedad, esta zona perfectamente podría pasar por una ciudad de la India.

Fachadas pintadas de naranja brillante, mujeres en sari, joyas, multitudes cobrizas, medicina ayurvédica, restaurantes  donde se come con los dedos, rompen con  ese ‘skyline’ moderno, que emparenta a la ciudad con Hong Kong o Nueva York.

Casi partido único

¿Qué hay detrás de toda esta identidad nacional tan singular? Puede nombrarse a la estabilidad política como una de sus propulsoras.

El Partido de Acción Popular, que empezó como una agrupación independentista - socialdemócrata y que hoy abarca posiciones del centro hacia la derecha conservadora,  ha ganado todos los procesos electorales con abrumadoras mayorías legislativas, desde 1956.

Su líder histórico, Lee Kuan Yew (LKY),  gobernó entre 1959 y 1990. Es erigido como el  Padre de la Patria y su personalidad es motivo de un culto austero, pero permanente.

Por ejemplo, en las grandes librerías, abundantes en  los centros comerciales que se suceden uno tras otro en ese epicentro de la vida urbana que es Orchard Road, siempre hay una sección dedicada a este exgobernante.

Sus discursos, álbum fotográfico personal, biografía en cómics para niños... Todo tipo de material bibliográfico e interactivo está disponible para exaltar la figura de quien incluso tras su retiro gozó del nombramiento de Ministro Mentor y rector de la vida nacional.

El dominio del Partido de Acción Popular apenas sufre mella. En el actual parlamento  ostenta 81 de los 87  puestos. Su única oposición visible es el Partido de los Trabajadores.

Con semejante preponderancia dentro de la vida nacional, LKY planteó como ejes del desarrollo nacional el orden legal y la infraestructura.

De esto último dan testimonio su industria petroquímica (tienen la tercera  refinería más eficiente del mundo, sin producir una gota de petróleo), su aeropuerto de Chanqui (distinguido como el más lujoso del planeta, con cines y piscinas gratuitos) y un puerto que transporta más tonelaje que cualquier otro.

Con finanzas saneadas (la deuda pública no existe) y un futuro que parece sólido ante los vaivenes del mundo, Singapur.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta