Ellas piden que ya les ‘parenbalón’

A pesar de los avances, el balompié femenino aún está lejos de alcanzar el impacto del que goza el fútbol de los varones en el mundo.



alejo@elcomercio.com   AlejandroRibadeneira. Editor 13 Septiembre 2014

El fútbol femenino es, no lo neguemos, un misterio que se mantiene en gran parte aún insondable. El fútbol debería ser fútbol en cualquier lado y sin importar quién lo practique. Pero no es así. Como ocurre con oficios como la conducción de los autos, el liderazgo religioso y las reparaciones caseras, el balompié de mujeres está subestimado y sufre de un machismo que a veces raya en lo talibánico.

Lo curioso es que la FIFA, esa transnacional del horror y que se desenvuelve bajo la permanente sombra de la sospecha, se ha esmerado en otorgar una igual importancia a hombres y mujeres, aunque sea de forma. Por ejemplo, están los mundiales femeninos. Y en la ceremonia anual del Balón de Oro, la FIFA entrega el mismo premio al Mejor jugador del año y a la Mejor futbolista. Lo mismo pasa con los entrenadores.

Los camarógrafos, infames discriminadores, apuntan mayoritariamente a los varones. A Cristiano Ronaldo, el último ganador, lo cubrieron de flashes y lo abarrotaron de elogios y preguntas. Su imagen llorona por ganar el galardón fue tapa de todos los medios. En cambio, a... a… ¿cómo se llamaba la ganadora? Bueno, irónicamente, a ella no le pararon balón.

Quizás esto se debe a que las mujeres no le han hecho caso a Joseph Blatter, el presidente de la FIFA, quien en el 2005 les pidió que usaran “uniformes más ceñidos” para atraer público, como el voleibol. Una frase discriminatoria que generó  ácidas críticas feministas. Esto no resta que de vez en cuando haya quienes intenten buscar uniformes más “atractivos”. En el 2011, el club ruso Russiyanka propuso que las chicas saltaran al campo de juego… en bikini.

Esto refleja la realidad del fútbol, cuya distancia entre varones y mujeres en aspectos extradeportivos es evidente y parece insalvable en el corto plazo. Los niños se compran los zapatos que exhibe Lionel Messi, no los de Homare Sawa, la jugadora que se convirtió en símbolo del esfuerzo de Japón de superar el tsunami. Ella, más heroica que muchos señores, no vende nada.

Los jóvenes con inquietudes tácticas sobre este deporte leen todo lo que dicen o escriben Josep Guardiola, José Mourinho o Diego Simeone;  pero desconfían y desconocen los aportes de, por ejemplo, Silvia Neid, ganadora de seis títulos femeninos de la Bundesliga como volante. Como entrenadora, ganó el Mundial y dos Eurocopas. ¿Qué DT puede exhibir semejante palmarés?

Los niños anhelan vestirse con la camiseta de Falcao, Pirlo o Zlatan Ibrahimovic, pero jamás con la de Marta Vieira, a pesar de que la brasileña ha marcado más goles en su Selección que ellos.

Marta Vieira
Marta Vieira
Con el trofeo de la Copa América del 2010, en Quito. Ella tiene más goles que Zlatan Ibrahimovic.

Zlatan es un ‘crack’ pero también forma parte del grupo que mira a las futbolistas con desdén. En diciembre del 2013, enfadado porque en Suecia se lo comparó con la mejor jugadora local, la talentosa Lotta Schelin, dijo que el fútbol de los varones es superior y que el de las mujeres es aburrido. “No hay comparación”, dijo tajantemente el temperamental delantero de Suecia, país que posee una de las selecciones femeninas más poderosas del mundo. Eso dolió.

Seamos indulgentes con Zlatan... los ingleses han sido peores, pues excluyeron a las mujeres a tal punto que, hasta 1969, cuando The Beatles ya se desintegraba, recién las admitieron en la Federación. Hasta entonces, ellas jugaban en canchas de rugby o en prados improvisados, por un boicot que rayaba en lo misógino.

Ecuador no escapa a esta realidad. Todavía carece de una liga profesional con clubes que compitan todo el año. La Copa Libertadores de América de mujeres, instaurada en el 2009 por la Conmebol, se juega en formato de torneo corto, en un solo país, pues no son rentables los partidos de ida y vuelta, como juegan los caballeros.

Hasta el 2012, Ecuador enviaba a un equipo que representaba… ¡al campeón masculino! Lo que ocurría era que la Selección de Ecuador se disfrazaba del, por ejemplo, Deportivo Quito, y afrontaba el torneo con su camiseta y escudo, a pesar de que los chullas no tenían plantel de mujeres. Claro, no había torneo femenino y la Ecuafútbol decidió esta fórmula nada elegante para cumplir con el compromiso de enviar un representante. Los hombres las ‘daban clasificando’.

En el 2013 acudió el primer club femenino ‘de verdad’, el Rocafuerte, ganador de la primera liga de Ecuador, torneo que recibe aportes del Gobierno pero que tampoco ha alcanzado el profesionalismo que se requiere para elevar su nivel. También es sugestivo que los grandes clubes del país están ausentes. Ni Liga de Quito ni El Nacional ni Barcelona ni Emelec juegan. La trascendencia del torneo se mide en que Wikipedia no actualiza el desarrollo de la edición 2014 y que no es televisado. La Copa América tampoco lo es.

Hay esperanzas de que este panorama cambie. Las ligas barriales y los intercolegiales femeninos están consolidados, lo cual ayudará a fomentar el desarrollo de la disciplina y algo clave: el público que lo disfrute.  Quizás algún día veremos a las niñas con camisetas de Lotta Schelin o Christine Sinclair. Y mejor aún, con las de Ligia Moreira, Margarita Barre o Ámbar Torres. Yo me las pondría.

 

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta