La huella del Chimborazo en el siglo XIX

Algunos de los más grandes pensadores y poetas anglosajones del siglo XIX mencionaron al Chimborazo en sus escritos.



María H. Barrera-Agarwal 17 Enero 2015

Los habitantes de la ciudad de Richmond, estado de Virginia, gozan del beneficio de contar con un gran parque. Su nombre puede sorprender al viajero desprevenido: se lo ha denominado Chimborazo. Amplio, de 30 acres, es un cuidado espacio público que permite una visión privilegiada de la urbe y del río James, que la cruza. Dentro de sus confines se evoca la memoria de varias batallas libradas en distintos momentos históricos, incluyendo uno particularmente trágico: allí se estableció el Hospital Chimborazo, la institución de salud confederada más importante de la Guerra Civil estadounidense.

Las alusiones al Chimborazo -en contextos aparentemente insólitos- pueden parecer extrañas, si se ignora la fama que la topografía andina alcanzó gracias a los trabajos de Alexander von Humboldt. Richmond brinda el ejemplo perfecto de esa notoriedad: de las siete colinas que configuran la ciudad, la más elevada es la que rememora el nevado ecuatoriano. Tal preeminencia tornó natural su identificación con el mismo. No es un fenómeno único. Barbados y Trinidad y Tobago, entre otras naciones, poseen también montes Chimborazo, así bautizados por habérselos considerado las elevaciones más altas de su relieve.

Obra 'El Chimborazo' (1859)
Obra 'El Chimborazo' (1859)
Del paisajista Church, que se inspiraba en la visión de Humboldt.

Más allá de lo geográfico, la popularidad del Chimborazo se reflejó en ámbitos más abstractos. Esto se evidencia en los escritos de no pocos de entre los más importantes pensadores y poetas anglosajones del siglo XIX, que encontraron en las obras de Humboldt una inestimable fuente de conocimientos y una mina de simbolismos. Un torrente de metáforas habría de emerger, encarnadas en la novedosa nomenclatura derivada de los parajes explorados en sus viajes. El nombre del colosal nevado ecuatoriano, emblema de la misión de Humboldt, sería utilizado a menudo por personajes como Lord Byron, Barrett Browning y Longfellow.

En 1844, Ralph Waldo Emerson esgrimiría su poder de evocación en el contexto de uno de sus textos más importantes, el ensayo ‘El poeta’. En él clamaría por la creación de una lírica americana, alejada de moldes extranjeros y clasicistas, que gracias a su autenticidad se tornase universal. Punto esencial de tal llamado es la distinción que efectúa entre los versificadores comunes, que prosiguen rutas trilladas, de raíces europeas, y el vate verdadero, cuya existencia potencial avista en su esperanza. Un poeta cuyo superior talento describe con términos inequívocamente relacionados con las visiones de Humboldt: “Alguien que supera nuestras bajas limitaciones, como un Chimborazo bajo la línea, elevándose de una base tórrida a través de todos los climas del globo, con niveles de florestas en cada latitud de sus altos y moteados costados.”

Tales palabras no caerían en el vacío. Walt Whitman las tomaría como guía y desafío. De tal pulsión creativa nacería ‘Hojas de hierba’, obra profundamente influenciada por la doble impronta de Humboldt y de Emerson. No en vano, al inicio de sus descripciones geográficas de la sexta sección de la obra, Salut au monde, mencionaría: “Veo los picos de las montañas, veo las sierras de los Andes en las que se extienden”. Esa evocación aparecería por vez primera en la edición de 1856 de ‘Hojas de hierba’. Seis años más tarde, en una morada de Amherst, Massachusetts, otro genio poético avistaría en su imaginación esas cimas y esas sierras durante la creación de un poema. De esa meditación emergería un poema de tres estrofas, nominalmente dedicado al amor, esencialmente pleno de recónditos significados.  

La popularidad del Chimborazo se vio varios ámbitos
La popularidad del Chimborazo se vio varios ámbitos
Walt Whitman, Emily Dickinson y Ralph Waldo Emerson.

El manuscrito de esa composición está escrito en tinta, en papel ligeramente cerúleo. La mano que redacta es firme y los rasgos, regulares. Las líneas de la primera estrofa proclaman: “Amor - tú eres alto -/ Yo no puedo escalarte - / Pero si fuera Dos / Quién sabe, si nosotros, / tomando turnos – en el Chimborazo / regiamente – al fin – de pie estaríamos por ti.” A diferencia del ensayo de Emerson y de los versos de Whitman, esa referencia al Chimborazo se publicaría en inglés tan solo en 1929; al parecer, jamás fue traducido al español. La autora de esos versos es Emily Dickinson.

Igual que tantos otros aspectos sobre su vida, el cómo Dickinson llegó a considerar una metáfora semejante es una cuestión fraguada de interrogantes. Puede asumirse entre las posibles influencias los escritos de otros autores -incluido Emerson- y la fama alcanzada desde finales de la década de los cincuenta por las obras de inspiración andina de Frederic Church, especialmente Heart of the Andes. Es imposible confirmar si Dickinson llegó a tener  descripción cierta de esos cuadros. Empero, puede arriesgarse la noción de que tanto el poema como la pintura apuntan a un mismo misterio: la dualidad de lo humano, inmerso en el conflicto permanente entre su fragilidad y su ambición por lo inmanente. 

María H. Barrera-Agarwal. Abogada e historiadora.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta