Relaciones peligrosas, esta vez con China

La región se ha vuelto más dependiente de los commodities, lo que se ha dado en llamar la ‘recomodificación’ de la economía.



Martín Pallares. Editor 17 Enero 2015

La influencia de intereses económicos extranje­ros ha sido un factor clave en la historia del desarrollo de América Latina.

Desde la izquierda se ha dicho que la inversión de las potencias occidentales ha sido una herramienta de la explotación y el neocolonialismo. La primera ‘bestia negra’ en este relato fue Inglaterra, cuya influencia acabó luego del fin de la Primera Guerra. Luego, fue Estados Unidos.

Pero un consenso distinto está emergiendo a la luz de la inversión de la China en la región. Con su aparición en el escenario global, muchos países de América Latina están dando la bienvenida a la inversión procedente de China, pues ven a ese país como una contraparte a la hegemonía de EE.UU.

Esta aparición se hace más visible cuando los precios de los ‘commodities’ han bajado y casi todos los países de América Latina necesitan financiar sus presupuestos acostumbrados a precios altos de las materias primas.

Las cifras que ya arroja la relación entre China y la región  son  impresionantes. Según datos del Consejo de Estudios Hemisféricos (COHA) el valor del intercambio comercial entre China y América Latina desde el 2000 llegó a USD 241,5 mil millones con exportaciones chinas valoradas en USD 121,7 mil millones y exportaciones de América Latina de USD 119 mil millones.  El intercambio entre China y América Latina aumentó en un 1 200% entre el 2000 y el 2009. Es más, la inversión directa china está calculada en USD 87 mil millones en el 2012.

En cambio, el intercambio entre EE.UU. y la región ha descendido en 11% del 2012 al 2013, aunque comercio entre ese país y América Latina sigue siendo mayor que con China. En el 2011 el  comercio  entre  EE.UU. y la región fue de USD 343 mil millones.

Uno de los mayores expertos en el mundo en el tema, Kevin Gallagher, tiene datos que señalan que desde el 2005 China ha firmado convenios de financiamiento por USD 86 mil millones a los países de América Latina, lo que es más que lo que el Banco Mundial y el Banco Interamericano han dado a la región en ese período.

Lo bueno

El atractivo de la presencia china es evidente porque, según el estudio de Gallagher, tiene algunos aspectos positivos.

Las inversiones y el comercio con China diversifican las fuentes de financiamiento que por mucho tiempo ha estado exclusivamente en las potencias occidentales. EE.UU. y Europa han tenido economías anémicas desde el 2008 y el comercio con China ha significado tasas de crecimiento impresionantes para la región. Cada 1% de crecimiento de China significa un 1,2% de incremento del crecimiento en América Latina, sostiene.

El financiamiento chino está más a tono con lo que los gobiernos de América Latina quieren que lo que los expertos occidentales en desarrollo piensan que necesitan. Mientras que EE.UU. y las instituciones como el Banco Mundial y el FMI tienden a favorecer proyectos de libre comercio y programas micro de lucha contra la pobreza, los créditos chinos por lo general van a  energía y proyectos de infraestructura en una región que tiene un déficit anual en infraestructura de USD 26 mil millones.

Los créditos chinos no llegan con los duros condicionamientos de reformas estructurales y políticas de austeridad que generalmente ponen los organismos multilaterales.

Lo malo
Pero hay riesgos. Mientras los chinos no condicionan sus créditos con políticas económicas, exigen a los prestamistas que contraten a empresas chinas, compren equipo y muchas veces que firmen compromisos para envíos de petróleo.

Las inversiones chinas profundizan la desindustrialización de América Latina. Los grandes proyectos de producción de materias primas no abren muchas oportunidades de empleo ni se vinculan con otros sectores de la economía.

La COHA señala algo grave que conlleva el “modelo chino” y  llama la “recomodificación” de la economía.  Es decir, la profundización de la dependencia en las materias primas. Esta dependencia había bajado del 52% a inicios de los años 80 a un 27% a finales de los 90, pero se ha incrementado a más del 50% justo antes de la crisis financiera del 2008.  La participación del sector industrial en el PIB regional ha disminuido del 21% en el 2000 a un 15% en el 2010, de acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

Otros problemas son lo ambiental y lo laboral. Muchos de los proyectos chinos están en zonas ambientalmente sensibles y eso ha causado muchos conflictos con la sociedad civil. A esto hay que sumar el tema de los estándares laborales, que en el caso de los chinos no cumplen las normas mínimas del siglo XIX.

Bueno o malo, lo cierto es que nuevamente la región busca un padrino externo para su ­desarrollo.

 

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta