Hace 50 años El Cordobés saltó de España al mundo

Por primera vez las cámaras de Televisión Española mostraban en vivo el drama del toreo. Un ídolo popular en busca de gloria y el precio de su sangre.



Gonzalo Ruiz Álvarez. Subdirector Adjunto 17 Mayo 2014

Un 20 de mayo de 1964 España se asomó al mundo. Ese día confirmaba la alternativa de matador de toros, un ídolo de una honda extracción popular de la España profunda.

Manuel Benítez Pérez (1936), huérfano de un jornalero muerto en la Guerra Civil (1936-1939) y él mismo albañil en Madrid para no morir de hambre, se asomaba ante millones de ojos de España ante un hito premonitorio del influjo de los medios masivos de comunicación.

La corrida de aquella tarde no era una más del abono de la Feria de San Isidro, ayer como hoy, el serial taurino más largo e importante del mundo. Y no era una más, por cuanto por primera vez las cámaras de Televisión Española iban a poner en directo ante millones de personas de toda España y luego difundirlo  por el mundo, el acontecimiento taurino de un fenómeno del toreo.

El Cordobés
El Cordobés
El Cordobés junto a Rafael Sánchez, El Pipo, su apoderado

El encierro de ganado de Benítez Cubero traía reseñado a ­Impulsivo, un toro que se habría de hacer famoso porque infirió una enorme cornada en la ingle a El Cordobés y porque finalmente fue despachado por el matador que ofició de padrino de la ritual ceremonia de confirmación de alternativa: Pedro Martínez ‘Pedrés’.  El testigo de esa ceremonia era Juan García Mondeño, quien cambió la sotana por el traje de luces.

Aquel 20 de mayo de 1964, ­España se asomó al mundo para mostrar la cara más simbólica de su personalidad: el toreo. La recreación del antiguo  rito de la vida y de la muerte, adorado en varios países latinos de Europa y de América, con fanáticos además en países de extraño origen cultural, pero con detractores consumados en nombre de una reivindicación animalista, que promueve la abolición. Todo un debate sociológico, ético y cultural que no termina de resolverse.

El toro de lidia nace, crece en la libertad vigilada en  la anchura del campo, y llega a la plaza para consumar un rito ancestral de arte efímero y muerte, cuya fuerza vital es fuente de inspiración de creaciones artísticas únicas en distintas manifestaciones: pintura, escultura, música, ballet, ópera, poesía, prosa y varias películas.

El Cordobés
El Cordobés
En el 2010, homenaje en los medios, plaza Quito

La España rebelde, republicana  y progresista, peleó en la guerra y perdió con el triunfo de las fuerzas de militares a nombre del orden, organizadas bajo el liderazgo férreo del ‘Generalísimo’ Francisco  Franco.

De aquella entraña popular derrotada, todo un ícono es Manuel Benítez, ‘El Cordobés’.

Su drama, una  paupérrima tragedia familiar en la posguerra, su lucha por la vida y su obsesión por ser torero y ganar dinero, era y es hoy mismo, el anhelo de muchos niños humildes que sueñan con fama y riqueza. En aquella época de la posguerra, la hambruna y el estraperlo (comercio ilegal de alimentos), con una dictadura férrea que persiguió y liquidó toda disidencia, el fantasma de  una brutal guerra civil se ­reflejó en aquel ‘Millón de muertos’, título de una novela que anima la tetralogía literaria que muestra la cruda cara de una guerra fratricida.

La historia del personaje de esta nota llega a manos de dos periodistas investigadores, cuyas obras cobraron fama en relatos tan potentes como ‘Oh Jerusalén’, ‘Arde París’ o ‘Esta noche, la libertad’ que describían el nacimiento del Estado de Israel, la liberación de Francia del yugo nazi cuando Hitler deliró con incendiar París o la impronta de Gandhi   y la independencia de la India.

Los escritores y periodistas Dominique Lapierre ( francés)y Larry Collins (estadounidense), célebres por sus ­‘best-sellers’, volcaron  en las páginas  de ‘O llevará luto por mí’, la vida de El Cordobés.

La trama, con una narración que atrapa el interés del lector, entrelaza con singular habilidad la historia de un hombre en su lucha por la supervivencia y la superación, un pasaje intenso de la vida de un pueblo como es una guerra civil y la puesta en escena ante un público universal de la temática taurina.

‘O llevarás luto por mí’ condensa el brindis de Manuel Benítez a su hermana, cuando le prometió que tras el triunfo, le compraría una casa o ella habría de llevar luto… La fuerza de las palabras que invocan el  juego de la vida y la muerte presente en cada tarde de toros.

Con El Cordobés, que rompió las normas de lo clásico, que llenaba las plazas en una época de grandes maestros como Antonio Ordóñez, El Viti o Paco Camino, este  torero psicodélico se revolvía con su salto de la rana ante  los ojos del pueblo español que lo admiraba y se identificaba con él.

La dictadura aprovechó al personaje para darse un baño de contacto con la España humilde e ignorante (hasta después de ser matador,El Cordobés no sabía leer ni escribir) y proyectarse en un mundo que la repudiaba. Entonces se vislumbraba ya  la posterior época del ‘destape’ y España se llenaba de turistas. Las portadas de la revista Life, los contactos con Los Beatles y la ruptura con la ortodoxia hicieron de Benítez un ídolo en toda regla, aun cuando sea una regla rota de aquella tauromaquia que, como ocurrió recién a sus 77 años, construye, desde su revolución técnica, un clásico de un toreo singular y una personalidad que se le desborda por la sonrisa intacta, a 50 años de la confirmación de su alternativa.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta