Cuanto más débil se sienta uno, más arrogante será

El músico argentino Claudio Durán está actualmente trabajando en un nuevo disco, que llevará por título ‘Track sin hits’; otra de sus creaciones alternativas. Se dio un tiempo para desentrañar la arrogancia.



iguzman@elcomercio.com   Ivonne Guzmán. Editora (O) 17 Octubre 2015

El lugar común dicta que argentino y arrogante son sinónimos. Claudio Durán -como seguramente millones más- es la constatación viviente de que no es así. Pero tiene una explicación muy buena de por qué arrogancia y argentinidad se asocian tanto en el imaginario de las personas: “El argentino vive casi siempre en Buenos Aires, que es una mega capital y que tiene cerca solamente a Montevideo; después está lejos de todo el resto del planeta. Y es muy provinciano el porteño. Recién ahora está saliendo de esa actitud de salir y preguntar: ¿Pero cómo, acá no hay mate, che? Es esta carencia de mundo la que los hace arrogantes. Es solo provincianismo, pero creo que afortunadamente eso se está acabando”.

Y así, sin poses de por medio y con total buena onda, sonreído, en el pequeño estudio que ha adecuado en la parte trasera de su casa, Claudio se suma entusiastamente al ejercicio de tratar de definir la arrogancia. La mayor parte del tiempo lo hace en el área donde reinan las computadoras y las consolas; y el resto de la conversación tiene lugar junto al altar de Sri Bhagavan, el maestro del hinduísmo cuyas enseñanzas respeta y sigue; y a quien conoció hace poco en un retiro que hizo, junto a su familia, en un monasterio de la India.

¿En qué nos convertimos si damos rienda suelta a nuestra arrogancia?
Me parece que todo lo que tiende a la separación, a querer sobresalir de entre los demás, que alguien quiera verse superior o diferente a los otros es una ignorancia. Existen dos fuerzas en el universo; una que es unificadora, que se puede llamar amor, hermandad, comunidad, etcétera… y otra que separa, que es odio, guerra, discriminaciones. Todas las que tiendan para este último lado, van en contra del bienestar y de la evolución positiva de las personas.

Pero no somos iguales, de hecho, todos tenemos algún talento distinto, algo que nos hace destacarnos y  también nos hace diferente del resto, ¿por qué no habríamos de resaltar eso?
Bueno, evidentemente que si hace falta resaltarlo, eso está mostrando una carencia y no la existencia de algo. De hecho, cuando decimos arrogarse funciones, estamos hablando de tomarse funciones que uno no tiene y que no le corresponden. Y para mí la palabra arrogancia, con una pequeña variante, tiene que ver con la palabra petulancia. La arrogancia es propia de una persona que cree que no es suficiente su valor, sino que necesita hablar o hacer creer a los demás que tiene muchas otras cosas que no están a la vista. Para mí esa persona es una acomplejada; y la petulancia es dar por sentada una superioridad mediante un tipo de actitud o de poses. Ambas me parecen enfermedades.

¿Emocionales?
O psicológicas. Depende del grado de daño que estas  enfermedades hagan a los demás.

¿De dónde nace la arrogancia y de qué se alimenta?
Empieza en la no aceptación de uno mismo. Porque si uno se acepta a sí mismo con todo lo que viene en el envase, entonces no tiene necesidad de ser arrogante, porque no tiene que darse cualidades que no tiene. Y tampoco tiene por qué sacarlas a la luz en momentos estratégicos para que los demás se den cuenta.

¿Y de qué se alimenta?
De la debilidad; cuanto más débil se sienta uno; cuanto más insignificante y más acomplejado se sienta, más arrogante va a ser.

¿Con qué palabras rima arrogancia?
Bueno, petulancia es una. Y también con la prepotencia, porque esta también viene de un anhelo de querer estar por encima de la voluntad de los demás. Cuando uno necesita hacer eso es porque siente que el régimen de voluntades no es el que le satisface. Y sobre todo esto les pasa a personas que no están contentas consigo mismas y se mienten a sí mismas.

Pero no todas las acepciones de arrogancia son malas; hay una que la asocia con la valentía
Tiene que haber una palabra más adecuada que arrogancia para definir eso. Arrogante es alguien que quiere mostrar virtudes que no tiene. Y eso equivale a ignorancia, a inconciencia, a falta de desarrollo personal, a inmoralidad.

¿Quién es la persona más arrogante de la que ha tenido noticia o que usted mismo ha conocido?
Lo que pasa es que decir nombres es un poquito incómodo, ¿no? Y al hacerlo me pondría en un lugar de juez, que no quiero.

La escena artística, de alguna manera, es también un semillero de arrogancias y de egos, ¿cómo se convive con eso?
Y cuando un artista malo llega a grandes lugares de popularidad gracias a su arrogancia, o sea, haciendo creer a los demás lo que no es, pasa eso. Lamentablemente hay mucho de eso en este ambiente.

¿En qué rasgos se reconoce al arrogante?
Una de las cosas que a mí me hacen ver a un arrogante es una aplicación esmerada de energía cuando se refieren a cualidades que no tienen. Por ejemplo, cuando aparece uno que dice: “Como dijo el poeta tal y le contestó el filósofo tal…”. Eso demuestra que no existe pensamiento propio, para empezar; y segundo, yo creo que si lo ponemos a prueba para ver si leyó realmente y entendió los libros de los que está hablando, nos vamos a encontrar con muchas sorpresas.

¿El arrogante está enamorado de su imagen y su voz?
Creo que todo lo contrario. Creo que es una persona que tiene mucho miedo a verse a sí misma, y a aceptarse como es, con sus defectos. La persona que se acepta no necesita ser arrogante. Arrogante es el que se siente poco inteligente y entonces va a aparentar ser muy inteligente. El que es débil va a tratar de mostrarse fuerte y así sucesivamente.

¿Con qué se combate la arrogancia?
Con conciencia. Pero yo no creo que nosotros tengamos que corregir a los demás. Nosotros tenemos que aceptar y escuchar a los demás, no corregirlos ni castigarlos.

¿Entonces está diciendo que toca esperar a que solos tomen conciencia; cada uno según su arrogancia?
Claro, hay que saber experimentarlos como son.

Aceptarlos
Claro. O por lo menos experimentarlos. Por ejemplo, si yo soy un condenado de la Inquisición y viene un cura con un serrucho a córtame la pierna, voy a tener graves dificultades para aceptarlo como es a ese cura. Entonces hay un terreno en que esa arrogancia, que no es más que ocupar terrenos que no le corresponden, o sea arrogarse algo, está invadiendo mi área personal, en ese momento lo único que debe hacer uno es no darse por aludido y seguir ejerciendo esa condición natural. Y en el momento en que se vea ya realmente agredido la mejor forma de hacerle contra es seguirlo haciendo. Los ejemplos nos dicen eso, como pasó con Ghandi. Los ingleses decían: Ustedes no pueden explotar la sal. Y él juntó un montón de gente, esas multitudes que se forman en la India, para sacar sal del mar. Entonces esa resistencia es la que vale; que no es por oponerse al otro, sino por ejercer los derechos propios. Nada más.

 

Claudio Durán
Nació en 1958 en Buenos Aires, Argentina. Es músico a tiempo completo; se ocupa tanto en sus composiciones personales, para sus discos (no lleva la cuenta de cuántos ha sacado), como de los encargos para musicalizar películas o comerciales. Un tiempo tuvo una productora de efectos especiales en Chile. Vive en Ecuador desde 1980; llegó para tocar en unas fiestas de Quito y ya no se fue.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta