Deaton, un enemigo de las políticas de austeridad

El trabajo del flamante Nobel de Economía abre un debate en cuanto al consumo y sus efectos sobre el bienestar y las relaciones entre ciudadanos.



Pedro Maldonado O. (O) 17 Octubre 2015

¿Cuándo son más felices  las personas? ¿Cuando consumen? ¿Al ahorrar para su bienestar? ¿Alcanzando las dos cosas? ¿Cuándo?
Las preguntas planteadas salen a la luz y se repiten en los últimos días,  al leer los registros noticiosos sobre el flamante Nobel de Economía, el escocés Angus Deaton. El trabajo por el que este economista heterodoxo y catedrático de Princeton  fue galardonado es simple: un análisis  de las interrelaciones entre el consumo, la pobreza y el bienestar social.

Con su investigación Deaton trata de explicar cómo gastan sus ingresos las personas y cómo las sociedades miden y analizan el bienestar y la pobreza. “El premio de este año analiza el consumo tanto en lo grande como en lo pequeño”, dijo el lunes pasado Göran Hansson, secretario general de la Academia de Ciencias Sueca en Estocolmo, organismo que concede el Premio del Banco de Suecia en Memoria de Alfred Nobel.

Dejando a un lado la obligada cobertura mediática sobre este investigador cabe cuestionarse cuánto inciden el consumo, la pobreza y el ahorro en el día a día de las personas. Primero hay que entender que el consumo es el indicador preferido de bienestar entre los economistas. “Se supone que el bienestar de las personas está determinado por su consumo... y el consumo es una función directa de la riqueza de las personas”, señala Manuel González, analista y catedrático de la Espol.

¿El consumo puede mejorar los estándares de vida de las personas y el bienestar de una comunidad? González insiste en que el consumo es la forma convencional de medir bienestar. De hecho,  continúa este catedrático ecuatoriano, una de las formas alternativas de medir pobreza es a través del consumo y no del ingreso.

De manera objetiva, el Nobel de Economía 2015 asegura en sus trabajos que el consumo no es un problema como tal. Lo malo, señala, sería que cause daños a otros.

Al respecto González sostiene que el progreso de unos no debería ser una preocupación para otros en tanto y en cuanto sólo se tratara de dinero. El problema, según González, es que los ricos cada vez se aíslan más del quehacer de la sociedad por vivir en ambientes separados del resto. “Esto provoca problemas en la distribución de acceso a salud, educación y derechos en general”.

Otra mirada al trabajo que Deaton realiza hace más de cuatro décadas la tiene Andrés Vergara, analista vinculado con el mundo de las inversiones.  Él añade un elemento: la pobreza.

En economía, el consumo y la pobreza están relacionados directamente. Sin el primero se tiende a lo segundo, indica Vergara. “Es algo lógico”.

Y entonces surge otra pregunta ¿qué es ser pobre? La respuesta es difícil, pero para este analista uno de los elementos tiene que ver con el precio de los bienes que consumen las personas. Allí es donde entra en escena el estudio realizado por Angus Deaton.

El escocés se dedicó a analizar qué consumen las personas, de qué se alimentan los hogares pobres, para tener una mejor idea de su nivel de vida y mayores posibilidades para el desarrollo económico. “Y se descubrió que es una manera mucho mejor de medir la pobreza”, según declaraciones de Per Strömberg, uno de los jurados que confirió el Nobel.

Angus Deaton
Angus Deaton
Nació en Edimburgo (Escocia) en 1945 y desde hace 32 años es profesor de la Universidad de Princeton, en EE.UU.

González es frontal al analizar la relación entre consumo y pobreza. Él asegura que mientras más pobre sea una persona, menor riqueza tendrá, lo cual implicará menor consumo y, por lo tanto, menor bienestar.

A todo lo anterior se suma otro ingrediente: el presupuesto.  En este punto Vergara explica que mientras de más presupuesto disponga una persona, tendrá un mayor nivel de consumo. Pero también aclara que en el manejo del presupuesto de un individuo se puede llegar a un punto en el que es posible ahorrar. Esto pasa cuando el sujeto no consume todos sus ingresos.

Para Vergara, ese ahorro  permite trasladar dinero a la gente que necesita capital para producir o cubrir distintas necesidades. De ambas maneras la economía se dinamiza.

Un jedi de la economía

El galardón para Deaton llega en un momento en que existe un creciente interés global por estudiar la desigualdad. Economistas como Anthony Atkinson de la London School of  Economics, o el francés Thomas Picketty han escrito al respecto en los últimos años.
Deaton hizo lo propio con ‘El gran escape’, publicado en el 2013. Allí argumenta que si bien la mayoría de personas en el mundo ha ganado en términos de salud y bienestar en las últimas décadas, hay muchos grupos perjudicados por las medidas adoptadas.
Por sus rigurosos análisis de datos algunos de sus fans lo llaman el Obi-Wan Kenobi de la economía. Él se describe como heterodoxo y keynesiano y El País de España lo incluye en el grupo de economistas que más duramente critican las políticas de austeridad. “Todos quisiéramos ser felices, pero una gran parte del mundo está hoy preocupada porque los programas de austeridad que muchos países padecen nos harán infelices, quizá durante bastantes años”, escribió en el 2012.

Angus Deaton

Nació en Edimburgo (Escocia) en 1945 y desde hace 32 años es profesor de la Universidad de Princeton, en EE.UU. Es, además, miembro de la Academia Británica, de la Academia de las Artes y de las Ciencias de Estados Unidos y presidente de la Asociación Americana de Economía. Sus tesis merecieron en el 2011 el Premio Fronteras del Conocimiento en la sección de Economía y Finanzas de la Fundación BBVA por su fundamental contribución a la teoría del consumo y del ahorro y a la medición del bienestar económico. Aún no sabe qué hará con los 870 000 euros que recibirá como premio en Suecia.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta