Me muero de hambre, chepita

El 19 de julio de 1800 (aunque hay quienes ponen fecha en junio y agosto de ese año, y otros de 1799) nació el venezolano que se erigiría en el primer presidente de Ecuador republicano. Reproducimos aquí un retrato que lo muestra en sus inicios políticos.



Javier Gomezjurado Cevallos* (F) 19 Julio 2014

A mediados de 1823, para reemplazar al general Bartolomé Salom en la Gobernación Civil y Militar de la provincia de Pasto, cuyo territorio comprendía las actuales seis provincias del departamento colombiano de Nariño, el Libertador Bolívar mandó a un coronel, jovenzuelo de veintidós años y medio.

Era este jefe republicano de estatura menos que mediana, bajito de cuerpo, delgado, color moreno mate, ojos pequeños llenos de fuego y vivacidad. Su mirada inteligente y encantadora, y sus labios finos y apretados, signo de tenacidad y de constancia en la realización de sus propósitos. Por  su carácter alegre y trato fino le llamaban de cariño el “gobernadorcito”.

Cuando el joven salía a batirse, llevaba botas de campaña con espuelas de plata, calzón grana con franjas de oro, capa blanca de húsar en la que lucía los entorchados de coronel, sombrerillo jipijapa a la pedrada, espada al cinto, en las pistoleras las pistolas y al costado, en la bandolera, el estuche del catalejo. Cabalgaba de modo airoso y arrogante, soberbio caballo moro de batalla: el conjunto y la apostura del mancebo guerrero revelaban la audacia y el denuedo.

En Pasto, ciudad esencialmente realista, habitaba una distinguida y acaudalada familia patriota, que amaba la causa de la independencia, la familia Aliaga. Su casa resultaba un oasis para los generales republicanos, en medio de una ciudad hostil que apoyaba la causa española y cuyo líder era el talentoso líder  y coronel indio Agustín Agualongo, quien daría batalla permanente a los generales Bartolomé Salom, José Mires y Francisco Farfán.

Lo más  distinguido de los Aliaga, a más de sus tertulias con los generales republicanos acompañadas de dulces y chocolate, era un ramillete de ocho preciosas muchachas, de las cuales dos quedaron fuera de combate cuando una de ellas se casó con un general español, y la otra con un capitán riobambeño; quedando solamente seis en la trinchera.

De entre estas muchachas, a la más bella la llamaban de cariño La Chepita; morena de cuerpo esbelto y de cara perfecta, con ondulada cabellera, perlas en su boca y ojos luminosos capaces de resucitar a un muerto. En virtud de aquello y por la ley natural de mutua atracción entre jóvenes, el gobernadorcito asestó sus baterías contra La Chepita, la cual tampoco parecía ser de hielo.

El gobernador se granjeó el cariño y la confianza de la familia Aliaga a donde iba todos los días, y conocida allí la predilección de él por el “champús”, aquel comi-bebe, por lo que tanto tiene de comida como de bebida, le servían buena taza que la Chepita, soportando las sonrisillas maliciosas de sus hermanas, personalmente preparaba con sus manecitas de ángel, poniéndole además, agua de azahar, dizque, para que no le diese cólico al coronel.

Juan José Flores
Juan José Flores
Primer Presidente de la República de Ecuador


Por su lado, el gobernador se batía a diario con los realistas, lo que impidió concretar la relación entre la hermosa morena y el mozuelo coronel, quien a la final cayó en una emboscada preparada por Agualongo en las inmediaciones de Pasto. En efecto, el gobernadorcito salió a dar batalla a los realistas, y adelantándose a su tropa en los campos de Obonuco y de Anganoy, recibe una descarga  que perforan su capa blanca y le hacen volar  el sombrerillo, dejando milagrosamente ileso al mancebo.

Lejos de huir, el coronel permanece en su puesto, y con la energía de la indignación les grita: - ¡Esas balas de asesinos y de cobardes, no matan!

Y luego, paso entre paso, avanza hacia los de la emboscada, quienes, fascinados y subyugados por el valor del militar, no cargan de nuevo sus fusiles y se acercan para ver al joven y conocerlo. Este después de recoger su sombrerillo regresa con su tropa, y al furioso redoblar de los tambores ordena el ataque. El combate fiero y encarnizado duró cerca de tres horas, hasta que Agualongo mandó tocar retirada, quedando el jefe republicano como dueño del campo y vencedor, aunque esa victoria no fue ni completa ni definitiva.

El victorioso gobernador a su regreso va a casa de las Aliaga, y entra alegre y gritando desde el patio:
-¡Me muero de hambre Chepita! ¡Dame champús!

Juan José Flores
Juan José Flores
Nacido en venezuela

Concluido el refrigerio, sale el gobernador a ponerse al frente de sus tropas que llegaban ya a la ciudad. Después de afrontar la variada suerte de la guerra, victorias y reveses, el coronel gobernador fue nombrado Prefecto Departamental del Distrito del Sur y casó con bella y noble dama. Ese valeroso jefe republicano era el futuro general Juan José Flores. Tiempo después la Chepita casó en Pasto con un gallardo joven primo de ella, dejando sucesión allá y en Quito.

*Doctor en Sociología y Ciencias Políticas, historiador y genealogista. Docente universitario y escritor. Este texto corresponde a un capítulo de su libro: ‘Historias y anécdotas presidenciales’.

 

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta