El milagro cayambeño es obra del capitalismo

El cambio en Cayambe, gracias a la floricultura, muestra cómo el capitalismo y la globalización atacan la pobreza



Martín Pallares. Editor 20 Septiembre 2014

Concluir que el capitalismo, la empresa privada y la globalización son las herramientas más eficientes para sacar de la pobreza a una población que hasta hace poco era pobrísima puede resultar tentador para quien no ha pisado Cayambe en los últimos 30 años.

Ahí, donde la única ferretería que había era la modesta Ferrostal Cayambe, o donde la familias más atildadas compraban, muchas veces al fío, los víveres donde Elina Cevallos, ahora hay un centro ferretero Kywi y un supermercado Akí, de los más grandes del país.  Y ahí en el pueblo donde en las afueras del mercado se vendían hasta hace 20 años peinillas para sacar piojos, ahora hay al menos dos concesionarios de carros, uno de Chevrolet y otro de Hyundai; seis bancos, almacenes deportivos de grandes cadenas como Marathon Sports o de venta de electrodomésticos como La Ganga, entre otros.

La tentación no es gratuita. La razón para este cambio tan dramático está ahí, es evidente e innegable: es la floricultura, una industria que responde a un modelo de capitalismo moderno, con alto uso de mano de obra, con valor agregado, encadenamiento productivo sofisticado y profundamente vinculada a la globalización.

Cayambe, sin duda, es uno los pueblos del país que más ha cambiado en el pasado reciente.  Su proceso de transformación tal vez solo se lo puede comparar con el de Puerto Ayora, en Galápagos.

Se trata de un cambio que va mucho más allá de la apariencia que puedan producir las  grandes cadenas de almacenes como Kywi, Akí, La Ganga o los modernos concesionarios de vehículos. Se trata de una transformación estructural que pasa por la posesión de la tierra hasta por ciertas manifesta­ciones culturales.

Como dice el exalcalde Diego Bonifaz, uno de los herederos de la hace años colosal  y semifeudal hacienda Guachalá, se trata de un tránsito que va de la “edad media al capitalismo moderno”.  Y los recuerdos de Bonifaz son paradigmáticos. “Cuando era niño era común ver a los hacendados castigar con látigos a los indígenas y era impensable que el empleado de una hacienda vea a sus hijos convertirse en propietarios de una pequeña empresa”.

El proceso se disparó durante los años 80 y 90, cuando la agitación social se cocinaba entre los pobladores indígenas que se hallaban afectados por la falta de empleo en las haciendas ganaderas que, luego de la reforma agraria, decidieron tecnificarse y obviar mano de obra.

Fue entonces que llegaron los  floricultores que, las más de las veces, no eran los mismos que tradicionalmente habían sido dueños de las haciendas.  Esta oferta de mano de obra generó un nivel de empleo que es notable, pues actualmente en la zona de Cayambe y Tabacundo hay lo que se llama “full empleo”, lo que se evidencia en los cientos de anuncios de “Se necesita personal” que aparecen en las entradas de las fincas floricultoras. Según Expoflores, ese sector genera cerca de 103 000 empleos, 48 000 directos  y  55 000 indirectos.

Hay un factor que es difícil de negar a la hora de evaluar el resultado de este modelo capitalista y globalizado: la migración. Según el censo del 2010, Cayambe se ha convertido en un destino migratorio sobresaliente. No solo que casi 2 000 carchenses o 2 872  ibarreños se han mudado a esta población buscando una vida mejor, sino que 6 956 quiteños fueron a vivir allá, lo cual es muy significativo en un país donde los flujos migratorios han sido desde el campo a la ciudad, en este caso Quito. Pero la migración también viene de otras regiones, particularmente de la Costa.  En el mismo censo aparece que en el 2010 vivían en Cayambe 207 portovejenses, 465 de Chone, 322 de El Carmen, 223 de Pedernales y 655 de Santo Domingo de los Tsáchilas, entre  otros.

Esta amalgama regional ha producido un cambio cultural.  De la xenofobia hacia los costeños que se desató a inicios de los 90, se ha pasado a una convivencia que ha resultado en una transformación cultural significativa. Como dice Margarita, de la comuna de Cuniburo, quien se inició como cortadora de flores y luego ascendió a supervisora, las jóvenes indígenas que ingresan a trabajar se exponen a un contacto con gente de otros lugares que normalmente nunca hubieran tenido. Eso hace que incluso enriquezcan su vocabulario.  Además, como se señala en el libro ‘Historia Agraria y Social de Cayambe’, de Marc Becker y Silvia Tutillo, en el trabajo en las floricultoras los empleados aprenden el “know how” de la empresa y se produce una transferencia tecnológica notable, disparando el aparecimiento de pequeñas empresas dedicadas a la producción de flores o de técnicos independientes especializados  en podas o injertos.

Pero los cambios no quedan ahí.  Según Bonifaz, como los invernaderos han ocupado las tierras lecheras ubicadas en los valles, ahora son los campesinos que tienen sus tierras en las partes más altas los que producen la mayor parte de la leche.  Eso ha hecho que el  “aristocrático” gremio de productores de leche de hace 20 años ahora sea de 2 000 campesinos con apellidos indígenas. Y la producción no ha bajado sino que ha crecido, dice.

Un pujante sector proletario ha desatado un proceso de consumo que se nota no solo en el comercio sino  hasta en los ­florecientes cultivos de cebollas de Cangahua.

Este desarrollo, sin embargo, no es perfecto. Los problemas ambientales, aunque se han minimizado en los últimos años, están  presente y constantemente se producen quejas por malos tratos laborales en ciertas plantaciones . Sin embargo, la conflictividad laboral es casi inexistente.

¿Esto esto obra exclusiva de la empresa privada y del capitalismo?  En gran parte sí, dice Bonifaz, aunque no hay que ­olvidar que el Estado ha provisto servicios muy importantes como el agua de riego que llega por el túnel de Oyacachi y con ciertas regulaciones ambien­tales  y  servicios dotados por el Municipio.

Lo que queda al final de una visita a Cayambe es la certeza de que en el Ecuador no existe ninguna iniciativa de desarrollo, articulada desde el Estado, que haya sido capaz de desencadenar un proceso de enriquecimiento social como este. Y todo gracias al comercio.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta