A niembro le quitaron la última palabra

Mezclar el periodismo con la política resultó fatal para Fernando Niembro, un ícono del micrófono que hoy es investigado por corrupción.



Alejandro Ribadeneira (O) 19 Septiembre 2015

La caída de Fernando Niembro ha sido estrepitosa. Colosal. Se trata de un nuevo y demoledor ejemplo de que los periodistas metidos a políticos no acaban bien, ni en la política ni en el periodismo. Como bien lo advirtió alguna vez el maestro español Miguel Ángel Bastenier, cuando el periodista comienza a ser otras cosas, va dejando de ser periodista y termina por ser esas otras cosas. Es inevitable.


Nacido en 1947, el famoso conductor de Fox Sports renunció esta semana a su candidatura a diputado porque fue acusado de corrupción. ¿Qué pasó? Periodistas de investigación le endosan haber creado La Usina, una empresa por la que le facturó 23 millones de pesos (casi dos millones y medio de dólares) a la administración de Buenos Aires por servicios de encuestas y contratación de publicidad en los programas de Niembro.


El problema se agrava porque Mauricio Macri, el alcalde bonaerense que busca ser Presidente e íntimo amigo de Niembro, era el único cliente de la empresa, la cual además no tenía un solo empleado en su nómina. Esos contratos no pasaron por una licitación ni se publicaron en el Boletín de Obras como correspondía.


Lo peor es que Niembro, paralelamente, fue suspendido de Fox Sports, cadena en que conducía el famoso programa ‘La última palabra’, hasta que se aclare este enredo que, seguramente, lo ha liquidado ante sus colegas y su nutrida audiencia para siempre.


Bueno, quizás no tanto. Después de todo, Niembro ha sido una marca. Un divo. Junto al uruguayo Víctor Hugo Morales y otros, ha sido un referente no solo en su Argentina natal sino en América Latina de eso que denominamos ‘periodismo deportivo’, aunque más bien debiera llamarse ‘periodismo de fútbol y a veces de otros deportes’.


Tanta ha sido su influencia, que muchos jóvenes, incluyendo radiodifusores ecuatorianos, se matricularon en su escuela (la pomposa Escuela Superior de Ciencias Deportivas, ahora extinta y cuyos diplomas no valen nada para la  Senacyt), ansiosos de salir iguales a Niembro: filosos de lengua,  rápidos para un tópico y repletos de los más tremendistas adjetivos para los partidos.  Todo es una “gesta”.


Niembro siempre se tomó a pecho la frase de Constancio ‘El Viejo’ Vigilen, fundador de la revista El Gráfico (otro referente), quien dijo esto: “Si una nota no hace reír, llorar o no provoca polémica, no sirve para nada”. Niembro, que comenzó su carrera en el diario La Nación, cultivó un estilo muy directo de lenguaje, al borde de la descalificación y en que destilar patriotismo era obligatorio cuando jugaba la Selección argentina o cuando un club de su país se enfrentaba a otro de Chile, Colombia y, ¡horror!, Brasil.


En los últimos años, Niembro mantuvo su audiencia  pero también generó una legión de detractores, por temas de fondo y forma. En la Internet abundan colecciones de memes por sus frases solemnemente bobas (“Todavía no empezó el partido, puede ganarlo cualquiera de los dos”), sus prejuicios (“no hay méritos del equipo brasileño”), su pésima pronunciación (“Way Runy”, “Asli Coul”, “Aibramovich”…), su bipolaridad (“Ganso no sirve, no da pases… Gol de Santos, excelente pase de Ganso”) y sus erudiciones (“Un dato interesante: Sudáfrica es el país que más exporta pan rallado para las milanesas”). Hasta su propio apellido es mofa (“¡Niembraaa..!”).


Lo peor ha sido, no obstante, el descarado uso de su imagen para vender productos y sobre todo políticos. Era el rey del ‘chivo’, como llaman en Argentina a la publicidad disimulada. Un suceso cumbre ocurrió el 2 de febrero del 2011, cuando en pleno clásico entre River y Boca la cámara enfocó a un diputado, Alfredo Olmedo. Niembro dijo al aire de modo casual: “Ahí está Alfredo Olmedo,  un hombre que se ocupa mucho de los jóvenes y el deporte”. Antes del partido lo entrevistaron en zona de vestuarios.


Olmedo había generado polémica porque, en el debate de la ley sobre el matrimonio entre homosexuales, dijo que tenía “la cola cerrada y la mente abierta”. El diputado buscaba lavar su imagen homofóbica y Niembro le hizo el pase gol en el partido más sintonizado del país, aunque negó haber recibido nada por este chivito.


Quizás el pasado familiar de Niembro tuvo que ver en que mezclara política con fútbol y confundiera los límites. Es hijo de un activo sindicalista metalúrgico que también se desempeñó como dirigente del Club Nueva Chicago en los setenta. El primer puesto político importante de Niembro lo ocupó en 1990, cuando fue vocero oficial de Carlos Menem y ya tenía trayectoria en Radio Mitre.


Renunció porque se hizo público que la publicidad del canal estatal se comercializaba por medio de una empresa de la que Niembro era accionista. ¡Sí, lo mismo que le pasa ahora con Macri le pasó con Menem! Aunque se lo recuerda más por su defensa al perdón que firmó Menem en beneficio de los genocidas de la dictadura militar.


Desde entonces prefirió alejarse de los cargos (fue candidato a diputado en el 2001 pero le fue mal) pero se mantuvo cerca de los políticos, en especial de Macri, dirigente de Boca con el que trabó amistad, tanta que Niembro es militante fundador del partido Propuesta Republicana.
Macri le ofreció la candidatura que, quién creyera, resultó maldita y ahora amenaza con poner fin a la carrera periodística de Niembro, quien nunca imaginó que la ‘última palabra’ la tendría un juez, pero no de fútbol sino de lo penal.

Una persona polémica
Una persona polémica
Polémico y filoso, Niembro ya generó malestar en la época de Carlos Menem por el perdón a los genocidas.
EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta