La fantasía es necesaria para vivir

El mago quiteño estuvo de paso por Quito y habló de la fantasía; ahora vive en Los Angeles. Volverá para la Teletón de Guayaquil, el 5.



iguzman@elcomercio.com   Ivonne Guzmán. Editora (O) 21 Noviembre 2015

Siegfried Tieber entra armado de diez girasoles gigantes, una caja de chocolates y una sonrisa enorme para disculparse por llegar atrasado a la entrevista acordada para hablar de la fantasía, un elemento fundamental en su vida de mago. Con su sonrisa hubiera bastado.

¿La fantasía es un grado superior de la imaginación como dice el diccionario, en una de sus acepciones, o está al alcance de todos?

Definitivamente está al alcance de todos; de diferentes formas. Por un lado, porque afortunadamente en el siglo XXI una buena mayoría tiene accesos a una librería y a internet. Lo que digo es que creo que podemos acceder a la fantasía por terceros, referentes externos, libros, Internet… y por otra parte creo que todos somos creativos de forma innata.

¿De qué nos perdemos por no tomar muy en serio nuestra capacidad de fantasear?

La fantasía, por un lado, es un escape de la realidad que vivimos, que puede ser un poco dura, abrumadora. Y por otro lado es algo que todos deberíamos experimentar. Una vez escuché decir a un mago norteamericano: “Yo veo a la vida como una colección de experiencias”. Y yo creo que la fantasía es otra gama de las emociones humanas. Pero muchas veces creemos que es boba, infantil, que no es necesaria para un adulto. Pero lo es.

¿Por eso la hemos confinado a los territorios del circo, del cine, de los parques de diversiones, de la magia?

Sí, es algo que hemos confinado, pero creo que actualmente igual todo el mundo busca ese escape también. ¿Dices que es tan abrumadora la realidad que sin una dosis de fantasía es invivible? Hasta cierto punto sí. Y hay muchas personas que viven sin fantasía. Pero la fantasía es enriquecedora.

¿Puedes pensar en profesiones u ocupaciones que necesiten con urgencia darse un baño de imaginación?

Talvez la primera que se me viene a la mente y que me parecería más urgente es la ingeniería, para comunicar ideas de forma más clara y creativa. O la política, así sea para salirnos del esquema en el que estamos. Porque todos, incluso los creativos, vivimos en nuestra pequeña casilla. Para toda profesión sería interesante expandirse un poco, para los contadores, para los profesores… Para los burocratas. Sería interesante, bien interesante, que lo hicieran los servidores públicos.

¿Crees que la fantasía/imaginación son los únicos espacios de libertad radical?

No necesariamente. La libertad también puede estar en lo real, en los hechos. Pero los hechos siempre están sujetos a unas condiciones externas. Definitivamente, pero si lo piensas todo está sujeto a condiciones externas. La imaginación no. La imaginación también está sujeta a condiciones externas, al medio en que nos desarrollamos. Los cuentos folclóricos de Oriente son muy diferentes a los de Occidente, por los referentes. Dentro de la cultura latinoamericana, la fantasía ecuatoriana, colombiana, la argentina y la canadiense también son diferentes por sus contextos. Pero definitivamente sí, la fantasía es un espacio para el ejercicio de la libertad; y existen también otros medios para ejercer la libertad. Dame un ejemplo. La política, por ejemplo. La política puede servir para expresar nuestra libertad y para promover la libertad de otros.

Ahora, piensa en tres beneficios concretos de fantasear entre cinco y diez minutos al día.

Liberar estrés; ponerse de mejor humor y compartir y reírse más; y también nos puede beneficiar en el aspecto profesional al estar ejercitando la creatividad. Dejar volar la imaginación unos pocos minutos al día te lleva a ver tu profesión de forma diferente, así tu ámbito profesional no esté involucrado directamente en tu fantasía. A ver, resumiendo: aliviar estrés, mejorar el humor y la creatividad. Y es algo a lo que tenemos acceso 24/7.

¿Qué es lo más fantasioso que te has planteado en la vida?

Se haya cumplido o no. Algo muy fantasioso que se llegó a realizar fue esto de llegar al Castillo Mágico. A los seis meses de estar involucrado en la magia yo ya había escuchado hablar del tal Castillo Mágico, porque es el sueño de todo mago estar ahí. Los primeros meses siempre al practicar una nueva rutina me decía: ¿Qué tal si yo presentaría esto en el Castillo Mágico?, ¿Estaría al nivel de presentarme con los grandes del mundo? Y hace seis meses me presenté por primera vez en el salón de magia de cerca del Castillo Mágico.

¿Qué pasa si pierdes la capacidad de fantasear?

Yo pensaría que la capacidad no la perdemos nunca. Lo que podemos descuidar es el ejercicio de la fantasía; la capacidad innata está ahí pero si no la usamos relegamos un lado muy importante de lo que significa ser humanos. Somos animales altamente evolucionados, que hemos llegado a tener conciencia sobre nuestra conciencia. Hemos llegado a preguntarnos por qué estamos aquí. Hemos llegado incluso a salir de nuestro planeta; tenemos Internet. Hemos hecho realidad casi todas nuestras fantasías colectivas. Exacto. Muchas cosas que tenemos ahora: mandar cohetes al espacio o interconectar el mundo entero a través de una computadora eran temas de la ciencia ficción hace 50 o 60 años, y eran meramente fantásticas. Ahora los hemos alcanzado. Y para volver a tu pregunta, al relegar la fantasía estamos dejando de lado un aspecto muy importante.

¿Estás diciendo que si seguimos el mandato del pragmatismo que dice que debemos estar todo el tiempo con los pies en la tierra estamos yendo contra natura?

Creo que es contra natura en el aspecto global como civilización y en el ámbito personal también. La fantasía es una dimensión de lo humano, que nos enriquece; si no accedemos a ella nos estamos limitando. Después de todo esto que has dicho, quiero que me des tu propia definición de fantasía. (piensa un rato) Caramba… la fantasía es una de esas cosas que es difícil poner en palabras.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta