‘Twitter es para capitalistas, Quitter es rebelde’

La inconformidad por la censura hace que los usuarios abandonen las redes sociales. Quitter es una plataforma de código abierto.



Marcos Vaca. Editor Digital (O) 24 Enero 2015

Las redes sociales están inmersas en la vida privada y pública de una gran parte de la humanidad. Internet, si uno es absolutista, se ha convertido en una necesidad para los ciudadanos del mundo. Pero ¿quién controla Internet y quién se beneficia del poder de la Red? La lógica simple propone a los gigantes Facebook, Google, Twitter...

Sí, las tres generan recursos cada vez que interactuamos en sus plataformas. Y aunque pareciera que el internauta tiene el control de sus movimientos en la Internet, existen parámetros -incluso morales- que no son tan evidentes. Parecería que las redes sociales son el reflejo de la sociedad que las construyó; tienen estructuras que hacen que el usuario no se salga de su entorno (o al menos sienta que no lo hace).

El poder de estas empresas está muy bien diseñado para ser compatible con los gustos y hasta necesidades de consumo. Quienes descubren que esos códigos existen tratan de ir en contra del sistema y montar su propia estructura, con las mismas reglas que la tecnología permite. Sin embargo, mientras los rebeldes toman fuerza, las ya poderosas de Internet expanden sus funcionalidades para ser más necesarias.

Facebook, por ejemplo, pretende que los oficinistas realicen sus actividades ‘facebookeando’. Whatsapp acaba de presentar su versión para computadora. Ambos con un objetivo en común: mejorar la productividad de los oficinistas mientras están sentados frente a una pantalla.

Fotos:
Fotos:
capturas de pantalla de Twitter y Quitter

La red social azul pretende meterse en las oficinas con Facebook At Work (Facebook en el trabajo), una plataforma que, según las explicaciones de la empresa de Mark Zuckerberg, ya han utilizado puertas adentro. Su idea es que los empleados utilicen abiertamente la red social entre compañeros de una misma empresa, chateen y naveguen por su ‘news feed’. La estructura es similar al Facebook actual, se anuncia que no será azul para notar las diferencias en una oficina.

Así, sin Facebook At Work, la red ya tiene 1 350 millones de personas en todo el mundo y ellas generan información, incluso datos confidenciales y en este caso -de concretarse el proyecto- circularán textos y cifras de las empresas. ¿Alguien se rebelará en contra del gigante de Facebook?

Lo de Whatsapp para computadora es más simple, pero tan inteligente como para también expandir el mercado. Whatsapp ya reina en el mundo del chat por ‘smartphone’ y ahora ayudará a mejorar la productividad en una oficina, los trabajadores no “interrumpirán” sus labores para revisar el teléfono inteligente.

Whatsapp también es parte de Facebook y el intercambio de información es la base de este negocio. Pero ni a Facebook ni a Whatsapp les han aparecido verdaderos rebeldes, y eso pese a que la empresa de la F ha recibido cuestionamientos por el abuso de la información confidencial que el usuario les entrega. Todo eso se desvanece, Facebook cumple (y satisface) las normas de un bloque de la sociedad del entretenimiento.

Twitter es ahora víctima de sus propias normas y códigos de funcionamiento. Hace un poco más de una semana, la publicación Verne del diario El País de España describió un fenómeno que llenó de curiosidad a los críticos del sistema. Los tuiteros abandonaron la red y se pasaron a Quitter, luego de que una de sus ‘tuitstars’ @barbijaputa (150 000 seguidores) denunciara la censura de su cuenta.

La libertad de expresión es parte de esos códigos que hicieron crecer a la red social del pajarito celeste. Pero ya ha caído en vicios, aunque los más críticos tienen razones de mucho más fondo para dejar de trinar en la Internet.

“Somos una federación de microblogueros que, como tú, están motivados por ética y solidaridad y quieren abandonar los servicios centralizados capitalistas”. Este mensaje lo leerá al digitar quitter.se, la red social que en países de Europa ya amenaza con quitar usuarios a Twitter.

El País, por eso, resalta las declaraciones del sueco Hannes Mannerheim, especialista en software libre y desarrollador de Quitter: “Nos oponemos a la manera en la que las grandes corporaciones controlan Internet”. Él es uno de esos activistas que denuncian cómo Facebook, Twitter, Google se benefician económicamente “de cómo nos comunicamos, al tiempo que controlan cada vez más nuestras vidas filtrando qué información nos debe llegar y cuál no. Una actitud antidemocrática”.

El fenómeno de  @barbijaputa ocurrió en pleno clímax del debate sobre la libertad de expresión, luego de los ataques a la revista francesa Charlie Hebdo, lo que la llevó a publicar una entrada en su blog en la cual hacía el siguiente cuestionamiento: ¿cuándo vamos a mudarnos a una red social que abogue por la libertad de expresión, que censure verdaderos comportamientos delictivos y que, si no es mucho pedir, no trafique con nuestros datos personales?”.

Las redes sociales no solo manejan información generada por los microblogueros, también generan millones de dólares con la publicidad. La información entregada por los usuarios -consciente o inconscientemente- sirve para generar perfiles de consumo que luego son utilizados para hacer publicidad.

En América Latina, Twitter todavía se mantiene entre las redes más populares, pero muy por debajo de otras plataformas de comunicación de Internet. Twitter no llega a tener más del 15% de penetración y los más críticos señalan una razón: los trinos se quedaron en debates políticos entre círculos cerrados. Y  los otros debates se estancan en temas triviales, pero siempre en los mismos círculos. A Twitter esto le sirve y le da respiros de supervivencia porque los tuiteros de este lado del Atlántico no debaten la estructura de la red social, la dialéctica está polarizada y deslegitimada por centrales de trolls, que sí debaten pero como parte de una estrategia política. Y justamente eso impide, aunque suene a especulación, el incremento de seguidores.

Hay otras razones por las cuales se interrumpió la expansión de las grandes redes sociales. Una de ellas es la aparición de plataformas como Tumblr, Snapchat... que de alguna manera rompen el status quo de las lógicas y códigos de las gigantes, pero un punto de análisis es que las personas no se mueven en las redes sociales principalmente por las facilidades tecnológicas.

La gente en las plataformas de Internet sigue ideas e ideales y forma comunidades para compartir, debatir o entretenerse. Esa es en el fondo la razón de ser de Quitter. El usuario tiene una experiencia similar a la de Twitter, es decir puede escribir, compartir links, mencionar a otras personas; pero en el fondo tiene otra misión “más ética y solidaria”. El único temor que pudiera existir es si algún día buscarán ingresos económicos para sobrevivir.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta