Rosario Rivadeneira y el secreto de Sucre

Los restos del Gran Mariscal de Ayacucho se hallaron gracias a un secreto que llegó a oídos de la quiteña en 1900.



mhbarrerab@gmail.com   María Helena Barrera-Agarwal. Investigadora de la historia de la cultura ecuatoriana. 23 Mayo 2015

El 21 de abril de 1900, el Diario, de Quito, publica una sensacional noticia: “Los restos del Mariscal Antonio José de Sucre, considerados a jamás perdidos, han sido hallados. Una dama quiteña, de nombre Rosario Rivadeneira Vásconez, ha revelado el secreto de su localización, por intermedio de dos emisarios, a funcionarios del gobierno del General Eloy Alfaro”.

El 24 de abril de 1900, a las dos de la tarde, siguiendo las precisas indicaciones de doña Rosario, los restos de Sucre son exhumados en el Carmen Bajo, en presencia de Alfaro y de numeroso público. Al día siguiente, son entregados a la Facultad de Medicina de la Universidad Central para su autenticación. La misma ratificará ante el Ecuador y ante el mundo la validez del excepcional hallazgo.

Tal confirmación suscita inmenso fervor cívico. Los ecuatorianos encuentran de improviso un motivo de común celebración que atenúa, aunque sea temporalmente, las hondas rivalidades derivadas del triunfo de la Revolución Liberal. Las más diversas facciones cooperan en la creación del Comité Sucre, que organiza un extenso programa, con el respaldo del gobierno del General Eloy Alfaro.

Los fastos se inician el 24 de ­mayo de 1900: la conmemoración de la Batalla del Pichicha posee ese año un entusiasmo fuera de lo común. Cinco días más tarde, el 29 de mayo, se inician las honras fúnebres que culminarán con el traslado de los restos a la Catedral de Quito. Allí, en presencia de Alfaro y de un público que colma el templo y sus alrededores, Federico González Suárez, obispo de Ibarra, pronuncia una superba oración fúnebre en elogio del ­Mariscal Sucre. Ceremonias si­milares en carácter se dan en todo el país.

Doña Rosario, quien ha dado pábulo a tales demostraciones, es invitada especial a las mismas. Su vinculación con la historia ha comenzado décadas antes: su madre es buena amiga de la Marquesa de Solanda. En visitas a la Marquesa, Rosario ha conocido a Francisca de Aráuz, esposa del mayordomo de una de sus haciendas, El Deán. En 1885, Francisca, ya anciana, visita a Rosario para confiarle la saga del traslado de los restos de Sucre del lugar de su asesinato a El Deán, y luego a la iglesia del Convento del Carmen Bajo.

Rosario guarda el secreto por 15 años. En 1894, considera revelarlo al presbítero José Antonio de Sucre, sobrino del Mariscal, quien ha sido enviado por el Gobierno venezolano para buscar los restos en anticipación del centenario del nacimiento de Sucre. Carlos Demarquet Fernández Salvador, jefe político de Quito, quien ha presenciado la abusiva conducta del presbítero para con los sacerdotes del monasterio de San Francisco, la disuade.

Miembros de la Facultad de Medicina de la U. Central
Miembros de la Facultad de Medicina de la U. Central
Ellos están junto a los restos de Sucre. Al centro, los ministros Abelardo Moncayo y José Peralta.

 

 

 

 

 

 

 

 

A mediados de abril de 1900, inesperadamente, Rosario decide comunicar el secreto al general Eloy Alfaro. Lo hace por intermedio del médico quiteño Alejandro San Miguel Melo Montúfar. Este contacta a un allegado de Alfaro, César Portilla, quien devela la ­noticia al régimen en consulta con Abelardo Moncayo, ministro del Interior.

Para ciertos sectores, empero, la revelación de Rosario es tan apócrifa como los celebrados restos. Uno de los impugnadores, Alberto Muñoz Vernaza, hombre de conservador talante, escribe un folleto negando la legitimidad del descubrimiento y denunciando la participación de quienes lo certifican como válido. Aun en nuestros días, similares argumentos continúan evocando como parte de una posible conspiración lo inexplicable de la decisión de Rosario.

Ese carácter inexplicable, empero, termina con la publicación del presente artículo. El motivo exacto de Rosario se encuentra descrito en una carta suya, fechada a 6 de junio de 1900, dirigida al General Alfaro. En tal misiva, Rosario detalla sus razones: ha dado a conocer el secreto en virtud de los ruegos persistentes de una de sus primas, Zoila Vásconez Bueno. El hermano de ella, Nicolás, se encuentra exiliado en Chile, identificado como enemigo del régimen del General Alfaro.

A mediados de 1899, Nicolás había intentado retornar a Ecuador. A su llegada a Guayaquil, es encarcelado y, poco después, embarcado de vuelta a Chile. La esperanza de su familia se ve defraudada. Conocen que Rosario guarda el secreto sobre Sucre. Como recurso extremo, la convencen de que lo revele, pidiendo a cambio, como retribución, un salvoconducto para que Nicolás regrese al Ecuador. Ese pedido, sin embargo, ha quedado sin respuesta. En su carta a Alfaro, Rosario le reprocha tal silencio: en medio de las celebraciones, ha esperado y esperará, inútilmente, la única recompensa que le habría sido necesaria.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta