Cuando la Nutella entró a la política

Es el producto insignia de la economía moderna y globalizada. Durante la marcha se la quiso usar para estigmatizar a la clase media que protestó.



Martín Pallares. Editor (O) 28 Marzo 2015

¿Es posible deslegitimar una protesta social etiquetándola con el nombre de un producto al que se trata de relacionar con las clases más pudientes?

La pregunta viene a cuento a propósito de lo ocurrido durante las marchas que hubo el pasado 19 de marzo en varias ciudades ecuatorianas.  

Algunos sectores que no simpatizaban ni con quienes participaban en la marcha ni con los motivos que los movilizaba empezaron a calificarla como “la marcha de la Nutella”, en referencia a la popular e importada pasta de avellanas con sabor a chocolate que se vende en el país. Algún ex asambleísta incluso redactó una copla relacionada con la Nutella y un medio estatal fue acusado de haber posteado una foto trucada en la que aparecía un supuesto cartel (ver foto) diciendo “no le paqueteen a la Nutella”, en lugar del “no al paquetazo económico”, como en efecto decía.

Si uno de los motivos para la protesta eran las sobretasas que habrían de encarecer a los productos importados, entonces cabía perfectamente hallar algo importado para  estigmatizar a los protestantes.  

¿Por qué la Nutella? Quizá porque es un producto que ha ingresado a la lista de compras de cierta clase media que, gracias al incremento de sus ingresos durante los años de bonanza económica, pudo diversificar sus consumos. No hay que pasar por alto que la gastronomía en general y el segmento de alimentos importados, donde está la Nutella, ha sido uno de los temas que más ha seducido a esa clase media que también salió a protestar.

El interés sorprendente que despertó, días antes de la marcha, una noticia de la versión digital de El COMERCIO que hablaba sobre el precio de la Nutella parece ser una evidencia del significado simbólico de este producto de la transnacional Ferrero Rocher. En pocas horas, la noticia tuvo cerca de 38 000 lecturas. No es de extrañar que fue esa noticia la que dio pie a que en Twitter empezara a circular la etiqueta “lamarchadelanutella”.

Pero Nutella es mucho más que un producto al que se lo puede relacionar con las clases pudientes por el solo hecho de ser importado, pues si alguien se embarcaría en la aventura de fabricar Nutella en el Ecuador con productos  nacionales seguramente obtendría un producto más costoso que el caviar del mar Negro.  

El cartel de la
El cartel de la
Cámara de Comercio dice “No al paquete comercial”

La Nutella es -y ha sido estudiada por ello- un emblema de la globalización. Además, su asociación con los ricos podría ser contradictoria, pues sus orígenes se remontan a los primeros años luego de la II Guerra Mundial, cuando una firma familiar logró confeccionar una golosina barata a la que podían acceder amplios sectores de la empobrecida Italia, donde comer chocolate era entonces cosa únicamente de ricos.

En el 2013, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD), que agrupa a los 34 países más desarrollados del mundo publicó un estudio para demostrar cómo funcionan las cadenas de valor en la economía global. En el documento titulado “Mapping global value chains” se utilizó a la Nutella como ejemplo y se concluye que es gracias a estos encadenamientos internacionales que ésta es un producto accesible a muchos sectores.

En el estudio de la OECD se ubica a Nutella como el producto insignia de un orden espontáneo, muchas veces caótico, vasto y global a través del cual la cooperación intercultural e interlingüística emerge sin una autoridad central que se encargue de todo.  Mientras las oficinas principales del Grupo Ferrero están en Alba, Italia, el azúcar proviene de productores de Brasil y de Francia, que también produce la vainilina que se usa. Las avellanas son de Turquía, el cacao de África y el aceite de palma de Malasia. Hay fábricas en Brantford (Canadá), Stadtallendorf (Alemania), Belsk (Polonia), Vladimir (Rusia) , Litgwow (Gales), Pocos de Caldas (Brasil) y Los Cardales (Argentina).  Pero en toda esta cadena no están únicamente los productores que están cerca del final de las cadenas productivas, porque antes de ellos están los fabricantes de las máquinas y los barcos que transportan las 250 mil toneladas de Nutella anuales.

En la elaboración de la Nutella, como dice el documento de la OECD, se producen colaboraciones espontáneas de poblaciones que han tenido guerras entre sí. Como señala Kevin D. Williamson en la National Review, en un artículo titulado “La globalización en un frasco de Nutella”, en la producción de esta golosina intervienen rusos y polacos que han estado enfrentados durante siglos. “Los franceses pueden tener sentimientos encontrados sobre el ingreso de Turquía a la Unión Europea pero no le hacen mala cara a sus avellanas. Los italianos y los turcos que tuvieron una guerra por Libia ahora pueden trabajar juntos a través del comercio”, asegura.

Nutella tampoco ha escapado de las críticas de quienes la consideran un producto poco sano por las grases que usa.

¿Cómo Nutella fue capaz de conquistar a gente en países de casi todo el mundo?

Cuando la BBC de Londres le hizo esta pregunta a Roberta Sassateli, profesora de sociología cultural de la Universidad de Milán, ella respondió que Nutella al inicio fue el epítome del lujo popular o “pop lux” de los italianos. “Nutella es algo que estaba sobre el promedio, era algo que no era una necesidad”, sostiene, y agrega que sin ser caro el producto es sofisticado y transgresor.

No es difícil entender, así, los motivos por los que en una cultura donde el discurso político estigmatiza el éxito económico se haya utilizado a la Nutella como un vehículo simbólico para deslegitimar a los protestantes de clase media.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta