¡Difundan los derechos del hombre!

Espejo y Nariño recibieron en una logia masónica los textos de los Derechos del Hombre de manos de un francés



Germán Rodas Chaves * 28 Marzo 2015

Perseguido por el poder llegó a Santa Fe de Bogotá el doctor Eugenio Espejo. Aquello ocurrió en los primeros meses de enero de 1789. Su desplazamiento se produjo debido a que en junio de 1788 el ministro de la Corte de Madrid, Antonio Porlier, comunicó al Virrey de la Nueva Granada que el Rey había dispuesto que se hiciese cargo, con el carácter de inmediato, del proceso que las autoridades locales de Quito formularon en contra de Espejo.

La persecución al ilustrado quiteño se había iniciado años atrás. Hubo distintos pretextos para ello, entre las cuales citaré dos. El primero se refiere a la postura indeclinable de Espejo, en 1785, para no modificar sus opiniones, que le fueron solicitadas por el Cabildo, sobre el instructivo enviado por el Rey de España, en relación a las medidas sugeridas desde Madrid  -particularmente por el doctor Francisco Gil- para combatir la viruela.

Dicho informe, contenido en 179 páginas, fue llamado por su autor ‘Reflexiones sobre la viruela’. Allí el médico Espejo se refirió, con sagacidad, pero al propio tiempo con claridad,  sobre las causas que propiciaban las enfermedades en Quito.  Sus puntos de vista cuestionaron, indirectamente, al poder colonial de entonces.

La segunda circunstancia que enojó al poder tiene que ver con la conducta de Espejo cuando en 1787 publicó ‘La defensa de los Curas de Riobamba’, un alegato por medio del cual  -luego de haber permanecido en esa ciudad- demostró que las inculpaciones a los curas -a propósito de las acusaciones sobre aquellos en el sentido de propiciar fiestas entre los indígenas para obtener lucros- fueron falsas. Tal alegato, adicionalmente, dejó en claro la forma infamante con la cual fueron tratados los indios por parte de las autoridades de Riobamba. A causa de estas dos contingencias, entre otras, Espejo fue traído preso a Quito en 1787.

Como ha quedado señalado, Espejo debió viajar a Bogotá para defenderse de las acusaciones -forma de intentar acallarlo y de someterlo- que pesaban en su contra. Su desplazamiento se produjo en los últimos meses de 1788.

Cuando el médico quiteño llegó a Santa Fe de Bogotá era ya un erudito. Su producción bibliográfica había sido, para ese entonces, conocida por importantes sectores de intelectuales bogotanos. Por estas razones la presencia de Eugenio Espejo en dicha ciudad no fue ignorada. Por el contrario, los núcleos de ilustrados estuvieron atentos a su talento y prontamente lo invitaron a formar parte de su entorno.

Uno de los más conspicuos actores de la vida ilustrada en Santa Fe de Bogotá fue el patriota Antonio Nariño y Álvarez, quien adquirió en la Plazoleta de San Francisco una casa en cuya planta baja funcionó El Arcano Sublime de la Filantropía, una especie de club cultural al cual concurrieron, en las constantes tertulias que allí se realizaron, a exponer y debatir sus ideas los escritores, pensadores, independentistas y científicos de la época.  A este núcleo se perteneció prontamente Espejo.

En dicho centro, como dice el historiador colombiano Antonio Cacua, “se conspiró,  se habló de revolución, de independencia, de libertad, se estudiaron las constituciones de Estados Unidos de América y de Francia y  se conocieron los Derechos del Hombre y del Ciudadano”.

En efecto, al Arcano Sublime de la Filantropía -institución que para algunos estudiosos, particularmente colombianos, fue una logia masónica- fue un espacio para discernir sobre la situación de las colonias, comprender la realidad del momento y pensar sobre un modelo social diferente.

Tales reflexiones fueron complementadas con los aportes académicos del sabio español José Celestino Mutis -quien dirigió la expedición botánica de la Nueva Granada- y también del erudito francés Louis de Rieux, el mismo que, antes de que partiera Espejo de retorno a Quito  en los primeros meses de 1790 -una vez que el quiteño fuera absuelto el 2 de diciembre de 1789- se preocupó de hacer conocer entre sus contertulios, aunque de manera general y gracias a las informaciones que había recibido, sobre la existencia de un texto fundamental que fue aprobado por la Constituyente francesa en 1789: Los Derechos del Hombre.

Cuando ocurrió esta circunstancia “Rieux les hizo una observación a los concurrentes al Arcano Sublime de la Filantropía: difundan los Derechos del hombre”.   Aquello equivalió a decirles que lucharan por un orden que al favorecer los derechos de conciencia, permitiera a los ciudadanos, entonces, gozar de los derechos de opinión, de prensa. Ser libres, en suma.

Nariño, convocado por tal circunstancia y a propósito del debate que la propuesta suscitó, tradujo al español los Derechos del hombre en 1790 y los publicó, en 1793, en la imprenta de Antonio Espinosa de los Monteros, la misma imprenta que editó el texto de Espejo, ‘El Discurso’, que fuera escrito en Bogotá a manera de antecedente de lo que sería la Sociedad Patriótica de Amigos que el precursor quiteño fundara en Quito en 1791, un año antes de que pusiera en circulación  el periódico ‘Primicias de la Cultura de Quito’.

No cabe la menor duda de que el paso del médico y pensador quiteño  Eugenio Espejo por el Arcano Sublime de la Filantropía y su estancia en Bogotá,  le fueron plenamente vivificantes.

*Historiador especializado en el tema de la salud. Docente de la Universidad Andina Simón Bolívar.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta