La asimetría de la BRICS

La promoción de un mundo multipolar puede ser positiva pero las distintas formas de entender este foro que tienen China y Rusia amenazan su operatividad y su futuro.



Cristian Espinosa C. 02 Agosto 2014

Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica conforman una asociación de países denominada BRICS, que representa a cerca del 42% de la población mundial. Sus territorios cubren el 30% de la superficie del planeta y sus economías sumadas son la quinta parte de la economía mundial. Se trata de economías emergentes, su rápido crecimiento (especialmente China) permite prever que en un par de décadas su peso económico relativo habrá aumentado y será equivalente al de los países desarrollados más grandes, agrupados en el G-7.

Desde una simple comparación numérica, la consolidación de la BRICS aparece como una significativa modificación del centro de gravedad de la economía mundial y en tal sentido se alteran las relaciones de poder de un mundo, lo que tiende a dar paso a una nueva multipolaridad. Esto ocurre en el ámbito económico porque, en parte, se produce el desplazamiento de los centros de producción y finanzas internacionales de Norteamérica y Europa hacia el Este, principalmente a Asia, y en menor grado del Norte hacia el Sur. Las relaciones políticas también cambian, sobre todo por la nueva división del poder económico y mucho menos como efecto de modificaciones geopolítico-militares.

Sin embargo, una visión más cuidadosa al grupo revela que el mismo está conformado por países sumamente distintos, que lo único que parecerían tener en común es que no son miembros de la OECD. Alguien dirá que tal vez no les interesa ser parte de esta organización de países ricos, aunque probablemente lo real es que no califican a los criterios de elegibilidad para ser parte de esta organización, como sí lo hacen México o Chile, que también son economías emergentes. Otras diferencias: dos de los cinco miembros de la BRICS no son democracias, mientrasque Brasil, India y Sudáfrica son ejemplos en sus respectivas regiones. Sus modelos económicos son altamente distintos, incluso cuando comparamos a Brasil, Rusia y Sudáfrica que basan su economía en un modelo productor y exportador de ‘commodities’; China, bastante más diversificada, sostiene su economía principalmente en manufacturas y la India en el desarrollo de su capacidad como proveedor de servicios.

Las diferencias no son obs­táculos para que los cinco países puedan coincidir en una asociación de la naturaleza de la BRICS y promover su relevancia a escala global; sin embargo esas mismas diferencias evidencian que los intereses nacionales inmediatos son altamente distintos y los objetivos que persiguen no confluyen en el momento de actuar como un grupo sólido y bien cohesionado.

A muchos no sorprenderá que la BRICS haya concentrado su esfuerzo en la creación y operatividad de un banco de desarrollo con un impresionante fondo inicial de USD 50 000 millones, para financiar proyectos de infraestructura en países en desarrollo. A este esfuerzo se deberá sumar la creación de un fondo de reserva y contingencia para solventar dificultades de liquidez en sus propias economías y en países en desarrollo. No cabe duda que se trata de una agenda ambiciosa pero muy parecida a la de mediados del siglo pasado, que terminó dando forma al orden económico internacional del sistema de posguerra en Bretton Woods, del cual se desprenden el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Esta promoción de contrapesos y de una opción multipolar para el desarrollo debe ser bienvenida por el mundo en su conjunto. No solo porque se trata de sana competencia, sino porque al no operar por fuera del sistema multilateral se convierte en nuevo pilar del orden económico internacional y en ese sentido alimenta y fortalece las opciones que tienen los Estados y los actores económicos del mundo. Sin duda estas nuevas instituciones financieras serán controladas por los miembros de la BRICS con una visión algo distinta a la que ha predominado en Washington, pero su lógica operará bajo las mismas reglas financieras y de mercado, tal como hasta ahora lo ha hecho el crédito bilateral chino. No sorprende entonces que el nuevo banco de desarrollo en esta ocasión establezca su sede en Shanghái.

Curiosamente, la crítica a la BRICS no ha venido de Estados Unidos, la UE, el Banco Mundial o el FMI, de quienes podría decirse que les interesa un mundo unipolar. La crítica más seria viene de voces que cuestionan si la principal contribución de la BRICS debe ser simplemente un nuevo banco de desarrollo que replica un modelo de los años 50. Al fin y al cabo, se puede esperar que la BRICS muestre un nuevo tipo de liderazgo ajustado a los tiempos actuales en temas como el cambio climático, el respeto de los derechos humanos o la salida de un fundamentalismo de mercado para el desarrollo del comercio mundial. Sin embargo, la BRICS -de manera tímida- se ha limitado a ser el espejo de Estados Unidos y Europa en las negociaciones en la OMC y sus aportes en foros como el G-20 se han limitado a resguardar sus intereses nacionales individuales y de corto plazo, mientras que en temas como los derechos humanos y la promoción de libertades difícilmente China y Rusia pueden ser un ejemplo.

Es esta alta diversidad y falta de visión conjunta que nazca de su propia experiencia la que debilita la capacidad de acción del grupo. Esto se evidenció cuando las agendas bilaterales de Rusia y China se distanciaron significativamente durante su reciente visita a varios países de América Latina, a propósito de la reciente cumbre de la BRICS en Brasil. A pesar de que las dos agendas buscan marcar un contrapeso en la relación de Latinoamérica con Estados Unidos, China promueve sus intereses nacionales y financieros y se aleja de los gestos de Putin, que busca para su desastroso accionar en Ucrania una caja de resonancia que no le funciona, a no ser por la destemplada y anacrónica respuesta de los comandantes Castro y Ortega. El presidente Xi Jinping, cual eficiente banquero, abre líneas de crédito, suscribe contratos y cobra deudas, mientras Putin nos recuerda a todas esas giras del presidente Chávez en que iba poniendo primeras piedras de una visión geopolítica que nos retrotrae a la Guerra Fría. Experto en comercio y Director de la Cámara Ecuatoriano Americana.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta