La Guerra que marcó la moneda ecuatoriana

Al inicio de la I Guerra Mundial, hace 100 años, el pánico en el Ecuador fue el pretexto para que el Gobierno acabara con el respaldo en oro del sucre.



Martín Pallares. Editor   02 Agosto 2014

El estallido de la Primera Guerra Mundial puede haber ocurrido el 28 de julio de 1914, como dice la historia, pero para el Ecuador ese hecho no fue noticia sino hasta pocos días más tarde.

El 29 de julio, al día siguiente de la declaratoria de guerra de Austria a Serbia la única nota proveniente de Europa que EL COMERCIO publicaba era una crónica más bien lírica de los festejos del 14 de julio en París. Hasta ese día, las noticias de la sublevación de Carlos Concha en contra del gobierno de Leonidas Plaza habían ocupado las primeras planas.   

Sin embargo, el 30 de julio EL COMERCIO traía ya en portada un titular que decía “Conflicto Austro-Servio”, con información de las escaramuzas.

Desde ese día, la noticia no dejó de aparecer en portada y el contenido venía por cable desde Londres, París, Hamburgo y Nueva York.
El 4 de agosto, toda la primera plana de la edición, que en ese entonces era de apenas cuatro páginas, estaba dedicaba al tema y anunciaba que, por la gravedad de los hechos, le iba a dedicar un espacio especial. Un extenso perfil del monarca alemán Guillermo II y una nota sobre las colonias francesas era el material que acompañaba a las noticias militares. Ese día aparecía un aviso del cónsul francés, Louis Gaussen, pidiendo a los franceses estar listos para una movilización.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que la prensa empezara a registrar ciertos acontecimientos que se producían en el Ecuador y que serían la antesala de uno de los momentos más determinantes de la historia económica del país: la llamada -o mal llamada-
ley moratoria”, según la cual el Gobierno ecuatoriano establecía que el oro dejaba de ser el respaldo de la moneda que emitían, en aquel entonces, los bancos privados del país.

27 de julio
27 de julio
Este día se hizo una réplica de la batalla de Tannenberg, en Polonia, donde rusos y alemanes se enfrentaron por primera vez en la guerra.

La “moratoria” fue, según el historiador Enrique Ayala, la huella más profunda que la Primera Guerra Mundial dejó en el Ecuador.  
Con esa decisión, el Estado ecuatoriano empezó a utilizar dinero sin respaldo, sembrando las bases para la hiperinflación y la terrible crisis económica que se desató a partir de 1920, cuando la guerra había concluido y las exportaciones de cacao se desplomaron.

El viernes 7 de agosto EL COMERCIO publicaba una nota del corresponsal en Guayaquil, que anunciaba ya lo que ocurriría: “La situación en este puerto es difícil con motivo del conflicto europeo. El público sin fundamento trata de retirar los fondos del Banco Comercial y Agrícola; las exportadoras de cacao y la Sociedad de Agricultura rechazan el fruto, fundamentándose en que no pueden exportarlo.

“(...) Los vapores han suspendido los viajes recalando a los puertos inmediatos del Pacífico. Créese que el ferrocarril, la fábrica de gas y otros tendrán dificultades por la falta de carbón. Opínase que sería oportuno que el Gobierno, a semajanza de lo que han hecho en Inglaterra y en Estados Unidos, decrete no salga el oro de esos Bancos, para evitar dificultades a las Instituciones y darles seguridades en el crédito. Agregaba el corresponsal que el diario El Guante, de Guayaquil, “se ha dirigido al Presidente insinuando decrete seis días feriados para los Bancos; es necesario salvar la situación y el Gobierno hállase en el deber de hacerlo en guarda de los valiosos intereses nacionales”.

En la edición de ese mismo día, el diario informaba sobre el Decreto según el cual el Gobierno ordenaba que durante 30 días los bancos no podrían entregar oro a sus clientes a cambio de los billetes. La medida luego se extendería indefinidamente, inaugurándose así una etapa que terminará en 1926 con la fundación del Banco Central, que se convertiría en el único órgano emisor.

Para Ayala Mora, la medida fue hecha también para beneficiar a Francisco Urbina Jado, propietario del Banco Comercial y Agrícola, que para la época se había convertido en el mayor financista del Gobierno al emitir billetes que no estaban respaldados del todo en oro. Al poder emitir billetes sin respaldo, el Gobierno alivió sus penurias fiscales golpeadas sobre todo por la campaña militar en contra de Concha.

Los efectos inflacionarios se sintieron rápido. Un cronista del Diario recogía en la edición del 8 de agosto lo que parecía ser un clamor: “Ayer no más las cocineras decían: ya ha subido la raspadura por la guerra de los turcos”.

Durante los meses siguientes, las exportaciones de cacao se normalizaron y en lugar de ir a los puertos europeos empezaron a ir a Nueva York.

Interpretación
Interpretación
Actores polacos y de otras nacionalidades interpretan el papel de soldados alemanes durante la réplica de la batalla de Tannenberg, en julio pasado.

En efecto, la Primera Guerra Mundial marcaría para el Ecuador y la región otra transformación histórica: de la dependencia de las potencias europeas se pasó a la dependencia política, comercial y financiera de Estados Unidos.

Precisamente esos primeros días de la guerra, el 16 de agosto, el entonces presidente de EE.UU. Woodrow Wilson, recibía una carta de su Secretario de Estado, el sagaz William McAdoo, en la que le decía que mientras las potencias europeas estaban distraídas en la guerra “tenemos una inusual oportunidad para el comercio con América del Sur”.

Ni corto ni perezoso, Wilson organizó una conferencia panamericana y dijo a los enviados de América Latina que el comercio con su país les salvaría del conflicto europeo.

Y así fue como la ‘Gran Guerra’ terminaría marcando el ­curso de la historia ecuatoriana de los siguientes años.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta