Las historias oficiales legitiman el poder y el olvido

‘La máquina del olvido’ aborda la reconstrucción de la historia y la institución de un pensamiento único, desde el interés de los regímenes políticos.



paredesf@elcomercio.com   Flavio Paredes Cruz. Editor 02 Agosto 2014

El libro data del 2012, pero su lectura o relectura es oportuna para los hechos y las inquietudes que deja el calendario presente. El espacio que aborda el texto es Cuba, pero como vecinos del mismo barrio e hijos de un pasado similar, toda Latinoamérica puede alcanzar altos grados de identificación. Por ello, y mientras distintos regímenes políticos hagan de alguna historia oficial su herramienta de legitimación, ‘La máquina del olvido. Mito, historia y poder en Cuba’, de Rafael Rojas, seguirá siendo pertinente y motivando reflexiones contra los discursos únicos.

Ocho ensayos dan cuerpo a esta publicación, cuyo título toma una metáfora incluida en el ‘Discurso sobre el colonialismo’, del antillano Aimé Césaire. Si antes esa máquina del olvido, operada por el colonialismo, molía culturas tachándolas de ‘bárbaras’ o ‘primitivas’, su versión remozada ahora construye una ilegitimidad opositora, a la cual tildan de contrarrevolución, ‘enemigos del pueblo’, ‘traidores a la patria’ y otros tantos epítetos que no resultan extraños al ciudadano de acá. Ante esa realidad, los legítimos son solamente aquellos actores políticos inscritos en lo estatal, aquellos que postulan ‘verdades’ irrebatibles desde el poder, con la propaganda y más allá de la ley.

Si bien la Revolución Cubana resultó fundamental para la reconfiguración de las izquierdas del mundo, esa visión favorable del socialismo idílico fue utilizada por el Gobierno de la Isla para ganar adeptos y llevar una geopolítica personal, que se extendió en un silenciamiento a la crítica (se recuerda el caso de Heriberto Padilla). Mediante su prosa, el autor interpela ese relato oficial cubano sobre su historia y los dispositivos simbólicos que el poder ha implantado, desde 1959 y fortalecido en los 60 y 70, para erigir un sistema de pensamiento opuesto a las disidencias y que ensalza -con sentido de oportunismo-los sucesos, fechas y personajes que son de su interés.

No es un caso exclusivo: sucedió en Cuba con el uso de la imagen de Martí, ha sucedido en Venezuela con Bolívar, sucede en ­Ecuador con Alfaro.

Sin embargo, Rojas advierte que la reconstrucción de la memoria y la apropiación de los medios para difundirla -medios de comunicación alineados, discursos culturales,institucionalidad educativa- han llevado a un momento de hartazgo que ha producido fisuras por donde se empiezan a oír otras voces, aunque provengan de academias extramuros de la Isla. Voces que siguen en la búsqueda de la patria, aunque sea con el desengañado tono poético de Reinaldo Arenas, en ‘Introducción del símbolo de la fe’:  

Sé que no existe el consuelo / que no existe /la anhelada tierra de mis sueños / ni la desgarrada visión de nuestro héroes. / Pero te seguimos buscando, patria, / en las traiciones del recién llegado / y en las mentiras del primer cronista.

El aliento de ‘La máquina del olvido’ está por encima de posturas ideológicas respecto del tema cubano, pues se inserta en las discusiones políticas que en los últimos años han brotado en toda la región. Y, así, reabre un debate otrora empobrecido ya sea por el Estado unipartidista, ya sea por intereses de potencias extranjeras. Incluso, desde cierto optimismo, apela a una práctica intelectual que sobrepase las ideas de nación y exilio, hasta otra forma de pensar las relaciones entre la sociedad civil.

El marco de referencias de ‘La máquina del olvido’ acoge por igual a la intelectualidad y la cultura popular; el autor navega entre saberes disímiles, del derecho constitucional a las disciplinas sociales, de la historiografía a la literatura.

Rojas discute sobre el socialismo insular desde las voces de teóricos neomarxistas (Badou, Zizek, Ranciére o Laclau) y cita a pensadores cubanos anteriores a él -de las dos repúblicas, el autonomismo y otras etapas-. Pero también recoge anécdotas y va hacia una de las manifestaciones más populares de la cultura y el espectáculo: la tele y radionovela. Y halla en  ‘El derecho de nacer’, melodrama que da título a uno de los ensayos, una represen­tación del conflicto por la legitimidad de la causa revolucionaria, que tuvo sus días entre los años 50.

“La historia me absolverá”, dijo Fidel Castro en su alegato de autodefensa. Más de 60 años después del juicio en su contra (octubre de 1953) la pregunta- a la luz de la lectura de ‘La máquina del olvido’-, ahora sería: ¿cómo no absolverlo si la historia ha sido reescrita con su puño y desde su estrategia?

 

Rafael Rojas
Nacido en Santa Clara, en 1965. Historiador y ensayista radicado en México. Licenciado en Filosofía por la Universidad de La Habana y doctor en Historia por el Colegio de México. Recibió el primer Premio de Ensayo Isabel Polanco, por ‘Las repúblicas del aire’ (2009); el Premio Anagrama de Ensayo, por ‘Tumbas sin sosiego. Revolución, disidencia y exilio intelectual cubano’ (2006); y el Premio Matías Romero de Historia Diplomática, por ‘Cuba mexicana. Historia de una anexión imposible’ (2001). También es profesor.

 

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta