El cabildo quiteño y su rica historia

‘Quito. Historia del Cabildo y la ciudad’ es una investigación profunda, tanto del origen del Cabildo como de su relación con el devenir quiteño desde el siglo XVI hasta la actualidad. El autor resume en este texto los principales hallazgos de su trabajo más reciente.



Javier Gomezjurado Zevallos 02 Mayo 2015

La historia del Cabildo es la historia de la ciudad, pues a través de su accionar cotidiano se define la vida de la urbe y de su gente. Con ciertos cambios, propios de las dinámicas institucionales, el Cabildo se reconstruye en una trilogía inseparable compuesta por la ciudad, el Estado y la ciudadanía, que lo define como el responsable del bien público.

Una vez “descubierta” América e iniciada la gran empresa comercial de conquista y evangelización, la tradicional institución castellana del cabildo aparecerá por primera vez en nuestro continente cuando se funda la ciudad de La Isabela en 1493; surgiendo posteriormente ayuntamientos en las villas de la Concepción de La Vega (1495) y Santiago (1496).

El Derecho para la administración del Cabildo que rigió para las Indias tiene su origen en las leyes de Burgos de 1512, y estuvo integrada por las reales cédulas, órdenes, pragmáticas, instrucciones y cartas relativas al derecho público de Hispanoamérica. Por otro lado, la América hispana también se regía por la legislación indiana criolla (derivada de la legislación de las autoridades coloniales y las costumbres locales), y el propio Derecho Castellano, supletorio de aquellas dos. Debieron tomarse en cuenta, además, los derechos consuetudinarios indígenas, reconocidos como vigentes por las leyes españolas, salvo que fueran contrarios al derecho natural o las leyes indianas.

Con todo ello, el régimen municipal colonial indiano no fue una reproducción fiel del español, y por tanto, sus instituciones no fueron una copia exacta de las castellanas; en particular por algunas causas: las enormes distancias y el aislamiento de las localidades coloniales; la frecuente ignorancia jurídica de los conquistadores y fundadores; la naturaleza privada y militar de la aventura conquistadora, que produce sus propias normas y costumbres; la exoticidad del medio y de las culturas sometidas; entre otras. Así, el viejo régimen municipal castellano decadente ya en Europa se trasplantará a América, pero con personalidad propia.

Dos fueron las competencias básicas de los primeros cabildos en América: el orden policial local y la administración de la vida comunal. El Cabildo actuaba como administrador de justicia y a veces era asistido por vocales. La tarea de la  que se ocupó el Cabildo con especial cuidado, en la etapa inicial, fue la reglamentación comercial para la vigilancia de pesas y medidas en el intercambio comercial, y el abasto público.

Hubo otras tareas como las de sanidad pública, pues se incluyeron normas que velaban por la higiene y calidad de los hospitales, y las condiciones de los mataderos, por ejemplo.

Otro de los objetivos fue proteger a la ciudadanía de actos reñidos con las leyes. En este sentido, la población se unía a los oficiales como voluntarios, por tradición, y se ocupaban por igual de efectuar rondas de vigilancia nocturna para evitar el caos, sobre todo en época de alteración de la paz pública.

En América, los cabildos surgieron por actos de gobierno de los conquistadores, en donde intervino más el pueblo. De acuerdo a lo expresado en la legislación indiana, lo ordinario era tener dos alcaldes y un número variable de regidores: seis para los lugares chicos y doce para los mayores; aunque esto no siempre se cumplió. A ellos se añadían el alguacil mayor, el alférez real y el procurador de la ciudad, este último sin voto. Otros funcionarios del Cabildo, pero que no lo constituían, fueron el fiel ejecutor, los escribanos, el mayordomo, el depositario general y el tenedor de bienes. Finalmente estaban los oficios menores: pregonero, verdugo, portero, macero, alarife, carcelero; y muchos otros creados según la necesidad local, como los alcaldes de oficios que existieron en Quito, encargados de visitar las tiendas y talleres de los artesanos y, en nombre de la ciudad, de velar por la buena calidad y el precio de varios artículos. Así, en el Cabildo quiteño existieron alcaldes y veedores de curtidores, sastres, sombrereros, tintoreros, silleros, herreros, zapateros y otros.

Cabildo
Cabildo
A la izquierda, arriba, se observa una imagen de1894; a la derecha, arriba, una de 1922. Abajo, a la izquierda, una imagen de 1910 y a la derecha, abajo, una de 1930.

Las vías de acceso a los cargos en el Cabildo fueron siempre limitadas y selectivas. En el caso de Quito, los primeros alcaldes y regidores fueron nombrados por Diego de Almagro en 1534, pues era deber y derecho del conquistador nombrar a los primeros miembros del Cabildo en cada ciudad por él fundada. Pero de allí en adelante, el propio Cabildo elegiría a sus sucesores de manera anual.

Almagro fundó Santiago de Quito sobre la llanura de Riobamba, el 15 de agosto de 1534, y nombró a quienes serían administradores de la ciudad. Sin embargo, días después, decidió fundar San Francisco de Quito en la efímera ‘ciudad de Santiago’, nombrando como alcaldes ordinarios al capitán Juan de Ampudia y a Diego de Tapia; y regidores a Pedro de Puelles, Juan de Padilla, Rodrigo Núñez, Pedro de Añazco, Alonso Hernández, Diego Martín de Utrera, Juan de Espinosa y Melchor de Valdez.

Inmediatamente designó a Sebastián de Benalcázar como teniente de gobernador de la provincia, con las instrucciones para que ejecute los actos complementarios, como el asentamiento de San Francisco en “el pueblo que en lengua de indios se llama Quito”. Así, Benalcázar y un grupo de conquistadores decidieron asentar Quito en las faldas del volcán Pichincha, el domingo 6 de diciembre de 1534. Ese mismo día notificó a las autoridades para que tomen inmediata posesión de sus cargos, so pena de una multa de 500 pesos de oro.

Dos semanas más tarde, dicho Cabildo se reunió para realizar la traza del área de poblamiento de la villa, y la demarcación de manzanas y calles, cuyo detalle lastimosamente se desconoce, pues en las primeras actas del cuerpo capitular sólo está el encabezamiento de la providencia por la que se dispone la traza, seguido de una página en blanco. Pudo haber sido dejado así para asentarlo más tarde, aunque lo más probable es que dicha traza fuera hecha en folios aparte, cuyo plano después de manejado y manoseado por los vecinos acabó por estropearse, y finalmente perderse.

Cabildo
Cabildo
Las vías de acceso a los cargos en el Cabildo fueron siempre limitadas y selectivas.

Sin embargo, con las actas del Cabildo y documentos notariales que actualmente reposan en el Archivo Nacional, se ha podido reconstruir de modo bastante aproximado la primitiva traza de la ciudad.

En el mismo siglo de fundación -abordado en el segundo capítulo del libro- las rebeliones de los encomenderos y de las alcabalas fueron hechos destacados en la vida de la ciudad . El tercer capítulo está dedicado a las noticias más importantes de Quito en el siglo XVII; el cuarto y el quinto, al XVIII y al XIX, mientras que el sexto aborda los hechos del siglo XX y el inicio del XXI.

El lector interesado en la historia del Cabildo de la capital ecuatoriana podrá hallar en el capítulo séptimo una relación de los alcaldes de Quito desde 1946 hasta la actualidad.

En esta investigación, el hilo conductor de los principales acontecimientos de la ciudad -el crecimiento de la urbe, el surgimiento y devenir de la administración desde inicios de la República hasta el siglo XXI, el aparecimiento de sus diversas calles y barrios, la vida cotidiana de la gente durante casi cinco siglos, y muchos otros detalles- es el Cabildo, y su historia se vuelve el mejor espejo de la historia de la ciudad.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta