Sin insultos, las sociedades se mutilan

El lenguaje cambia la realidad. Desde este argumento, el maestro de tantas generaciones reflexiona sobre el valor simbólico, político y cultural de las expresiones más duras del idioma.



Carlos Rojas A. Editor (O) 30 Agosto 2014

La propuesta era extraña, pero tentadora. Pensé que charlar sobre el insulto con uno de los hombres que más ha estudiado el idioma podría resultarle ofensivo. La formalidad con la que por teléfono aceptó la entrevista me generó cierto temor reverencial. Lo más grave: sospechaba que el diálogo podría no fluir. Me equivoqué. En las oficinas señoriales de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, Hernán Rodríguez Castelo habló con naturalidad sobre la importancia que tiene el insulto en una sociedad.

¿Es tan malo que una persona insulte?
El ser humano es agresivo por naturaleza; en algún momento habremos insultado o lanzado un puñetazo. Curiosamente, la agresividad verbal es mucho más dura e hiriente que la física. El insulto es una cosa difícil de regular o controlar, porque una misma palabra puede usarse con un sentido objetivo, afectivo u ofensivo.

¿Y cómo saber qué uso se está dando a una palabra?

Es el contexto. La palabra negro, en un trabajo antropológico, tiene una connotación racial, que no es peyorativa. La esposa puede decir a su marido: negro. Es un trato familiar. Pero también puede tener un uso despectivo. El problema es que en estos días, por el afán de normarlo todo, se pretende dar a las palabras este último sentido. Ya no hay cómo decir negro, sino afrodescendiente. 

Y usted, en un plan de conquista, ¿cómo cortejaría a una mujer? ¿La llamaría  negra o afrodescendiente?

Yo tengo una pareja de amigos, ambos deportistas, que se enorgullecen de ser negros. Al negro (Rodrigo) Paz no se le puede decir el afrodescendiente Paz. Es un eufemismo.

¿Una sociedad puede regularse a través de eufemismos para evitar la cárcel?

No tiene sentido, en el campo filosófico, relacionar el insulto con la cárcel. No pasa lo mismo con la calumnia.
 

¿Cuál es la diferencia?

La calumnia es una mentira que puede causar daño; el insulto es una expresión de cólera, difícilmente cuantificable. 

¿Quiénes insultan? ¿Solo los maleducados? 

No debe haber un solo ecuatoriano que no haya insultado a alguien. Hay muchas palabras que se usan como insultos sin que ellas sean necesariamente una calumnia. Depende, por ejemplo, del contexto en el que uno llame a otro ‘ladrón’. 

¿Quién tiene que normar esa intensidad?

En los juicios por injurias se acude a los asesores lingüísticos. A mí me han pedido análisis de este tipo. En la demanda del Presidente a Emilio Palacio hice, por pedido del periodista, un análisis de su columna de opinión que motivó el juicio. La jueza no aceptó mis argumentos de que la doble potencialidad lingüística de su frase no refería una acusación.

¿Es justo que una autoridad sea insultada?

El insulto muchas veces descalifica a quien lo profiere porque es una muestra de descontrol, pero es mucho más grave que lo haga un presidente en un escenario público.

Si insultar es parte de la condición humana, ¿por qué va a ser grave que lo haga una autoridad?

Hay que tomar en cuenta la resonancia. Una cosa es insultar en una conversación privada y otra en una cadena nacional. Además, se supone que una autoridad es alguien que tiene cierto dominio de sus actos y sabe cuál es la importancia del respeto.

¿Lo peligroso es mezclar insulto y poder? No es bueno que un cura agravie, que lo haga el rector de un colegio o el dueño de una empresa. 
Si el cura insulta en el sermón es muy grave por las virtudes cristianas que él representa. El juez que insulta en un juicio puede cometer prevaricato. 

¿Y el insulto del ciudadano de a pie que lo hace por frustración porque no le atienden en un hospital?

La fuente del insulto es la agresividad. Una persona puede sentirse ofendida porque no se respetan sus derechos. Ese insulto puede ser de una amplia cultura verbal…
Insultos fascinantes...
Acordémonos del quizás más grande prosista en español, Francisco de Quevedo. El registro de sus insultos es enorme.

¿Se acuerda de alguno?

La forma sutil para decir que los panaderos asesinan lentamente. Yo adquirí en París este Diccionario de Injurias en lengua francesa (lo hojea). Mire todas las palabras ofensivas que se pueden usar. En Ecuador podemos hacer algo similar. 

¿Qué pasa con el pobre ciudadano al que no le atienden en el hospital y no puede insultar porque un papel pegado en la pared le recuerda los riesgos legales de ofender al servidor público?

Se crea un efecto psicológico, propio de una cultura represiva, que sella las fuentes de expansión de ciertos sentimientos.

¿Qué pasa cuando se las contiene en demasía?

Fermentan y luego estallan.
Entonces, el insulto, socialmente, es positivo
Descarga pasiones.

¿Nuestra lengua se nutre de insultos por la historia de opresión que nos forjó?

En nuestra cultura los insultos tienen una cuestión social. Desde arriba se manifiesta desprecio; desde abajo es una muestra de rechazo. Ahora ser indio es un motivo de orgullo, pero antes esa palabra era un insulto. Y como ‘indio’ no bastaba, se le agregaba ‘mierda’. Este es quizás el principal insulto de nuestra cultura.

¿Qué le impulsa a usted a proferir un insulto?

Cuando era profesor, y mis alumnos cometían alguna falta, me pedían cualquier sanción, menos que los hablara. Es la fuerza de la verbalización de las cosas. Lenguaje y realidad.

¿ Y su autoridad?

La autoridad tiene que saber manejar su lenguaje.
 

¿Se puede clasificar los insultos y su connotación?

Sí. El insulto tiene todo un campo de riqueza creativa.¿Hay insultos que por la fuerza de uso se edulcoran?
Palabras ofensivas acá son un latiguillo en Chile. 
Y otras que se convierten en agravio, como llamar a alguien neoliberal. U oligarca.

¿Cuáles son sus insultadores favoritos?

Juan Montalvo. En su ‘Mercurial Eclesiástica’ respondió al arzobispo (Ignacio) Ordóñez con 73 insultos por haber incluido entre las obras prohibidas a ‘Los Siete Tratados’. 

¿Qué le dijo?

Lo llamaba fraile adúltero.
El insulto da cierto sabor a nuestra identidad.
Para quienes estudiamos el habla nacional, estas palabras son esenciales.
El Código Penal podrá modificar esa condición humana.
Si la autoridad suprimiera el insulto, entonces habría mutilado las posibilidades de manifestarse de una sociedad. El insulto es una de las partes más intensas y cargadas de pasión de la convivencia social.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta