El Islam no es lo que mata a Europa

La novela de Michel Houellebecq, ‘Sumisión’, es una radiografía de la crisis moral europea, rematada por un ficticio ascenso del Islam al poder



paredesf@elcomercio.com   Flavio Paredes Cruz. Editor (O) 30 Mayo 2015

‘Sumisión’, de Michel Houellebeq. Aquel libro cuya presentación coincidió con el ataque a Charlie Hebdo. Aquel libro que la explotación mediática difundió como un afán polemista contra el Islam y como la suma de la islamofobia de su autor, no lo es tanto si se lo compara con la mordaz sátira ambigua del sistema político francés y con la burla traviesa de la sociedad europea que escribe Houellebecq, provocador siempre y ahora también en esta hipótesis y diagnóstico del presente.

No hay guerras yihadistas ni terror anticivilización sino transgresión de valores, con la incorrección política que acostumbra el autor francés. Un escritor que esta vez atestigua el suicidio de Europa, mediante una pragmática conversión al islamismo.

Así, esta fantasía política sobre una Francia -la del 2022- gobernada por la Fraternidad musulmana es, más bien, una radiografía de la crisis moral de Occidente, una sociedad en descomposición, cuyos integrantes se sumen en el vacío existencial. Excesos consumistas, tecnológicos e informativos se tejen con la mercantilización de las relaciones humanas, en un mundo donde la libertad individual se afirma desde las manías privadas y el relativismo moral esconde una impotencia colectiva. Es una Europa decadente bajo la sombra del racionalismo de la Ilustración y de fragilidad espiritual.

La política de ese país deformado por Houellebeq es la de la agonía socialdemócrata. Tras la inercia de una reiterativa alternancia en el poder entre izquierdas y derechas, sin que nada cambie y el país no avance, la insolvencia de la política francesa y de un Estado fallido abre las puertas a medidas extremas. François Hollande, Nicolás Sarkozy, Marine Le Pen y Manuelle Vals, actores de la vida política francesa actual, se nombran en las páginas.

Los ciudadanos galos de ese futuro ficticio son adoradores de la celebridad, adictos a los ‘realities shows’ y a la comida precocida; están rotos por la soledad, las frustraciones sentimentales, el sexo como revancha y el aborrecimiento.

La representación de toda esta carga es François, el narrador protagonista de ‘Sumisión’, quien -como todos los personajes houellebequianos- es un cuarentón solitario, embebido de alcoholes, encaprichado con el sexo, misántropo que desprecia la modernidad.

La novela de Houellebecq
La novela de Houellebecq
narra cómo las calles de la capital francesa se llenan de burkas tras el ascenso al poder del Islam

Profesor universitario tras obtener su doctorado con una tesis sobre el escritor decadentista francés Joris-Karl Huysmans (1848-1907), Francois -mediante la narración- empata su camino existencial con algunos pasajes del sujeto de su estudio, especialmente en la perspectiva pesimista y en los cuestionamientos a la fe. Además, cuando no está en clases solventa sus horas entre los recuerdos de sus parejas pasadas, reuniones con contados colegas, encuentros con hetairas  y el distanciamiento de la mujer que pareciera cambiar sus días, Myriam, quien -judía- sale de Francia hacia Tel Aviv antes de  los cambios que augura el panorama político.

Ahora, tras la lectura, no estaría mal asimilar los escenarios compuestos por el escritor francés y mirarlos como una posibilidad -distópica, quizás-. En la Francia de ‘Sumisión’, los musulmanes han cedido las instituciones a sus aliados (socialistas y conservadores), guardando para ellos el único ministerio de su interés: Educación.

La enseñanza es religiosa y exclusiva de las mujeres, quienes, retiradas de las aulas a cambio de jugosos beneficios sociales, pensiones y subsidios, permanecen en casa a cargo de las labores domésticas y los niños. Esto libera plazas de trabajo y el desempleo desaparece. La Sorbona es comprada por un príncipe árabe y las monarquías orientales del petróleo invierten más en un país que deviene en la capital mediterránea de Oriente, renovada con fuerza geopolítica: esa posible  Eurabia.

Más que enfrentar a cristianos con musulmanes (quienes empatan en más de una apetencia, la poligamia para citar una), se plantea la idea del Islam contra el laicismo. Aunque la  atmósfera de la narración está dominada por un aire de paranoia, a través de sus políticas, el sistema totalitario que tanto se teme desde un gobierno islámico apenas se distingue, a tal punto que es aceptado con la comodidad de los indiferentes.  Es decir: satisfacciones a cambio de libertad de conciencia; el amodorramiento de las posturas críticas. El mismo François reniega de su intelectualidad, su fe desdibujada y su pasado.

Para dar continuidad a esta conversión, no solo hacia el islamismo, sino del pesimismo al oportunismo, el mismo autor se encarga, en la parte postrera del libro, de evidenciar los porqués del título. “Es la sumisión (...) La idea trastocante y simple, jamás expresada antes con esta fuerza, de que la cima de la felicidad humana reside en la sumisión más absoluta”. Y si bien se aborda la sumisión de la mujer al hombre y del hombre a Dios y las leyes del Corán, queda expuesta la sumisión de Occidente a valores hipócritas.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta