Una piedra en el zapato de China

El Partido Comunista Chino sostiene que el Falun Gong es una práctica peligrosa. En Quito se cancelaron las presentaciones de ‘El Rey Mono’.



Martín Pallares. Editor (O) 30 Mayo 2015

Verdad, benevolencia y tolerancia. Estos son los tres principios que guían a una de las prácticas espirituales más extendidas en la China, el Falun Gong o Falun Dafa.  Por tratarse de una práctica que implica una visión mística y teísta de la realidad, contraria a la ideología del comunismo gobernante, el Falun Gong es prohibido en la China, donde sus practicantes son perseguidos y censurados, según lo han denunciado en cientos de foros de derechos humanos en todo el mundo.

Contrariamente a lo que podría pensar alguien que no conoce nada sobre el tema, el Falun Gong no es una práctica milenaria, como el yoga o el tai chi, sino muy reciente. Aparece públicamente en 1992, cuando Li Hongzhi, su principal teórico, divulga sus principios y ejercicios en al menos dos libros.

En muy pocos años el Falun Gong adquirió una popularidad inmensa en la China, y en 1999 –apenas siete años más tarde de su aparecimiento público– tenía cerca de 100 millones de practicantes. Este descomunal y rápido crecimiento hizo que el Partido Comunista chino lo viera como una amenaza a su hegemonía ideológica y pasó a ser prohibido.

El 20 de julio de ese año, fuerzas de seguridad detuvieron a miles de practicantes de Falun Gong. Dos días más tarde, el 22 de julio, el Ministerio de Asuntos Civiles declaró ilegal a la Sociedad de Investigación Falun Dafa, acusándola de estar “involucrada en actividades ilegales, defendiendo la superstición y divulgando falacias, engañar a la gente, incitar y crear disturbios y poner en riesgo la estabilidad social”.  

Desde entonces la persecución a esta práctica ha sido denunciada como perversa y masiva. El Departamento de Estado de EE.UU. estima que la mitad de los chinos que están en campos de trabajos forzados son practicantes de Falun Gong. El investigador Ethan Gutman cree que el Falun Gong representa un promedio del 15 a 20% del total de la población ‘laogai’, que incluye a las personas que están en estos campos de reeducación, en las prisiones y bajo otras formas de detención. Un reporte de Amnistía Internacional del 2013 dice que en ciertos campos de reeducación, hasta el “100% de los detenidos son practicantes” del Falun Gong.

Un practicante durante una protesta
Un practicante durante una protesta
en el 2006, en la Universidad de Yale, en la visita de Hu Jintao. AFP

En el 2001, el régimen chino estableció en su plan quinquenal de Gobierno la lucha contra esta práctica, a la que acusa de querer desviar al país del camino del desarrollo y del progreso. Por estos motivos, el acoso al Falun Gong se ha convertido en un objetivo de la política externa de China.  

Esto explica lo que ocurre con muchas de las actividades que los practicantes del Falun Gong realizan en otros países. Uno de los ejemplos más notorios es lo que ocurre con Shen Yun, una compañía de danza y teatro tradicional chino cuya sede está en Nueva York.  Este grupo, considerado uno de los más grandes del mundo en su género, está compuesto y dirigido por practicantes del Falun Gong y representan por lo general obras clásicas chinas, como ‘El Rey Mono’ y otras que han sido censuradas en China desde que el comunismo se instaló.  Los miembros de Shen Yun aseguran ser objetivos del acoso gubernamental no solo por ser practicantes del Falun Gong, sino por representar en varios sitios ‘El Rey Mono’,  personaje de la novela clásica ‘Viaje al Oeste’, que narra la historia de un mono nacido de una piedra y que adquiere ­poderes gracias a su aprendizaje de prácticas taoístas.

Según una investigación hecha por Upholdjustice, un organismo dedicado a investigar y denunciar los actos de acoso a los practicantes del Falun Gong, los espectáculos de Shen Yun siempre sufren intentos de censura a través de presiones del Gobierno chino. El informe sostiene que la Diplomacia comunista ha intentado boicotear los espectáculos de Shen Yun en Alemania, Dinamarca, Suecia, Canadá, Australia y en varias ciudades de EE.UU., como Houston y Chicago, entre otras. El informe sostiene que en todos esos casos, los consulados chinos presionan a través de llamadas telefónicas o ataques cibernéticos.

El 24 y 25 de mayo, varios integrantes de Shen Yun estuvieron en las afueras del Teatro Nacional de la Casa de la Cultura, en Quito, explicando a las personas que habían comprado entradas para ‘El Rey Mono’, que debía presentarse esos días, que la obra había sido cancelada por presiones del Gobierno chino.  El presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Raúl Pérez Torres, envió a la compañía un oficio explicando que por las inspecciones realizadas por el Cuerpo de Bomberos de Quito para la prevención de incendios, se suspende el espectáculo debido a las reformas que tienen que cumplirse dentro del establecimiento. No ha dado más explicaciones.

David Xie y Kerry Huang, miembros de Shen Yun,  dijeron a  EL COMERCIO no creer en ese argumento, ya que pocos días antes el Teatro Nacional había estado lleno con ocasión de la inauguración del festival de documentales EDOC. Ellos aseguran haber sido víctimas de las presiones del Gobierno chino y que lo que ocurrió es un caso de censura.

Cuando en el 2003 un periodista le preguntó a un funcionario de la Embajada china en Nueva Zelanda sobre los motivos por los que un país grande y poderoso como la China hacía ‘bullying’ a un país pequeño como Nueva Zelanda para retirar unos afiches alusivos al Falun  Gong, el funcionario respondió que estaban ejerciendo su derecho a la libertad de expresión y que su única intención era evitar que el pueblo de Nueva Zelanda fuese engañado por una doctrina falsaria.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta