Se trata de vivir sin destruir la naturaleza

Fernando Cobo, dueño de las 26 000 hectáreas de la hacienda Yanahurco, habla de la naturaleza desde su vivencia de hombre de páramo.



iguzman@elcomercio.com   Ivonne Guzmán. Editora (O) 05 Septiembre 2015

Fernando Cobo es un hombre de pocas palabras; alguien que prefiere estar perdido en un páramo, sin teléfono celular, lejos de la gente, con el frío y el aire puro por toda compañía. Cazador devenido en protector de animales, Fernando habla sobre la naturaleza, una presencia enorme en su vida, que en días de amenazas volcánicas al resto se nos antoja como una desconocida a la que hay que temer. Él, sentado en su oficina de Quito, dice que no.

¿Qué cree que es lo que no terminamos de comprender de la naturaleza?

No sé, oiga; lo que pasa es que, cómo le puedo explicar… Yo era cazador y un día (hace 30 años) se me ocurrió no volver a cazar nunca más y me compré esta hacienda (Yanahurco) y empecé a cuidarla de tal forma que los animales empezaron a regresar a su hábitat y ahora parece zoológico. El otro día contamos 72 venados juntos en una manada; hay osos de anteojos, hay pumas, hay lobos, cóndores y se los ve con mucha facilidad en la hacienda, porque la cacería está prohibida.

¿Y qué ha comprendido en  estos años de relación tan estrecha con la naturaleza?

Que es una maravilla. Para mí es un logro, una satisfacción increíble el poder convivir con esto que le estoy explicando; que los animales no tengan miedo, para empezar, y que la gente pueda ir y mirarles de cerca, en su naturaleza propia, libres y mansitos.

¿En qué se parecen la naturaleza y esas ideas de dios que tenemos los humanos?

Híjole… en la grandeza y en la maravilla.

¿Qué es lo más difícil de convivir tan crudamente con la naturaleza?

El frío, en el páramo.

Aparte de las condiciones físicas, ¿emocionalmente qué es lo más difícil?

Yo no le veo nada difícil. Es que a mí me encanta… el aire puro, la naturaleza en sí es limpia, nítida; no hay celulares, que es importante. Uno está aislado. Si ante la belleza de la naturaleza solo cabe la contemplación, ante su furia, ¿solo cabe la resignación? ¿Me está hablando del volcán (Cotopaxi)?

Sí. 

Bueno, son cosas contra las que nadie puede hacer nada. Es algo natural también lo del volcán; va a causar muchísimo daño y ya lo está causando.

Como que nos habíamos olvidado de que vivíamos tan cerca de un volcán.

Sí. Mucha gente nunca creyó que volvería a erupcionar, o por lo menos no en su tiempo. Simplemente, no pensaron y no planificaron.

¿Nos hemos desconectado?

Claro, porque estamos embebidos en cosas muy diferentes. Por ejemplo, una industria lo que está buscando es que el negocio surja. Y algunas se pusieron junto al río Cutuchi y ahora están fregadas; nunca pensaron en el volcán.

¿Lo más importante que le ha enseñado la naturaleza?

Montones de cosas. Por ejemplo, que la naturaleza le da a uno salud y vida, aunque usted no lo crea porque el entorno parece muy duro. Yo tengo 71 años y sigo montando a caballo. Vivir así en ese entorno tan puro, tan bonito, con ríos para pescar, con caballos para montar, el silencio, el paisaje llena el alma de vida.

La naturaleza también es indolente, desde la comprensión humana de las cosas. ¿Qué piensa usted de 
esa indolencia?


La verdad no he sentido ninguna indolencia, aparte del frío. Es dura la vida allá, no es fácil. Pero a mí me encanta eso.

¿Qué podríamos aprender de la implacabilidad de la naturaleza?

Que estamos acabando con el mundo y si no ponemos un granito de arena, vamos a terminar con él. Porque eso es lo que está pasando.

Y se ve que hay una naturaleza medio  enfurecida también.

Correcto.

¿Por qué, como especie, no desistimos de querer controlar  todos los aspectos de la naturaleza?

Por el dinero. Ese es el factor más importante.

En esta eterna disputa entre hombre y naturaleza, ¿usted, de qué lado está?

Del de la naturaleza.

¿Qué deberíamos dejar de hacer para entrar en comunión con la naturaleza?

Entre muchas otras cosas, dejar de talar los árboles. O mire, el problema del Yasuní ahorita, que es terrible. Y todo es por dinero, por hacer negocios.

¿Deberíamos dejar de ambicionar tener plata?

Claro, buscar otra forma de vida que no implique destruir la naturaleza para tener plata.

Si el Cotopaxi pudiera escucharle, a usted ¿qué le gustaría decirle?

Que se calme.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta