Patria no es donde se nace, sino donde se juega al fútbol

Parafraseando (en parte) a Simón Bolívar, se puede entender cómo la migración y/o la colonización han influido en la formación de algunos equipos de Europa.



Esteban Ávila. Coordinador (I) 05 Julio 2014

América y Europa son las centros neurálgicos del fútbol mundial. Su impacto es decisivo en el presente y futuro de este deporte, y dejan a otros continentes (África, Asia, Oceanía) como actores secundarios, sin espacio dentro de la élite. Sin embargo, a lo largo de la historia los dos continentes matrices debieron tomar el concurso del material humano de las regiones emergentes para marcar diferencia. Se valieron, muchas veces, de la relación colonial para captar jugadores destacados.

Por ejemplo, el primer hombre récord del Barcelona de ­España no fue ni europeo ni sudamericano. Nació en Filipinas, país asiático de inexpresivo nombre en el ámbito del fútbol mundial. Paulino Alcántara, quien jugó en el cuadro ‘culé’ entre 1912 y 1927, originario del mencionado archipiélago, posesión española entre 1521 y 1828, al  que legó idioma y religión. Él fue uno de los primeros valores nacidos en ultramar que, posteriormente, fueron adhe­ridos a la metrópoli.

África tuvo a su primer equipo mundialista, Egipto, en el torneo de Francia 1934. Sin embargo, este continente en Uruguay 1930 ya contó con dos representantes individuales: Alexandre Villaplane y Ernest Libérati. Ellos jugaron por Francia, pero nacieron en Argelia, entonces colonia gala en el Magreb.

De otro territorio colonial, Marruecos, llegó Just Fontaine para marcar 13 goles para ‘Les Bleus’ en Suecia 1958 y alzarse así como el máximo romperredes en una sola Copa del Mundo. Aquel equipo, que llegó a las semifinales del torneo, contaba con otro jugador venido de ultramar: el argelino Célestin Oliver.

Desde entonces, solamente en Inglaterra 1966 el equipo francés no utilizó jugadores no nacidos en la Francia continental. Fueron llegando ya no solamente de Marruecos o Argelia, sino también de Malí (Jean Tigana), Martinica (Gerard Janvion), Senegal (Patrick Vieira) y otros lugares.

La cima de este crisol de orígenes se dio en el cuadro que ganó en casa la Copa del Mundo 1998. Este plantel tenía cuatro jugadores nacidos fuera del país y otros tantos eran franceses de primera generación. El más destacado de este último rubro era Zinedine Zidane, de padres argelinos.

Pero por estos tiempos, el fenómeno se invirtió. El equipo de Argelia, que en Brasil 2014 llegó por primera vez a octavos de final, tuvo 16 integrantes nacidos en Francia, hijos de migrantes argelinos, los cuales accedieron a la formación por su doble nacionalidad.

En su primera intervención mundialista (1966), Portugal recurrió a Mozambique, su entonces ‘Provincia de África Oriental’ para formar el conjunto que llegó en el tercer lugar de la competición. Al ya mítico Eusebio da Silva Ferreira, nacido en la entonces llamada Lourenço Marques (hoy Maputo, capital mozambiqueña) se sumaron sus coterráneos Vicente Lucas, Hilario Rosario y Mario Coluna.

A inicios de los años 30 del siglo pasado, Benito Mussolini reclutaba soldados con árbol genealógico italiano en todo el planeta. Vittorio Pozzo, técnico de la Selección ‘azzurra’ capitalizó el hecho a su favor. “Si son capaces de morir por la patria, pueden jugar fútbol por ella”, dijo el entrenador, y llevó  a Luis Monti, Raimundo Orsi y Atilio Demaría, argentinos de nacimiento pero italianos de ancestro, al equipo que ganó el torneo de 1934. Cuatro años antes, los tres defendieron a su país de nacimiento.

Las guerras, sequías, desastres humanitarios, la crisis o, simplemente, los particulares deseos de superación llevaron a millones de africanos, europeos del este y turcos a la Europa Central y Occidental. La oleada se hizo especialmente evidente en la segunda mitad del siglo XX. Y los resultados de ese movimiento de masas empezaron a verse en los seleccionados europeos en el siglo XXI. Alemania es el reflejo de la fuerza migratoria. Descendientes en primera o segunda generación de albaneses (Sami Khedira), ghaneses (Jerome Boateng) o turcos (Mesut Özil) le dieron mixtura a un equipo  que, alguna vez, fue punta de lanza del supuesto ideal de la raza aria.

El fútbol de Holanda es el que mejor provecho le sacó a esta situación. Tras la independencia y guerra civil de Surinam, entre 1970 y 1990, millones de nacidos en ese país utilizaron la opción de obtener pasaporte de los Países Bajos. Mezclar el fútbol total de la ‘Naranja Mecánica’ con la frescura y desparpajo de los surinameses o hijos de surinameses como Ruud Gullit, Frank Rijkaard, Clarence Seedorf, Edgard Davids, fue un coctel explosivo que, desde los años 70, potencializó al fútbol holandés y lo llevó a ocupar los primeros cuadros en la escala universal del rey de los deportes.

La migración ecuatoriana a Europa, básicamente a España e Italia, se hizo intensiva en los años finales del siglo XX. Es decir, los primeros descendientes de ecuatorianos que nacieron en aquellos países recién están saliendo de la adolescencia. No hay noticias de valores destacados que militen en las divisiones menores de los equipos de esas naciones. ¿Cuánto habrá que esperar para ver a alguien de sangre ecuatoriana jugando por un combinado europeo?

Paulino Alcántara
Paulino Alcántara
Nacido en Filipinas fue una de las grandes figuras del fútbol español.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta