Las muertes del Arroyismo

El gobierno de Arroyo del Río era represivo y los casos fatales fueron varios. La indignación ciudadana llevó a que se produjera “La gloriosa”.



Por Enrique Ayala Mora* 07 Junio 2014

En 1940, con un escandaloso fraude, llegó al poder Carlos Arroyo del Río, líder de la oligarquía liberal y abogado de compañías extranjeras. Su gobierno reagrupó a los liberales y conservadores frente al “peligro izquierdista”. 

Ese régimen autoritario promovió el crecimiento del Cuerpo de Carabineros,  policía militarizada que se transformó en ejecutora de la represión, en desmedro del Ejército.

En julio de 1941, el Ejército peruano invadió Ecuador. Los soldados ecuatorianos lucharon heroicamente pero fueron derrotados. Arroyo logró un cese de la oposición interna, pero prefirió su propia subsistencia a la defensa nacional. 

En 1942, en Río de Janeiro, para consolidar el apoyo continental a Estados Unidos en la Guerra Mundial, el país tuvo que firmar, con enorme indignidad, un tratado de límites con el Perú, que dejó al país con un trauma colectivo y un sentimiento de impotencia nacional.

Arroyo del Río ni siquiera consideró retirarse luego de su papel ruin en la derrota y continuó en el poder. El autoritarismo se agudizó. Los carabineros y los cuerpos de seguridad mantuvieron un clima de terror, asentado en el ejercicio de facultades virtualmente dictatoriales del Presidente.

Frente al arroyismo, la oposición se unió superando diferencias ideológicas. Socialistas, comunistas, conservadores, liberales disidentes e independientes formaron la Alianza Democrática Ecuatoriana, ADE, un frente heterogéneo para la restauración de la alternabilidad democrática, que candidatizó a José María Velasco Ibarra, prohibido de venir al país por el gobierno de Arroyo, que promovió la candidatura de Miguel Ángel Albornoz y preparó el fraude electoral. 

En 1944, la campaña electoral se desenvolvió con participación y expectativa, pero en medio de represión y violencia crecientes. La ADE trabajaba activamente. Los comités velasquistas proliferaron con gran respaldo popular. El candidato oficial tenía como base a la burocracia estatal, especialmente el personal de Estancos y Aduanas, que distribuían propaganda y llenaban las reu­niones políticas. Pero cada vez era más claro el rechazo de la población a Albornoz. 

El Gobierno, que declaró mantendría el orden público a toda costa, intensificó el control y la represión. El comandante Manuel Carbo Paredes, Inspector General de Seguridad Nacional, manejaba una estructura de agentes, pesquisas y soplones. 

Los carabineros actuaron con mayor fuerza y su desprestigio ante la población creció. 

La violencia se cobró víctimas y se extendió a todo el país. En San Miguel de Bolívar, el 1 de mayo, según EL COMERCIO, cuando “obreros sanmigueleños depositaban una ofrenda floral en el cementerio, fueron desalojados por el Comisario Nacional y los carabineros, habiendo resultado muerto el obrero Luis Saltos.” 

Se informó más tarde que hubo otro obrero herido y también un carabinero.

El ambiente se caldeaba y el Gobierno tomaba medidas para controlar la situación, armando a los carabineros. Había un “constante ir y venir de agentes de seguridad en el Palacio de Gobierno”. La oposición se alistaba para las votaciones y para un enfrentamiento armado. Formó “grupos de autodefensa popular”.

En la opinión pública se había consolidado la idea de que el Gobierno realizaría un fraude para favorecer a Albornoz. La situación se complicó cuando pareció que el Gobierno haría concesiones en el proceso de ­fijación de los límites con el Perú de acuerdo al Protocolo de Río de Janeiro.

Carlos Arroyo del Río
Carlos Arroyo del Río
Líder de la oligarquía liberal y abogado de compañías


El 20 de mayo, en Guayaquil un incidente dejó dos muertos y varias heridos, entre ellos el estudiante Héctor Hugo Pauta, “quien murió a consecuencia de un disparo, que se presume fue de fusil. La manifestación popular rendida al decesado fue grandiosa. Varios miles de ciudadanos acudieron al traslado, destacándose los universitarios y estudiantes secundarios de Guayaquil, pues el fallecido apenas el 
2 de este mes dio su grado de bachiller con singular lucimiento”.

En Santa Ana (Manabí) cayó víctima de la Policía Telmo Zornoza.    El 21 de mayo, dice EL COMERCIO, cuando cinco personas eran llevadas a prisión “por haber vivado al doctor Velasco Ibarra”, varios velasquistas protestaban. Entonces, “un oficial de carabineros que comandaba un grupo del Escuadrón de Sables se lanzó furioso a despejar a la muchedumbre desarrajando un tiro de pistola. Se oyó entonces un grito, que fue de la angustiada madre, a cuyos pies se encontraba sin vida su hijita, María del Carmen Espinosa,  quien recibió el pistoletazo en el cráneo.”     

El traslado del cadáver fue masivo. “El desfile fúnebre, dice un  testigo, en orden y absoluto silencio durante el trayecto desde el anfiteatro hasta la casa del chofer, sobrecogió al Gobierno y nadie dudó de que su caída estaba próxima”. Durante la noche, miles de personas visitaron la capilla ardiente. Al día siguiente, EL COMERCIO destacaba: “Inmensa muchedumbre participó en el imponente desfile fúnebre de ayer”.

El traslado de los restos de María del Carmen Espinosa constituyó un acontecimien­to raras veces presenciado en esta capital, como expresión de duelo”. 

 El 28 de mayo, el Gobierno fue derrocado por una insurrección militar y popular. Con el tiempo los nombres de Héctor Pauta y María del Carmen Espinosa se borraron de la memoria colectiva. Pero los hechos en que ellos fueron víctimas y otros muertos alimentaron la imagen represiva y antipopular del Régimen.

María del Carmen Espinosa era una joven trabajadora que ayudaba a mantener a su familia. Un carabinero la mató de un pistoletazo cuando sistía a una protesta por la prisión de quienes habían cometido el delito de gritar “¡Viva Velasco!”. 

Fue una víctima inocente que causó una explosión masiva de solidaridad, el primero de los grandes actos de masas que caracterizaron a la ‘Gloriosa’, la insurrección popular más grande de nuestra historia que, pese a que sacudió al país y trajo algunos cambios democráticos, ahora la recordamos como “la revolución que no fue”.

* Historiador, Rector de la Universidad Andina Simón Bolívar y dirigente histórico del Partido Socialista.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta