En Rusia no es nuevo el crimen político

La turbulenta historia del país más grande del mundo está marcada por los asesinatos. Trotski, Politkóvskaya, Litvinenko, Nemtsov... se incluyen entre las víctimas.



Dennis Rodríguez P. Editor (I) 07 Marzo 2015

Los opositores del Kremlin y de los poderes federal, regional y local en Rusia parecieran verse  obligados a jugar, de manera constante e involuntaria, una suerte de ruleta rusa.  La práctica no es de ahora. Se remonta a décadas atrás de la turbulenta historia del Estado más grande del planeta.

El reciente asesinato en Moscú del ex viceprimer ministro Boris Nemtsov, a pocas decenas de metros de la Plaza Roja, el centro del poder político de la Federación de Rusia, parece confirmarlo de nuevo.

Precisamente, el articulista Gleb Kuznetsov ha afirmado en el  periódico The Moscow Times -que se publica en inglés- que la eliminación física de un contradictor de las autoridades “no es nada nuevo en Rusia. Es parte de la vida política y ocurre así desde la  época de Iósif Stalin”.

En efecto, el tirano de origen georgiano, que gobernó con mano de hierro la extinta URSS, entre 1922 y 1953, carga sobre sus espaldas el enorme ejército de  víctimas mortales que ocasionó el ‘Terror rojo’.  Este se cobró más de 20 millones de vidas. A modo de comparación: 22 millones de soviéticos perecieron en la Segunda Guerra Mundial.

¿Quién era Nemtsov? Un político de 55 años muy crítico con el involucramiento de Moscú en el conflicto en el este de Ucrania. Una guerra que ha movido a EE.UU. y a la Unión Europea a imponer sanciones a Moscú, que han terminado por hacer mella en la economía rusa y han ocasionado la devaluación del rublo.

La periodista Anna Politkóvskaya
La periodista Anna Politkóvskaya
una de las voces críticas del Kremlin, fue también asesinada en Moscú.

Pese a que elpresidente ruso, Vladimir Putin, ha asegurado que el asesinatoes “una provocación”, la desaparición física del político reabre de par en par la galería de las personalidades que han sido eliminadas (o amenazadas) por sus críticas a los gobiernos. Claro está que no se ha comprobado que estos  tuvieran participación directa en esos episodios de violencia.

En cambio, el exajedrecista Garry Kasparov, uno de lo más acérrimos detractores del Jefe del Kremlin, ha hecho una acusación dura. “Nemtsov fue asesinado porque podía ser asesinado. Putin y sus élites creen que, después de 15 años en el poder, pueden hacerlo todo. No hay una línea roja”, dijo ante el Congreso de EE.UU.

Coincidencia o no, en la primera reacción del líder ruso acerca de la muerte de Nemt­sov se descubre una similitud con la que tuviera Stalin, tras la eliminación de Serguéi Kirov, en diciembre de 1934. Al menos así lo sostiene Ishhan Tharoor, en el diario The Washington Post. El jerarca soviético entonces dijo: “El enemigo no ha disparado contra Kirov,  lo ha hecho contra la revolución del proletariado”.  

Pero hay un cúmulo de circunstancias que  señalan a Stalin como el autor intelectual de la muerte de uno de sus rivales. Ese asesinato fue  la mecha que encendió el ‘Terror rojo’.

En esa galería de enemigos del poder liquidados por este, se halla en primera fila León Trotski. El revolucionario bolchevique tampoco pudo escapar del terror estalinista en el exilio en México. En su casa en Coyoacán fue atacado en 1940 por el español Ramón Mercader, quien pasó a la historia como el autor material de uno de los mayores asesinatos políticos del siglo XX.  

El exespía del KGB
El exespía del KGB
Alexandr Litvinenko fue envenenado con polonio 210

Justamente, en su libro ‘El hombre que amaba los perros’, el escritor cubano Leonardo Padura recrea los escenarios en los cuales Trotski, en su largo exilio  que se inició en 1929, se ve obligado a residir, hasta que finalmente se cruza en el camino con su victimario.

En años más recientes, en la galería se han instalado otros personajes igualmente incómodos para las autoridades.

Por un lado está Anna Politkóvskaya. La periodista de Novaya Gazeta (Nuevo Periódico) fue asesinada en la capital rusa, en octubre del 2006. Un pistolero le disparó dos veces, en el pecho y en la cabeza. El criminal usó una pistola Makarov.

Ella era considerada   una de las voces más críticas de las políticas que el Kremlin utilizó en la doble guerra (1994-1996 y 1999-2009) que se escenificó en la separatista República de Chechenia. En ambos conflictos, en conjunto, perecieron al menos 120 000 personas, la mayoría civiles.

En uno de sus libros, que describe con crudeza la conflagración en la región separatista, Politkóvskaya hace un apunte revelador. “Chechenia es el reino de la barbarie”. Cuando fue asesinada, preparaba un artículo sobre la presunta existencia de campos de concentración rusos en esa República y el empleo de torturas.

Tanto o más incómodo que la periodista fue Alexandr Litvinenko, cuyo deceso -si se quiere en ‘cámara lenta’- pareciera sacado de una película de ciencia ficción o de un  episodio de la Guerra Fría.

El exespía del desaparecido Comité de Seguridad del Estado(KGB, por sus siglas en ruso) y del Servicio Federal del Seguridad (FSB, por sus siglas en ruso) fue envenenado en Londres, en el 2006, con  polonio 210, un asesino silencioso que produce una muerte lenta.

El exagente se había asilado en la capital británica después de que se negara a cumplir la orden dado por el FSB de eliminar al oligarca ruso Boris Berezovsky, quien igualmente se hallaba  en la lista de ‘enemigos’ del Kremlin.  En una carta póstuma, Litvinenko acusó directamente de su muerte al presidente Putin.

La suerte de Berezovsky, un personaje que hizo fortuna de manera non sancta en el período de transición del comunismo al capitalismo salvaje en Rusia, no fue distinta. Fue encontrado muerto en su casa  localizada en el sureste de Londres, en marzo del 2013.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta