La revuelta de las periferias

El autor analiza el contexto en que surgieron los recientes movimientos autonomistas de Santa Cruz (Bolivia) y de Guayaquil (Ecuador).



Felipe Burbano de Lara (0) 09 Mayo 2015

Ecuador y Bolivia son dos países que se vieron sacudidos en la primera década del nuevo milenio por intensos conflictos en torno a la distribución territorial del poder y a la reorganización de su modelo estatal. Entre los actores que intervinieron de un modo decisivo en la contienda política se encuentran los movimientos regionales de Guayaquil y de Santa Cruz, cuya principal demanda fue la autonomía política y el derecho al autogobierno territorial. Como la mayoría de países de América Latina, Ecuador y Bolivia entraron en los años 90 en procesos de descentralización asociados a la reforma neoliberal del Estado. Sin embargo, y a diferencia del resto de países de la región, el debate sobre la transformación estatal derivó hacia las autonomías como una vía más profunda y política de acomodos territoriales. Las propuestas autonómicas entraron en las agendas nacionales de los dos países en medio de agudas crisis económicas y políticas, que avivaron largos conflictos regionales incubados en sus respectivas formaciones estatales. En esas coyunturas críticas, la posibilidad de encontrar acuerdos en torno a los distintos niveles de gobierno territorial se mostró, tanto en Bolivia como en Ecuador, más conflictiva y difícil de alcanzar que en otras sociedades de la región.  

‘La revuelta de las periferias. Movimientos regionales y autonomías políticas en Bolivia y Ecuador’ analiza los contextos históricos y políticos en los que emergieron los nuevos movimientos regionales de Guayaquil y de Santa Cruz, su naturaleza social, cultural y política, y explica el alcance y sentido de sus demandas de transformación del Estado desde el discurso autonómico. El trabajo asume que los dos movimientos operaron desde una fractura territorial –se trata de un clivaje centro/periferia– que arrastra el proceso histórico de formación de los estados nacionales en Ecuador y Bolivia. La fractura territorial se expresa a través de dos fenómenos relacionados estructuralmente: por un lado, la debilidad de un centro político con capacidad para organizar el territorio desde la perspectiva de un estado nación unitario; y de otro, la presencia de regionalismos  –la región constituida como movimiento y expresada como forma de conciencia social y política– con capacidad para diferenciarse, rivalizar y oponerse a las políticas centralizadoras del poder estatal.

Felipe Burbano
Felipe Burbano
sociólogo y experto en temas políticos

En los dos países, también de modo coincidente, la activación de los conflictos territoriales no se produjo solamente desde Guayaquil y Santa Cruz, dos regiones prósperas en sus respectivos países, sino también desde poderosos movimientos indígenas con reivindicaciones igualmente relacionadas con el Estado, el poder territorial y la nación. A través de los movimientos indígenas, pueblos con una larga memoria de resistencia y lucha anticolonial, autodefinidos desde la década de los noventa como naciones originarias, entraron a la escena política para demandar derechos territoriales, de autogobierno e incluso autodeterminación.  A partir de estos hechos, a la conflictividad derivada de la fractura territorial –activada por los movimientos regionales– se sumó aquella proveniente de la fractura étnica. La convergencia en el tiempo de conflictos políticos alrededor de las fracturas regional y étnica dio a los procesos de cambio estatal en Bolivia y en Ecuador una dimensión muy particular en el ámbito de América del Sur.  Habría que agregar que en los dos países los conflictos territoriales se agudizaron en contextos políticos sacudidos por el colapso de los sistemas de partidos que predominaron durante las dos décadas siguientes a las transiciones democráticas, y la emergencia y consolidación en el gobierno de partidos/movimientos autoproclamados de izquierda –el MAS en Bolivia (2005) y Alianza País en Ecuador (2007)– como fuerzas predominantes. La investigación analiza lo ocurrido con los movimientos guayaquileño y cruceño tras la consolidación de los dos movimientos como fuerzas refundacionales y nacionalistas, que condenaron los autonomismos por considerarlos la expresión de élites regionales con vocación separatista.

El análisis de los dos movimientos autonomistas se sitúa más allá de esa visión simplificadora. En los dos casos el salto de los regionalismos históricos hacia el autonomismo se produjo por una dislocación del espacio político donde las élites regionales de los dos países encontraban vías de negociación en torno al modelo estatal y nacional. En ambos casos, el autonomismo resultó una respuesta política de los grupos de poder y de las sociedades civiles cruceña y guayaquileña a un escenario de profundo desacomodo de su localidad o región en el marco de los conflictivos escenarios nacionales vividos en la transición al nuevo milenio.

Asimismo, las demandas de los movimientos cruceño y guayaquileño por autonomías se produjeron gracias al nuevo contexto de oportunidades creado por la globalización para ciudades y regiones mejor posicionadas frente al mercado mundial. En el contexto sociopolítico creado por la globalización, las ciudades y las regiones han adquirido una inédita importancia como espacios diferenciados de los Estados nacionales, con proyectos propios, identidades colectivas específicas y demandas de gobiernos descentralizados o autonómicos empujados precisamente por movimientos regionales.

Publicación
Publicación
La revuelta de las periferias

El trabajo cierra con una reflexión general sobre las problemáticas relaciones entre democracia, nación y soberanía territorial creadas en los dos países estudiados, a partir del emergimiento tanto de los nuevos regionalismos como de dos partidos/movimientos centralizadores y nacionalistas como fuerzas mayoritarias en Bolivia y en Ecuador. Los acomodos territoriales planteados desde los regionalismos autonomistas resultaron, en muchos aspectos, frustrados al haber quedado atrapados dentro de los lenguajes, posicionamientos y relaciones de fuerza del clivaje centro/periferia. Tras el ciclo de protestas y movilizaciones autonomistas ni en Bolivia ni en Ecuador hubo una clara capacidad para negociar políticamente con las demandas de acomodo territorial surgidas desde los movimientos autonomistas. Los vaivenes de la política en los dos países muestran la precariedad y volatilidad de los arreglos territoriales. Hoy predomina un momento de ilusión nacionalista en el marco del proclamado retorno del Estado –que en la práctica se ha configurado como un Estado recentralizador– que inspira las agendas políticas de las fuerzas hegemónicas de Bolivia y de Ecuador.

Felipe Burbano

Aunque se graduó de sociólogo y es experto en temas políticos, Felipe Burbano de Lara ha estado vinculado a los medios de comunicación desde hace 32 años. Primero como reportero y luego como editor económico de diario HOY, de Quito, donde fue director por un año.  Luego fue columnista de ese matutino hasta su cierre, el año pasado; actualmente tiene una columna en El Universo.

Tras cursar el postgrado en la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, se convirtió en profesor investigador de Flacso Ecuador. Tiene amplios conocimientos en populismo y gobernabilidad. Estas temáticas le llevaron a profundizar sus preocupaciones sobre cultura política y movimientos regionales. Ahora publica su libro, sobre el que aquí hace una presentación.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta