Si no tenemos vida privada, qué nos queda

Nessa Terán ha hecho periodismo y está permanentemente activa en diferentes redes sociales; su perfil público la ha hecho blanco de ataques a su privacidad, de la cual habla en esta entrevista.



iguzman@elcomercio.com   Ivonne Guzmán. Editora (O) 16 Enero 2016

Ha llovido, lloviznado, llovido a mares y vuelto a lloviznar en Quito (de hecho sigue lloviendo), pero Nessa Terán me espera impecable  –como si se hubiera teletransportado– sentada en una cafetería. La propuesta, que fue hecha vía Messenger, era conversar sobre privacidad, un concepto que ha variado mucho en los últimos años.


Meses atrás, Nessa, que es una ‘tuitstar’ en el medio ecuatoriano y usa todas (o casi todas) las redes sociales que se han inventado, sufrió un ataque a su privacidad: alguien robó y difundió fotos privadas suyas. Primero avergonzada, luego llena de rabia y finalmente serena se lanzó a escribir un artículo en el que, lúcida, argumenta a favor de la privacidad como un derecho.


Define privacidad.
Qué difícil… Creo que las personas tenemos dos facetas, la pública y la privada; sobre todo en el mundo actual, en el que tenemos las redes sociales y también nuestra vida fuera de las redes sociales.


¿Dices que la vida de las redes sociales es pública?
Es pública aunque no seamos personajes públicos, en el sentido estricto. Todo lo que elijamos compartir en esas redes sociales es público.  Y todo lo que decidamos no compartir y se quede en el ámbito de la comunicación persona a persona, fuera del mundillo de las redes, es privado.


¿Qué ámbitos de la privacidad no están muy claros en redes sociales?
Creo que Internet, al ser este espacio tan fluido, deja muchas puertas abiertas a través de las cuales la información viaja libremente y a veces nos confundimos y pensamos que todo lo que pase por ahí nos pertenece a todos. Por ejemplo, el mail para mí es un ámbito completamente privado, es como una llamada telefónica.


¿Todos tenemos derecho a la privacidad?
Sí… es complicado. Porque un político, el momento en el que entra a la vida pública, está accediendo a que se ventile su vida privada, porque como político tiene que probar que es intachable en los dos ámbitos.


¿Por qué es tan atractiva para el común de la gente la vida privada de los otros?
Porque somos naturalmente ‘voyeurs’. Y creo que todo el tiempo dudamos de lo que la gente nos muestra; como que queremos desenmascarar constantemente al otro, queremos cacharle en algún momento raro, descubrir a la verdadera persona…


¿Cómo te sobrepusiste y has sobrellevado el ataque a tu vida privada?
Lo sobrellevé super mal, hasta que decidí hablar al respecto. Al principio me preocupé mucho, pensaba: qué vergüenza, qué arrepentimiento, qué bruta, para qué, de gana, es mi culpa, es Internet, en qué estaba pensando. Esa fue la primera faceta.


¿Cómo te quitaste la culpa?
Con bronca: no puedo creer que me hayan robado; no puedo creer que esas fotos estén circulando, o sea que haya personas que se manden esto por Whatsapp. Y finalmente hablé con el editor de Gkillcity y decidí que iba a escribir sobre eso y que iba a llamar a esas personas por lo que son: agresores sexuales.


¿Qué idea perversa se esconde detrás de este consejo: Si no quieres que se sepa, no lo hagas?
Controlar a la mujer.


Pero no aplica solo a las mujeres.
Entonces sirve para controlar a las personas; esto de la sexualidad que se disfruta sigue siendo un tabú y sigue siendo peligrosa, en la mente de algunas personas. La idea de que una mujer lo haga, que diga: Me encanta mi cuerpo y le voy a mandar esto a mi novio, porque me encanta, porque soy divina, es algo que a cierta gente le hace cortocircuito.


¿Es lo mismo privado que secreto en estos tiempos de ‘transparencia’?
No. Porque lo privado es algo que no tiene intención de salir a la luz; nunca fue concebido para eso. Y tiene mucho que ver con la individualidad y si se viola se viola tu persona.


¿Y lo secreto?
En lo secreto puede ir de todo, desde el chisme hasta lo tabú, hasta lo que no se puede conocer porque si se conoce lastimaríamos a un tercero. La privacidad es algo más intrínseco del ser humano.


¿Sigue aplicando hoy el concepto de vida personal?
Las redes sociales nos hacen creer que ya no existe vida privada. Pero creo que sí, que tiene que seguir existiendo porque sin eso qué tenemos…


Es difícil de entender, más para ti que creciste ya en esta lógica.
Sí, a mí me dicen: Cómo te puedes sorprender de que esto pase si tú dices todo lo que te comiste en Snapchat; en Instagram dices hasta lo que piensas cuando te despiertas; cómo tú puedes venir a reclamar privacidad, si tú misma no la has cuidado.


¿Y qué les dices?
Hay algo totalmente diferente entre lo que yo le diría a cualquier persona en la vida real, que es lo mismo que pongo en redes, y lo que yo compartiría con mi pareja o lo  que me guardo para mí misma.


Pero tú compartes tu vida personal también, ¿no?
Las partes que yo considero compartibles, si esa es una palabra.


¿Queda algún espacio en el que se pueda ‘ejercer’ la vida privada?
La vida de pareja y la vida del hogar. El de pareja a mí me parece un vínculo sagrado, mágico, personal y exponerlo no está bien.


¿Cómo se sobrevive en un mundo dado a la sobreexposición del cuerpo, las emociones, las ideas, los sentimientos?
Sabiendo claramente quién eres y estando seguro de lo que piensas, porque de esa manera es mucho más fácil filtrar, debatir y agarrar lo bueno.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta