Solidaridad no es lo mismo que caridad

Solidario a prueba de balas, el cantautor Jaime Guevara recibió la semana pasada en un concierto el agradecimiento de cientos de personas, ahora que es él quien necesita de acciones solidarias.



iguzman@elcomercio.org   Ivonne Guzmán. Editora (O) 27 Febrero 2016

Con gran dificultad, Jaime Guevara llega hasta el área social del mini departamento en el que vive desde hace dos meses, luego de lesionarse una vértebra de la zona lumbar. El corsé metálico, que se le ha vuelto inseparable, le permite poca movilidad; esa es la idea: que esté muy quieto. Exactamente como Jaime no sabe estar, porque para él recorrer la calle es casi como respirar. La calle ha sido el escenario de lo que él llama su “militancia solidaria” con cuanta causa le ha pasado por delante.


El sábado 20 de febrero, la vida le devolvió un poco de esa entrega suya a las causas ajenas. Sus amigos organizaron un concierto para recaudar fondos que le ayuden a continuar con su recuperación –que al parecer va de largo–. Antes de empezar a hablar de la solidaridad, eso que en él más que una lustrosa teoría es una experiencia de vida, me advierte: “Yo te pido que no centres todo en Jaime Guevara, el solidario”. Es una petición difícil de satisfacer.

Jaime Guevara
Jaime Guevara
Nació en Quito en 1954. Aunque asistió un tiempo a clases de música en el Conservatorio, su formación es básicamente la de un autodidacta. En los 70, asistió como oyente a las clases de artes plásticas en la Facultad de Artes de la Universidad Centra


Escoja una palabra para describir lo que pasó en el Teatro Nacional en su honor.
Yo lo siento como una fuerte vibración de amor, para animarme en el camino de la recuperación.


Las bondades de la solidaridad se dicen rápido, pero ¿cómo se logra que la solidaridad se haga carne?
Bueno, te puedo hablar a un nivel personal, muy general. Porque detallarte los casos no me corresponde. Es algo que siento en mi naturaleza y que he sentido en cientos de personas. Cada vez que alguien está enfermo o sufre un accidente o es injustamente apresado o injustamente desalojado, cada vez que sus tierras son arrasadas por la furia de las transnacionales mineras y petroleras... sin ser yo un campesino, un indígena, sin ser la persona que está enferma o la víctima de un accidente, o la víctima de algún tipo de desastre en cualquier parte del mundo… soy un ser humano y como ser humano me debo a todos los seres humanos del planeta.


¿A usted quién le enseñó a ser solidario?
Pienso que en gran medida eso me viene de mi madre (Teresa García Moscoso), desde muy niño. Cuando íbamos por la calle (en San Marcos) y me decía: “Mira a estas pobres personas, hay que ayudarlas siempre”. Y yo veía cómo ella se daba modos de ayudar. Desde simplemente aportarles algo económicamente, hasta incluso convocarles a comer a mi casa. Esa fue mi primera inspiración.


¿Alguna otra?
Bueno, luego ya quedó en mi naturaleza y yo no he podido pasar al lado de personas que están en situación desastrosa, calamitosa, sin sentir por ellas compasión, que no se tiene que reducir a la caridad.


¿Cómo?
La caridad nos la enseñan a nosotros como una noción cristiana. La caridad prácticamente es dar apenas las sobras, por cumplir, o porque hay un interés atrás  de ello y esa es la gran tara, a mi parecer, del pensamiento cristiano al respecto. Porque no es absolutamente desinteresado.


¿Qué interés está detrás de la caridad?
La promesa de que después de la muerte existe una realidad y ahí uno recibirá un premio; un puestito en el cielo. La caridad es eso, mientras que la solidaridad es el absoluto desinterés. Yo he sentido de muy cerca la lucha de los trabajadores en las huelgas nacionales, la de los familiares de los desaparecidos, la de los jóvenes agredidos; yo he visto por las calles cuando han sido apresados. Tengo el don de mi guitarra y mi canto y con mi guitarra y mi canto he acudido a ellos solidariamente. Y durante mucho tiempo fue eso únicamente: ir y cantar.


¿Cómo evolucionó?
Fue cambiando poco a poco a también ser organizador de numerosos espectáculos artísticos y otro tipo de eventos para apoyar esas luchas. Qué sé yo, festivales, peñas... Todo eso me ha parecido que es militancia solidaria.


Es casi natural ser solidario con quien uno quiere o con quien siente afinidad, pero ¿cómo se hace para ser solidario a tiempo completo, sin importar si la persona a uno le cae bien o no?
Debería ser un sentimiento humano muy natural, muy espontáneo. O sea que no pase necesariamente por el análisis cerebral de decir: Tal persona o tal grupo humano merece ser apoyado; sino que sea de corazón.


Pero no funciona así.
Debería ser así.


¿A usted le funciona así con todo el mundo?
No soy yo quien debería decirlo. Pero he intentado que sea así.


Los policías no han sido precisamente sus mejores amigos, pero ¿usted ha sido solidario alguna vez con ellos, siente que sería capaz de serlo en caso de que lo necesitaran?
Te cuento una anécdota… Una vez terminaba mi participación en una jornada frente al Palacio de Gobierno por los desaparecidos, cuando hacia el final del evento se me acercó una señora tímidamente y me dijo: “Señor Guevara, quiero hablar con usted”. Y me manifestó que su hijita estaba muy delicada y que tenía que hacerse una operación complicada; habían pensado en organizar algo, pero no sabían exactamente qué. Le dije: Encantado, cuente conmigo, yo echo una mano. Y me dice: “Es que hay un problema”. Le pregunté cuál era el problema y me respondió: “Que mi esposo, o sea el papá, es policía. ¿Tiene usted problema con eso?”.


¿Qué le respondió?
Le dije: Espere, la niña no tiene nada que ver con la realidad policial de su padre. Y organizamos una peña y acudí a cantar.


¿Se hizo amigo del policía?
En la peña, la mayor parte era policía. Pero no me hice amigo. Me lanzaban unas miradas de ‘amor’ poco envidiables. Igual a mí me quedó el gusto de haber ayudado a una causa humana.


¿Cuál cree que es el enemigo número uno de la solidaridad?
El egoísmo: primero yo, segundo yo y último yo. Esa es la antítesis de la solidaridad.


¿Con cuál de los cinco sentidos relacionaría más a la solidaridad?
Pienso que nace en la mirada, pero el puente para extender nuestra ayuda es el tacto.


Mencione dos o tres palabras que sean sinónimos de solidaridad.
Pienso en solidaridad y pienso en sensibilidad. Hablo de solidaridad y pienso automáticamente también en entrega. Pienso en solidaridad y a la vez pienso en necesidad de hacer algo por un grupo humano, por una persona. Pienso en solidaridad y me remito a moverse, a actuar. Pienso en solidaridad y necesariamente pienso en no límites, en que no hay límites para la solidaridad.


¿Por qué no son lo mismo la solidaridad y el espíritu de cuerpo?
En absoluto son lo mismo. Se conoce esto de espíritu de cuerpo cuando se habla de los militares o de los policías. Tengo la impresión de que a ellos se les enseña que solo mientras sea policía es mi par.


¿El resto no?
Claro que no, los demás son civiles a los que hay que hostigar. Pese a la peor infamia que haya podido cometer un policía, un militar, si soy militar o soy policía me identifico inmediatamente con él, pero no si es que es otra persona. Eso una consigna que se les inyecta en su mentalidad.


¿Hay alguien o algo con lo que nunca se solidarizaría?
No puedo sentirme identificado ni ser solidario jamás con los xenófobos, con los racistas. No sentiría que tenemos algo en común.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta