Lo juvenil se volvió un culto fetichizado

Boris Tobar reflexiona sobre la devoción a la imagen juvenil desde los ámbitos comerciales y desde el Estado. Tanto el mercado como los funcionarios políticos imponen un rejuvenecimiento .



Alejandro Ribadeneira. (O) 06 Febrero 2016

Ya lo recitaba el gran Rubén Darío: “Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver! Cuando quiero llorar, no lloro... y a veces lloro sin querer”. Pero parece que en este siglo XXI la juventud  dejó de ser un tema del romanticismo, una mera alusión nostálgica, para convertirse en un modo de vida, en una obsesión.


Ahora todo debe ser juvenil. No solo la ropa, sino todo. Las novelas. Los ‘cases’ para celulares. Los puestos de trabajo.  Las frases.  Los altos funcionarios del Estado. Hay una obsesión por estandarizarlo todo con lo ‘juvenil’.  Boris Tobar  toma su escalpelo y analiza este fenómeno.
 

La juventud parece haberse convertido en un ícono referencial, en un culto que la sociedad ejerce mientras relega a otras etapas de la vida. ¿Por qué?


Yo plantearía esta visión del culto a lo juvenil desde una doble perspectiva. Una es la del mercado y otra desde el Estado.  En el ámbito del mercado, que la soportamos todo el tiempo, se ha idealizado a los jóvenes desde tres visiones: lo joven, lo saludable y lo atlético. Lo ‘joven’ es la pasión fundamental que nos lleva a gastar dinero en función de productos que nos hagan ver jóvenes, maquillajes, tintes de cabello, cremas antiarrugas…


Es la eterna búsqueda de la fuente de la juventud…


Sí, pero esto se vuelve culto entendido como fetichización cuando se idealiza a la juventud como la mejor etapa de la vida y se rompe con la niñez, la adultez y la ancianidad.  Todos queremos ser jóvenes. Y ahí observamos conductas como las del síndrome de Peter Pan, adultos que no quieren crecer y actúan como jóvenes.


De alguna manera la sociedad exacerba este síndrome de Peter Pan cuando promociona a estas personas, como Michael Jackson, por ejemplo, que se vuelven modelos...


Y más todavía cuando nosotros pronunciamos frases que nos terminan suicidando, como “soy viejo pero con espíritu joven”. No. Hay que ser coherente. Yo soy un adulto y tengo espíritu adulto. La adultez tiene un mundo encantador de pasiones e ilusiones que no se presenta en la etapa juvenil.


¿La juventud está idealizada por su vinculación con la salud?


Justamente, lo saludable es un imaginario ligado al mercado que promueve que busquemos productos para sentirnos sanos como un joven. Y ahí están estas redes de comercio de productos alimenticios, medicinales o de maquillaje, los suplementos vitamínicos, las sustancias que ofrecen energía extra, bebidas que dan vigor juvenil. Pero todo esto no reconoce la condición de vulnerabilidad del joven, quien como todo ser humano, luego de que ha trabajado intensamente (¡o ha estado farreando!), necesita descansar y no bebidas que regalen energía.


La juventud, además de salud, es físico….


Quito está lleno de gimnasios con grandes ventanales que exponen a los jóvenes y no tan jóvenes cuando realizan sus ejercicios. Es parte de la idealización del cuerpo y aparecen adultos mayores que se visten como jovencitos en lo deportivo sin relacionar que forman parte del consumo de las grandes marcas. Si nos fijamos en los centros comerciales, las marcas deportivas son las que más éxito tienen.


El Estado parece haber sucumbido ante esta idealización…


En el Estado ecuatoriano también se idealiza con el culto a lo joven. Se ha dado un proceso de rejuvenecimiento de la institucionalidad pública. El Estado hace unos años jubiló a las personas, compró renuncias a gente de edad media y de gente con 50 o 60 años, para remozar la institucionalidad con jóvenes, que en primera instancia carecen de responsabilidades familiares y están dispuestos a trabajar más de 40 horas a la semana.


El famoso 24/7...


Estamos investigando en Gestión Social y una de las condiciones que se pide a los jóvenes que postulan a un puesto es disponibilidad de trabajar a presión, un 24/7 que atenta a la calidad de vida.


Esa idealización de los jóvenes se vuelve en contra de ellos…


Al joven se lo idealiza también como el sujeto que tiene disponibilidad para trabajar, al que se le paga menos porque no tiene cargas familiares, que no armará un sindicato. La Constitución reconoce a los jóvenes como un grupo de atención prioritaria, lo cual me parece bien, pero al mismo tiempo se lo asocia con un voto potencial. Por eso, se amplió la edad para votar de manera opcional desde los 16 años y  agrandar la base de votantes.  


El mercado busca el dinero, y el Estado, ¿qué?


El Estado, luego de que ganó en su conflicto con Yasunidos, que era un movimiento juvenil que levantó la base ecológica,  ha hecho esfuerzos para  ganar el nicho juvenil. Por eso se ofrece, por ejemplo, el voluntario ecológico, para ayudar a cuidar las playas. Así se levanta un caudal de sujetos que aportan con un voto. Para el Estado, el joven es poderoso y ese poder está en el voto.


¿Y cómo puede remediarse esto?


Hay que preguntarnos cómo se ubica la sociedad ante la manipulación del mercado y del Estado. Hay que preguntarnos qué jóvenes queremos. No queremos un joven sumiso sino un joven autónomo, crítico, querendón, que tenga capacidad de ubicarse.


¿Y obtener ese tipo de jóvenes de quién depende?


Del primer tejido social, que es la familia. Tenemos que recuperar los espacios de diálogo familiar y también la experiencia comunitaria de los jóvenes. El barrio otorga competencias para la vida, para la capacidad de posicionarse.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta