El dinero fluye por la vía digital

El uso de billetes aún es importante en el país, pese a la proliferación de medios de pago digitales. El mundo camina hacia la desaparición del papel moneda.



csosa@elcomercio.com   César Augusto Sosa  Macroeditor (O) 10 Abril 2016

Las tarjetas de crédito no son dinero, tampoco las de débito. Ni siquiera los cheques son considerados dinero. 
Todos son medios de pago, es decir, instrumentos que sirven para mover el dinero de un lado al otro. Y eso es fundamental cuando el objetivo es facilitar el comercio , porque sería muy incómodo -además de peligroso- llevar costales con billetes para comprar un auto o un departamento. 

Los medios de pago en el mundo han ido evolucionando hacia el mundo digital a pasos agigantados, pero en el país lo han hecho principalmente en las dos últimas décadas. Eso ha sido posible porque el mercado local alcanzó, a raíz de la dolarización, un volumen de clientes y de recursos lo suficientemente importante como para incentivar a los negocios a invertir en tecnología: cajeros, plataformas y dispositivos de pago móviles, software, etc. 

Los nuevos medios de pago digitales ya se utilizan a la hora de comprar en el supermercado con tarjetas de crédito o débito. También al pagar los impuestos en el Servicio de Rentas Internas o adquirir un vehículo vía transferencia bancaria, así como al adquirir un boleto de avión o cancelar los servicios de agua, luz, teléfono a través de las páginas web de los bancos.  
No se llega a los niveles de Suecia, donde hasta las limosnas se pagan por mensajes de texto, pero el mercado camina hacia nuevos medios de pago. 

Ahora, por ejemplo, está de moda hablar en el país del dinero electrónico, que tampoco es dinero aunque así lo haya bautizado el Banco Central.

La falta de confianza en este medio de pago ha limitado su uso, pero si logra revertir ese problema pudiera convertirse en otra opción para que el usuario realice sus pagos, a través del celular, aprovechando la gran penetración de la telefonía móvil en el país.
También hay opciones que combinan las tarjetas de crédito con la telefonía móvil, lo cual ha sido posible gracias a la proliferación de aplicaciones para smartphones. 

PayClub Móvil es un ejemplo de esa mezcla y está en el mercado desde apenas tres meses. No es más que una aplicación para teléfonos inteligentes que permite realizar transacciones a través de un código temporal, sin la necesidad de usar la tarjeta de crédito física.

A escala mundial, especialmente en los países desarrollados, las opciones  de medios de pagos electrónicos o digitales son aún mayores, lo cual está reduciendo al mínimo el uso de los billetes, cuyo costo de mantenimiento es alto, porque hay que producirlo, transportarlo y cuidarlo. 

 

El Bitcoin
El Bitcoin
Es una moneda digital que circula en una red desde el 2009, sin el respaldo de ningún gobierno ni banco central.

 

Uno de los países que están más empeñados en dejar los billetes es Dinamarca, que ya le puso fecha a la muerte del dinero en efectivo: el 2030.

Al empezar el presente año, la televisión española contaba que a partir del 1 de enero, comercios y negocios de Dinamarca podían negarse a aceptar pagos en efectivo, amparados en una aprobación del Parlamento, que marcó el 2030 como fecha límite para erradicar el dinero en efectivo.

Otro país que camina en esa dirección es Suecia, donde los billetes y las monedas representan apenas un 2% de su economía total, frente al 7,7% en Estados Unidos y el 10% en la eurozona, según una publicación del New York Times de diciembre del año pasado
Hay muchas razones para olvidarse del efectivo, y buena parte de ellas son económicas. La producción de billetes, el diseño y la impresión son costosas. Si a eso se suma su traslado a las bóvedas de los bancos y a los cajeros automáticos, el pago de seguros y la custodia, el costo es aún mayor.

También hay razones legales, pues el uso de efectivo es en un gran incentivo para el contrabando, la evasión de impuestos y el lavado de activos. Las transacciones en efectivo no dejan huella y esa es una de las razones para que varios países quieran abolir los billetes. 
El año pasado, en las bóvedas de los bancos suecos había 3600 millones de coronas en billetes y monedas, menos de la mitad de lo que había en 2010, según el Banco de Pagos Internacionales. Los cajeros automáticos están siendo desmantelados en masa, sobre todo en las zonas rurales, según el diario estadounidense.

El origen
El origen
Los primeros billetes europeos, conocidos como papel moneda, se fabricaron en Suecia, en 1661.

 

 

Ecuador está bastante lejos de esa realidad, lo cual va en línea con su grado de desarrollo económico, tecnológico y cultural, pues todavía existe un gran apetito por los billetes.


Para tener una idea, hasta febrero del presente año, la liquidez total en la economía ecuatoriana sumaba USD 40 000 millones, una cifra importante considerando que hace diez años eran 14 000 millones. 

Los billetes y las monedas en circulación representan actualmente el 30% de toda la liquidez, es decir, tres de cada diez dólares que existe en el mercado nacional son billetes.

El resto son depósitos de ahorro, a plazo, operaciones de reporto, fondos de tarjetahabientes y otros. Esos recursos no son billetes sino dinero ‘creado’ por el sistema bancario a través de sus operaciones.

Lo curioso es que hace cuatro años la proporción de billetes era del 20% y la tendencia era a la baja. ¿Qué sucedió con los ecuatorianos? 
Una de las razones es la desconfianza, lo cual puede matar a un medio de pago. Cuando la gente se pone nerviosa por el futuro económico se refugia en cosas que tienen valor. Unos compran oro, pero el común de las personas guarda billetes, lo que suele denominarse como el ‘colchonbank’.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta