¡MATARON A GAITÁN…MATARON A GAITÁN…!

El pueblo que se había movilizado para castigar el crimen político no respondió a una directriz liberal. Su movilización fue espontánea. Luego empezó una guerra que ha desangrado a Colombia por más de seis décadas.



Germán Rodas Chaves* (O) 10 Abril 2016

El 9 de abril de 1948,  Jorge Eliécer Gaitán, el líder liberal radical colombiano que se hallaba proyectado como la alternativa al conservatismo de la época y que seguramente ganaría las elecciones presidenciales de finales de los años 40 del siglo anterior –y cuyas convicciones nacionalistas y progresistas fueron indiscutibles- había programado su actividad con la misma rigurosidad de siempre.

Aquel viernes, Gaitán dedicó el tiempo, en su despacho ubicado en el centro de Bogotá, desde las 08:30 hasta las 11:00, para atender su actividad profesional; a partir de las 11:00 hasta las 12:00 recibió a varios políticos y a dirigentes gaitanistas; luego, concedió una breve audiencia a varios ciudadanos cuyo interés en hacerle llegar quejas y opiniones referentes a la tensa situación colombiana de aquellos días, se venía repitiendo, cotidianamente, desde hace mucho tiempo atrás. 

A las 13:00 salió de su oficina para cumplir con la invitación a almorzar que le había formulado Plinio Mendoza Neira, en el Hotel Continental.  Debido a esta circunstancia canceló el almuerzo que, en su residencia, debía tener con su familia. Mendoza pasó a recoger a Gaitán desde su oficina, quien aprovechó de la circunstancia para que se sumaran a la invitación y le acompañaran Alejandro Vallejo, subdirector del diario La Jornada; Jorge Padilla, tesorero del movimiento gaitanista en Bogotá, y el médico y senador por Cundinamarca, Pedro Eliseo Cruz. 

Gaitán advirtió a sus amigos que debía regresar con puntualidad a las 15:00 para atender una cita importante con el joven cubano Fidel Castro -a quien ya había conocido unos días antes y con quien platicó sobre los objetivos de su presencia en Bogotá-, que en su condición estudiante de la Universidad de La Habana había llegado a Colombia con ocasión del congreso de estudiantes latinoamericanos que en esos mismos días se desarrollaba en Bogotá y cuyo encuentro se había programado paralelamente -a manera de una acción contestataria- a la Conferencia Panamericana que en esas horas también se efectuaba en la capital colombiana.

Al salir del edificio donde funcionaba la oficina de Gaitán, Mendoza tomó del  brazo al líder político colombiano y avanzaron rápidamente en primera fila, en tanto los otros tres acompañantes, a pocos pasos, los seguían sabiendo todos de la premura de Jorge Eliécer para atender la invitación de aquel  mediodía.

Habían caminado unos pocos minutos cuando sonaron tres disparos, casi en ráfaga y, luego, un cuarto disparo. Gaitán cayó al piso pesadamente.  Cruz fue el primero en arrodillarse junto a Gaitán para socorrer al líder colombiano quien, boca arriba, sangraba profusamente de su cabeza.  

Asesinato
Asesinato
Jorge Eliécer Gaitán fue un carismático líder del liberalismo radical de Colombia. Fue asesinado en Bogotá, el 9 de abril de 1948; su muerte dio inicio a un largo ciclo de violencia.

 

Poco a poco, la poblada fue arremolinándose alrededor del moribundo en medio de la consternación de sus acompañantes y el murmullo creciente de “mataron a Gaitán”, aquella frase que se expandió en Bogotá, y luego en toda Colombia, y que habría de convulsionar a los humildes de aquella patria que habían puesto toda su confianza en el intrépido hombre que, con su discurso vibrante y sus propuestas a favor del pueblo, había logrado movilizar la conciencia de miles y miles de colombianos. 

El agresor de Gaitán fue desarmado y conducido por dos policías a la droguería Granada, ubicada a pocos metros del atentado. Uno de los gendarmes que lo aprehendió le conminó que revelara el nombre de los que habían organizado la conjura, pues, -le dijo-, “usted ya no tiene nada que perder, porque es hombre muerto”. El asesino -un desconocido- no habló. Luego fue sacado por una multitud del lugar del escondite y, posteriormente, arrastrado en una de las calles bogotanas, donde pereció en manos de una poblada que sabía que tal hombre había matado las ilusiones de todo un país.

Vendrían luego las horas del “Bogotazo”, aquellas jornadas violentas que expresaron la desazón de las multitudes y el rechazo de ellas al orden establecido y al poder omnímodo. Los sucesos de ese día se constituyeron en una especie de metamorfosis entre la ira y la angustia hacia la frustración. También expresó el encono social en contra de los que gobernaban, los conservadores.

El pueblo que se había movilizado para castigar el crimen político, no obstante todo lo referido, no respondió, en momento alguno, a una directriz liberal. Su movilización fue espontánea, constituyó una respuesta -sin orden, sin planificación y sin dirección política, como diría Fidel Castro, testigo privilegiado de tal circunstancia- que solo denotó desconcierto social.

Pasados los primeros días de tensión que se había provocado por la movilización popular, los liberales -particularmente el sector no radical que controlaba el partido- y los conservadores propiciaron una salida negociada a la crisis social. Favorecieron -sin decirlo- un pacto de supervivencia de la realidad institucional del país. Los conservadores consolidaron, de esta manera, rápidamente el poder y, en los siguientes meses al asesinato de Gaitán, lograron la elección presidencial a favor de su líder Laureano Gómez, tanto más que el candidato liberal “imprevistamente” se retiró de la contienda electoral. 

Luego, este mismo régimen conservador inició la persecución a los gaitanistas y a los liberales radicales que, a contrapelo, optaron por la lucha armada para defenderse, dando inicio -de esta manera- a una guerra que, con el curso de los años, fue cambiando de matices, de tácticas y de objetivos -así como de actores- y que ha desangrado a Colombia por más de seis décadas, dolorosa circunstancia que en estas mismas horas busca una salida a propósito del diálogo y la negociación entre las partes del conflicto y, especialmente, ante la mirada atenta del género humano. 

*Escritor e Historiador. 
Miembro de la Academia Nacional de Historia.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta