El fútbol no puede unir a Israel y el mundo árabe

La capacidad ecumenista del deporte más popular ha tenido su piedra de tope en Oriente Medio. En lugar de acercar a los pueblos en guerra, ha terminado por ser un motivo más de separación y desacuerdo.



eavila@elcomercio.com   Esteban Ávila V. Coordinador (I) 16 Agosto 2014

En los tiempos modernos, el fútbol ha sido el escenario de encuentros que en las mesas de diálogo de la diplomacia eran poco menos que imposibles. Por ejemplo, en el Mundial de 1974, en la cancha del estadio de Hamburgo no hubo un muro para dividir a los equipos de  Alemania Federal y Alemania Democrática. Corea del Norte, que desconoce a sus vecinos del Sur y repudia ferozmente a Japón, se ha visto obligada a jugar torneos oficiales con los seleccionados de ambos países, de local y de visita.

Pero el poder concertador del deporte rey no alcanza todavía a Israel. El conflicto de la nación hebrea con sus vecinos árabes en  el  Oriente  Medio y África se ha ramificado, al punto que ni siquiera en una cancha pueden encontrarse a dirimir superioridad deportiva.

En 1972, el país de la estrella de David fue expulsado de la Confederación Asiática de Fútbol, entidad continental donde le correspondería actuar, debido a la presión del mundo árabe. Eran los días posteriores a la guerras de los Seis Días y del Desgaste, donde Israel venció a Egipto, Siria y Jordania.

Antes de salir del fútbol de Asia, Israel obtuvo un título continental de selecciones, dos subtítulos y un tercer lugar. También había logrado clasificarse bajo esa jurisdicción a su único Mundial hasta hoy, el de México 1970. Pero existían antecedentes. Desde su afiliación a la FIFA, en 1956, Israel enfrentó la indisposición del eje árabe. En la eliminatoria para el Mundial de Suecia 1958, Turquía, Indonesia, Egipto y Sudán, países de identidad musulmana, se negaron a jugar con ellos y se retiraron de la contienda. Es que, simplemente, no reconocían la existencia del Estado judío.

Toda esta situación política originó hechos contrarios al idealizado espíritu de hermanamiento del fútbol. Sin un lugar en el mundo, los israelitas tuvieron obligadamente que jugar torneos oficiales en Oceanía, Europa y hasta en Sudamérica. Todo dependía de quién quería acogerlos.

Recién en 1991 se regularizó su vínculo oficial con la Unión Europea de Fútbol, la UEFA. Fue la única posibilidad para mantenerse en competencia, enfrentando rivales de un nivel superior al que podrían tener en la escena asiática. Disputando el boleto a los mundiales con Francia, Italia, Rusia, Portugal, Israel no la ha pasado bien en la cancha.

Esto lo reconoce Avi Luzon, presidente de la federación de fútbol: “El boicot árabe nos llevó al ostracismo, pero el esfuerzo de unirnos a la familia europea fue grande y ha valido la pena”. Los últimos resultados son algo más favorables, pero siempre quedará la duda: ¿cómo le iría a Israel si tuviera que jugar con los asiáticos?

Hacia adentro, el fútbol de Israel tiene una organización abiertamente politizada. Los clubes que llevan el nombre de Hapoel fueron fundados por sindicatos de izquierda, mientras que el Beitar Jerusalem está históricamente identificado con movimientos sionistas de derecha, como el Likud. El Bnei Sakhnin, en cambio, es el club que representa a la comunidad árabe-israelí.  Las situaciones de violencia en los estadios son  cruentas y habituales.

Palestina
Palestina
La Selección de Palestina celebra su clasificación a la fase final de la Copa Asiática del 2015.

Según James Montague, periodista, quien escribió el libro ‘When Friday Comes: Football in the War Zone’ (Cuando llega el viernes: Fútbol en zona de guerra) que trata sobre el impacto social de esta disciplina en Oriente Medio, la actividad deportiva, en este caso,  no puede ser  un mecanismo de paz y entendimiento.

Montague, explica: “Jibril Rajoub, el presidente de la Asociación de Fútbol de Palestina, se ha pronunciado vehementemente en contra de, por ejemplo, el intercambio deportivo entre su país e Israel. Aparte, no hay que olvidar que el 20% de la población israelita, que es de origen árabe, enfrenta mucha discriminación, incluso cuando integra la Selección”.

Planteadas así las cosas, Montague es letal en su pronóstico: “Israel nunca podrá volver a jugar en Asia”. Este periodista también mira hacia Palestina. Al igual que Israel, su unidad territorial tampoco cuenta con el reconocimiento unánime de la comunidad internacional, pero la federación consiguió entrar a la FIFA en 1998. “Mientras los palestinos luchan, también lo hacen sus jugadores. Pero el equipo nacional ofrece esperanza y unidad de una manera incomparable”.

Israel
Israel
La Selección de Israel que jugó la eliminatoria a Brasil 2014. Peleó con Rusia y ­Portugal por un cupo.

El Estado palestino está llegando a tener un nivel de desarrollo futbolístico interesante. Tiene una liga tan rica y competitiva como la israelita y su Selección ya se clasificó entre  los 16 mejores equipos de Asia, que en enero jugarán el torneo continental en Australia.
Sin embargo, el crecimiento  interno no ha sido sostenido. Mientras Cisjordania, la parte más grande del territorio de Palestina, se lleva lo mejor en cuanto a jugadores e infraestructura, la Franja de Gaza va a la zaga.  Y la incesante situación de conflicto bélico agiganta tal disparidad.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta