Las tertulias y la rebeldía en Quito

Las tertulias en Quito, si bien podían centrarse en temas como el arte y la ciencia, siempre tenían una deriva política marcada -algunas veces- por la conspiración.



Susana Freire García* (I) 16 Agosto 2014

La palabra tertulia puede remitirnos a una realidad presuntamente conocida, relacionándola con una conversación informal, o con un diálogo sin mayor trascendencia. Sin embargo, su valor tanto en el pasado, como en el presente, es de vital importancia para el Quito actual.

Basándonos en un concepto formal, la tertulia “es una reunión de personas que se juntan habitualmente para conversar o recrearse”. Esta definición ya nos brinda una primera idea sobre ella, siendo uno de sus elementos esenciales, la voluntad de los contertulios, para autoconvocarse y así dialogar sobre aquellos temas que les interesan.

La libertad de reunirse es clave y  toma fuerza en la circulación de ideas. Tomando como referencia este último punto, es necesario trasladarnos al Quito colonial, para hallar el primer rastro de las tertulias. Bajo el dominio español, la posibilidad de subvertir el orden establecido y de alcanzar la independencia  representó -para muchos quiteños- un ideal digno de ser alcanzado. Pero las circunstancias fueron difíciles, ya que muy pocos tenían acceso al conocimiento en sus diversas expresiones.

Mas, a la Audiencia de Quito llegó, en 1790, un religioso que marcaría una impronta en el ambiente cultural quiteño. Se trata del obispo Pérez Calama, quien empezó su oficio educando al propio clero a través de tertulias clericales.

Para el sacerdote la tertulia era un ejercicio de memoria intelectual, que halló en la prensa escrita y en la necesidad del cultivo de un pensamiento ilustrado, a sus mejores aliados. No en vano el obispo Pérez Calama fue miembro de la Sociedad Económica de Amigos del País, formada en Quito, y en donde la figura de Eugenio Espejo fue clave en el momento de promover el desarrollo de un proyecto político ilustrado, que años después se concre­taría en la gesta libertaria del 10 de Agosto de 1809.

Estos dos personajes aportaron al fortalecimiento de la práctica de la tertulia como una herramienta vinculada a la causa pública. Es decir, facilitaron la creación de un espacio en donde el diálogo y el respeto a la opinión ajena fueron los ejes que politizaron la esfera pública en el buen sentido, haciendo hincapié en la necesidad de que los miembros de la sociedad ­civil se uniesen a favor del bien común, por encima de los in­tereses personales.

Avanzando en el tiempo, y ya en la Época Republicana, la tertulia siguió manteniendo su esencia primigenia, basada en el uso de la razón y el conocimiento, para la producción y circulación de ideas, que en la mayoría de los casos contrastaban con la hegemonía del poder. Al calor de una tertulia, Francisco Hall  (quien participó en las guerras de la independencia), cuestionó con sus allegados el despotismo de Juan José Flores. Del mismo modo, los intelectuales liberales -inspirados en el pensamiento de Juan Montalvo- realizaron tertulias, para delinear en ellas su oposición al gobierno dictatorial de García Moreno. Sin embargo, no siempre la política fue el tema central de la tertulia en Quito, sin que esto la haya desligado de su relación con la causa pública.

En este sentido, emerge la figura de una de las mujeres más brillantes de nuestra historia, la quiteña Marieta de Veintemilla, quien luego de su destierro en Lima por su participación política en el Gobierno de Ignacio de Veintemilla, retornó a Quito en 1898, decidida a oxigenar el ambiente cultural citadino. En su casa (esquina de las calles Chile y Benalcázar), dirigió por varios años célebres tertulias en las que se abordaron temas filosóficos, científicos, sociales, estéticos y literarios. Los contertulios, agradecidos por la oportunidad que se les brindaba de dialogar con libertad sobre temas vetados o desconocidos, acuñaron la frase “estamos bajo techo”, en señal de respaldo
a  Marieta.

Y esta misma casa, transformada años después en el famoso Café 77, fue nuevamente el escenario de tertulias impulsadas por los poetas tzántzicos, quienes en la década del sesenta ligaron en un mismo concepto la ética y la estética, como la cúspide de un proceso en el cual las tertulias, sin perder su carácter político (tómese en cuenta la presencia de las dictaduras militares), propiciaron un debate que por un lado cuestionó la presencia de un marcado provincianismo cultural y por el otro promovió la difusión del arte a favor de los sectores marginados por la cultura oficial, estableciendo un compromiso ineludible entre el intelectual y la sociedad.

Este breve recuento sobre la presencia de las tertulias en Quito plantea -en la actualidad- no solo una revisión acerca de su legado entendido como una expresión cultural de la ciudad, sino a la vez la necesidad de retomar su práctica, para hacer de ellas un espacio alterno y democrático, en donde la circu­lación de ideas sirva a la causa pública, como un auténtico ejercicio ciudadano.

*Doctora en Jurisprudencia e investigadora sobre la ciudad de Quito. Autora de un libro sobre los poetas tzántzicos.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta