Nexo entre el Ecuador y el Vaticano tuvo una crisis

Con suerte para el país, González Suárez, entonces obispo de Ibarra, logró en muchos casos evitar que se produjera una guerra religiosa.



Amílcar Tapia Tamayo* 16 Mayo 2015

En mayo de 1896, el general Eloy Alfaro convocó a elecciones para designar a los miembros de la primera asamblea constituyente del liberalismo. Fueron elegidos casi todos los gobernadores en representación de su provincia, así como algunos jefes militares.

Las reuniones tuvieron lugar en Guayaquil del 9 de octubre al 9 de noviembre. Fueron interrumpidas por un voraz incendio de trágicas consecuencias para la ciudad. Las reuniones continuaron en Quito el 5 de diciembre. El 12 de enero se expidió la nueva Carta Política gestada por liberales. El 13 de enero de 1897 eligió como presidente al general Alfaro.

Los temas polémicos de la nueva Constitución fueron el 12, relacionado con la libertad religiosa, y el 37, referente a las comunidades religiosas.

El 16 de octubre se formuló el primer artículo controversial que sería objeto de un enérgico rechazo por parte de la jerarquía de la Iglesia Católica. El texto constitucional, relacionado con el Título II, “De la Religión”,  decía: “La Religión de la República es la católica, apostólica, romana con exclusión de todo culto contrario a la moral. Los poderes políticos están obligados a protegerla y hacerla respetar”. A esto, los asambleístas añadieron en un adéndum: “El Estado respeta las creencias religiosas de los habitantes del Ecuador, y hará respetar sus manifestaciones. Los derechos civiles son independientes de las creencias religiosas”.

El 28 de noviembre de 1896, los obispos remitieron un Manifiesto a la Asamblea  por medio del cual protestaban señalando que “aquel artículo y su complemento, al garantizar el ejercicio libre de cultos diversos del catolicismo, establece una verdadera innovación de suma trascendencia en la legislación constitutiva… los prelados de la Iglesia ecuatoriana debemos mirar por la defensa de las creencias católicas gravemente amenazadas por dicha innovación… destruye el inestimable bien de la unidad religiosa, es contrario a los principios fundamentales del catolicismo… y se opone aun a los intereses vitales y a la felicidad del pueblo”.

El 15 de diciembre, la Constituyente reconoció el Manifiesto y negó la reconsideración, señalando: “El Episcopado y el Clero, intolerantes por sistema, nada teman por la reivindicación del derecho”.

A pesar de las duras expresiones de los prelados, Mons. Federico González Suárez, obispo de Ibarra, fue quien, empleando conceptos elevados pero firmes en defensa de la Iglesia Católica, pudo llegar ante Alfaro  señalando: “Yo, que deseo sacrificarme por la paz, me he visto obligado a reclamar bien persuadido, eso sí, de que mis reclamos han de ser despreciados; y estoy listo a recibir sereno la granizada de injurias que han de venir contra mí. Una vez más tengo la satisfacción de suscribirme de Ud., muy atento servidor y amigo y capellán, Federico González Suárez, obispo de Ibarra”.

Su intervención serena permitió que Alfaro dirigiera el 6 de febrero de 1897, una comunicación al papa León XIII, en donde, entre otras cosas le decía: “Me prometo en el período de mi Gobierno fomentar más si cabe, las buenas relaciones que felizmente existen entre esta República y la Santa Sede, para alcanzar los inestimables bienes que resultan de la eficacia y cordialidad en las relaciones internacionales…”. El Papa le contestó el 30  de mayo, señalando: “…gustosos aceptamos esta tu voluntad. Ciertamente no tenemos por qué ocultar la verdad -el último curso que habían tomado los asuntos del Ecuador, causado habían a la iglesia católica muchísimos sufrimientos. Pero el que Tú espontáneamente manifiestas tu modo de pensar y de querer dejar ya en nuestro ánimo disminuida toda solicitud… de tu poder depende, en gran parte, prevenir y curar aquellos…”.

Con anterioridad a la contestación de León XIII, Alfaro había pedido al cardenal Rampolla, secretario del Pontífice, enviase a Quito a monseñor José Macchi, como delegado con amplios poderes para un arreglo relacionado con el concordato entre la Santa Sede y el Gobierno del Ecuador. El Papa comisionó para el efecto a monseñor Juan Bautista Guidi, encargado de Negocios de la Santa Sede en Brasil, quien llegó a Quito el 17 de marzo de 1898, siendo recibido con todos los honores por parte del propio presidente Alfaro.

El Gobierno designó a Manuel Benigno Cueva para lograr un acuerdo. Las reuniones se iniciaron en abril y mayo de 1898, las cuales fueron infructuosas por la oposición del representante del Ejecutivo. Monseñor Guidi salió de Quito el 3 de junio del mismo año sin arreglo alguno.

Al no haber ningún consenso, las relaciones entre la Iglesia y el Estado se deterioraron notablemente, sobre todo por la persecución que sufrieron los obispos extranjeros, así como las comunidades religiosas, varias de las cuales fueron expulsadas del país; en igual forma, el sectarismo religioso y político llegaron a su auge luego de que el Congreso, el 27 de septiembre de 1899, promulgara la ley de Patronato, por medio de la cual el poder político era el único autorizado a manejar temas relacionados con el clero ecuatoriano, ya que su principal objetivo era  lograr la separación de la Iglesia y el Estado.

Con suerte para el país, la figura señera de González Suárez,  entonces obispo de Ibarra, logró en muchos casos evitar que se produjera una verdadera guerra religiosa entre ecuatorianos, razón por la que fue tildado por varios jerarcas de la iglesia y líderes conservadores, como “hereje, masón y liberal”. Su actitud serena y mesurada evitó muchos males a la República, la cual siempre tendrá en su figura a un eminente pensador y guía espiritual.

El 24 de julio de 1937, en el gobierno de Federico Páez, el Estado ecuatoriano firmó con el papa Pío XI la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos Estados a través del modus vivendi, con el cual se normalizaron los vínculos que fueron alterados en los gobiernos liberales.

*Doctor en Historia, Máster en Antropología, Numerario de la Academia Ecuatoriana de Historia Eclesiástica. Autor de varios libros sobre historia nacional.

 

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta