‘La vida obliga a tolerar cosas que no queremos’

El doctor en Filosofía Carlos Paladines reflexiona sobre los términos respeto, tolerancia y educación en valores en la actualidad.



Santiago Estrella Garcés (O) 16 Mayo 2015

Los que han transitado por la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Católica sabrán que Carlos Paladines fue uno de los profesores más importantes de Filosofía de la Educación. La docencia ha sido una de sus grandes preocupaciones, pero no solo aquello que tiene que ver con el sentido científico y cultural, sino también con aquello que tiene que ver con la educación en valores.

Esta palabra (valores) se está usando mucho en el país desde que se instituyó el Plan Familia y desde el ‘yucazo’ al Presidente de parte de un menor de edad y la decisión judicial de obligarlo a cumplir labores sociales. Son dos ámbitos que pusieron al país a debatir. Pero, ¿de qué se habla cuando se habla de educar en valores?

“Ha sido una preocupación de los gobiernos en general de tratar de superar una enseñanza concentrada exclusivamente en el conocimiento de las ciencias. El mundo actual, por varias razones, exige llevar adelante el conocimiento científico, pero junto a ello que se vaya introduciendo la educación en valores, en respeto, en comportamientos. Es una tendencia mundial. Espero que en las actuales circunstancias existan áreas en las que se esté enfrentando el problema de valores en un mundo en que hay una serie de elementos que han tornado complicado el trabajo sobre este concepto de parte los docentes en el aula”.

Eso de la educación en valores es algo que se dice desde hace mucho. ¿En qué consiste el cambio?

Nos toca trabajar en escuelas y colegios en que hay estudiantes que tienen diversos enfoques de la vida, que provienen de diferentes contextos, con el peso de lo intercultural. Las sociedades modernas son pluralistas y deben aprender a respetar distintas posiciones. Y tenemos otra dificultad educativa: cómo ser tolerantes.

Tolerancia, una palabra que no se entiende del todo...

Podría entenderse que la tolerancia es hágase lo que se haga, soy, entre comillas, tolerante. No me meto en líos. Eso es lo que algunos llaman tolerancia pasiva. Y a veces la vida nos obliga a los mortales a tolerar cosas que no quisiéramos. Pero hay una tolerancia activa que ante determinada cosa, la persona reacciona, lucha; pero sin atacar el pescuezo al otro, al contrario. Tolerancia y pluralidad tienen que ver con la libertad de opinión.

También se pide respeto a la autoridad pero, ¿no se confunde respeto con sumisión?

En una sociedad pluralista se busca que seamos tolerantes activos.  Esto complica otra área que es la relación persona-autoridad. Las sociedades actuales están haciendo una revisión a la figura del desacato, como en Argentina, Uruguay, Perú, Paraguay, entre otros. El problema del respeto con las autoridades públicas abrió antes una serie de artículos para el castigo, pero  eso no deja de ser una estructura medieval.

Pero se castiga, como hemos visto...

El respeto a la autoridad tiene que ser revisado, en un contexto mundial complicado, y en un contexto jurídico que debe ser cambiado bajo el escenario complejo de las sociedades actuales. En ese sentido se torna bastante difícil en nuestros establecimientos educativos  enseñar a los chicos a indignarse.

¿Cómo lograrlo? ¿No es propio de los jóvenes?

Para eso es importante avanzar hacia la divisa ilustrada: ten la audacia, ten la valentía de obrar y pensar por cuenta propia. Desde Kant en adelante se obliga al sistema educativo a introducir en su currículum  sobre valores aspectos como la indignación.

Pero pareciera que los valores son más bien una protección del statu quo...

No bajo esta perspectiva. El mundo es complejo. Puedo estar obligado al respeto por mi propio análisis, pero en otras circunstancias no.

El respeto está condimentado por la indignación sería peligroso…

El macrosistema tiende a imponer sus reglas de juego y nos va a educar bajo ellas. Por eso las normas de sometimiento pueden presionar a tener actitudes pasivas. Pero la tolerancia activa es un comportamiento con miras a cambiar las cosas. Y esto incluye un problema más: estamos ante autoridades y circunstancias de la vida política no siempre propensas hacia el respeto. En términos técnicos esto se llama anomia social: cuando desde las más altas esferas se infringen las normas básicas de comportamiento, procesos de corrupción. Es el mal ejemplo que reciben los chicos y eso es frustrante.

La primera figura de autoridad fuera de su ámbito familiar es el maestro.  Padres y docentes son autoridades en las que no se cree durante la adolescencia, quienes además tienen el reto de ser referente ante personas que no quieren que lo sean...

Los referentes o los parámetros de la sociedad tradicional están en crisis. Va a ser muy difícil que lo que ofrecen las escuelas sean todos referentes positivos. Pero no se trata de enseñar referentes, que no se lo va a encontrar en las sociedades contemporáneas, sino a entender los procesos. Con eso se le da un instrumento, una linterna con la cual se podrá conducir en un mundo complicado, oscuro.

¿Y si esos valores no representan a los jóvenes?

Si la enseñanza del respeto y la valoración de los aspectos positivos o negativos de algo no significa nada, entonces están cerradas las puertas de la enseñanza de valores o de respeto. Así, la escuela no habrá tenido éxito.

Algo que no se ve cotidianamente en las calles...

No me atrevería a generalizar. Hay indicios de violencia, pero frente a esos hechos está de por medio también la capacidad de respeto y creatividad.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta