La minoría que importa más es el individuo

‘La tiranía del silencio’ es un libro que explora las perversas consecuencias de proteger legalmente a las minorías de las ofensas.



Martín Pallares. Editor (O) 27 Junio 2015

Cuando un sistema legal castiga a quien ofende con su opinión o con un chiste a afrodescendientes porque se considera que son una minoría marginada y merece protección, entonces cualquier otro grupo, entre ellos los blancos o los asiáticos tendrán derecho a exigir que se establezcan normas que los protejan de cualquier ofensa.

Esta es la discusión que trae a cuento Flemming Rose, el editor que encargó las caricaturas de Mahoma que originaron una cadena de actos terroristas, incluido el de Charlie Hebdo en Francia, en su libro ‘La tiranía del silencio’, nombrado por la revista The Economist como libro del año en el 2014.

Rose plantea un tema sensible, polémico y actual: cómo la supuesta protección a las minorías y su derivación en corrección política está limitando la libertad de expresión en el mundo e instaurando un sistema censurador que está socavando los principios sobre los que se sustentan las sociedades abiertas y verdaderamente democráticas.

El libro es básicamente una reflexión con abundante investigación de Rose, un periodista que ha sido víctima de varios atentados en contra de su vida y que ha sido denostado por amplios sectores políticos y académicos, sobre todo europeos, que lo tildan de “islamofóbico” por su decisión y su defensa de la publicación de las caricaturas que ofendieron a los musulmanes en todo el mundo.

Rose inició este tránsito cuando, en su trabajo de editor, buscaba ilustradores que  hicieran dibujos de Mahoma para un libro infantil. Cuando indagó las razones por las que nadie aceptaba el encargo, se enteró de que nadie quería ponerse en riesgo por temor a represalias de musulmanes que se sienten ofendidos cuando se dibuja a su profeta. Fue ahí cuando pensó que algo andaba mal, que la gente estaba callando por miedo y que eso era un síntoma muy grave del estado de la libertad de expresión en Europa.  Eso lo empujó a hacer uno de los actos más polémicos y que con mayor fuerza marcaría su vida: encargar caricaturas de Mahoma para el Jyllands Poste, el diario danés en el que trabaja.

Pero este libro no es, como muchos podrían pensar, un acto de arrepentimiento o disculpa del periodista sino todo lo contrario. Es una declaración contundente de que lo hecho valía la pena a pesar de todo.

En una sociedad abierta, dice Rose, la historia se mueve hacia adelante a través del intercambio de nuevas narrativas. Sostiene que durante una conversación con el escritor inglés de origen indio Salman Rushdie, en el 2009, logró entender que lo que diferencia a una sociedad abierta de una cerrada es “el derecho a contar y recontar nuestra propia historia y la de los otros”. Cualquier intento de impedir que esas historias sean narradas no es una simple restricción de la libertad de expresión, es un asalto a la naturaleza humana, le dijo Rushdie.

Una de las partes más contundentes del libro de Rose es la investigación que hizo a propósito del aserto difundido en varios sectores de que a los musulmanes de ahora les ocurre lo mismo que a los judíos en  la Alemania nazi. Rose revela que los agitadores nazis de los años 20 no hicieron sus incitaciones al odio con impunidad. Por el contrario, explica, insultar a comunidades por su fe -protestante, católica o judía- era un delito en la Alemania prenazi. Peor aún, Joseph Goebbels, Julius Struecher y el escritor y editor Theodor Fritsch fueron todos proce­sados por sus declaraciones antisemitas.

Rose sostiene que en una democracia nadie puede reclamar para sí el derecho exclusivo para contar ciertas historias. En democracia, los musulmanes tienen los mismos derechos para contar chistes e historias críticas sobre judíos mientras que los no creyentes pueden atacar al islam en la forma en que quieran.  Los blancos -dice- pueden reírse de los negros y lo negros de los blancos. Pero sostener que  las minorías únicamente pueden contar chistes sobre sí mismas o criticar a otras minorías es a la vez discriminatorio y tonto.

Actualmente, señala, una mayoría del mundo se opone a la circuncisión femenina, los matrimonios forzados y la violencia ritual en contra de la mujer. ¿Debemos estar impedidos legalmente de criticar culturas que aún practican esos actos porque son una minoría?, se pregunta el danés.

Para Rose, hay dos repuestas posibles a las amenazas de la libertad de expresión. Una opción es, básicamente, “si tú aceptas mis tabúes, yo aceptaré los tuyos”. Si un grupo quiere protección contra el insulto, entonces todos los grupos deben ser igualmente protegidos. Si negar el Holocausto o los crímenes del comunismo está en contra de la ley, entonces publicar caricaturas criticando al profeta Mahoma también debería ser prohibido. Pero esa opciónpuede salir de control rápidamente: antes de saberlo, difícilmente quedará algo que pueda ser dicho.

La segunda opción, dice Rose, es decir que en una democracia no hay derecho a ofenderse o sentirse ofendido. Dado que todos somos diferentes, el desafío es entonces formular límites mínimos en la libertad de prensa que nos permitan coexistir en paz.

Es por eso que Rose llega a una de las conclusiones más polémicas y contundentes: si hay un derecho al que no se debe tener acceso en una sociedad abierta es el derecho a no ofenderse.  Si tú te proteges legalmente de mis ofensas, entonces yo me defenderé de las tuyas. Y así, hasta el infinito.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta