El español goza de buena salud

El VII Congreso Internacional de la Lengua Española invitó a pensar en un idioma vivo y en crecimiento



paredesf@elcomercio.com   Flavio Paredes Cruz. Editor (O)  19 Marzo 2016

Suele pasar. Realice, usted, una visita guiada en cualquier lugar del planeta y hallará, entre el grupo de turistas, a nosotros -inefables hispanoamericanos- conversando sobre las divergencias entre las palabras que nombran a un mismo objeto. Acentos más modismos, los aguacates se hacen paltas y las naranjillas, lulos; pero los dialogantes estaremos ungidos por la misma gracia. Es la demostración más cotidiana y coloquial de la extensa diversidad del español, un idioma que ha andado por el mundo, concretando el enunciado de que el uso hace la lengua. Es decir, una lengua, casi, casi, ser vivo que emigra, se mezcla y muta; y, como tal, expresión de un pensamiento también vivo. 


“Español de islas y tierra firme, deltas, pampas, cordilleras, selvas, costas ardientes, páramos desolados, subiendo hacia volcanes y bajando hacia la mar salada, ningún otro idioma es dueño de un territorio tan vasto”, escribió, para El País de España, el nicaragüense Sergio Ramírez en el 2013, de frente al Congreso Internacional de la Lengua Española -CILE-, en Panamá. Hasta el viernes último, la séptima edición de esa cita ha tenido lugar (con más de 150 ponentes) en San Juan, Puerto Rico, donde el español se bate con el inglés en un bilingüismo que, además de cultural, expresa tintes políticos entre voces dispares que hablan de anexiones, de autonomía o de independencia para la isla; pero donde este idioma ha sido, sin duda, símbolo de identidad puertorriqueña. 


En el congreso, los invitados han conjugado la seriedad y el humor, la medida académica y la propuesta curiosa -tal vez como herencia del discurso que el Gabo ofreció en la primera edición en Zacatecas- para referirse a un idioma que, según el mismo CILE, es lengua materna de 470 millones de personas y que en solo 15 años lo será de 530 millones. Un idioma cambiante y expansivo, que crece y se multiplica, unido en su inmensa y rica variedad, como ha sido el español desde sus inicios, haciéndose más rico en la medida que camina territorios, como lo demostraba -erudito y estadístico- Humberto López Morales, en ‘La andadura del español por el mundo’ (Premio de Ensayo Isabel Polanco. Taurus, 2010). Lengua caminante, maleable, sorpresiva, viva y con salud.


La buena salud del español se debe a la fraternidad entre sus hablantes, hermanados con sus acentos diferentes (compuestos por esa herencia andaluza, canaria y de las lenguas de Abya Yala).  Pero, la academia y su organización también han demostrado solvencia  en el acompañamiento de este idioma andante. El académico ha sabido incorporar las mutaciones, con sensibilidad y sensatez. Se ha comprendido -como Antonio de Nebrija lo hizo al proponer la primera Gramática en 1492- que las reglas del idioma son aquellas que los hablantes han establecido tácitamente sin que nadie les obligue desde arriba. 


Así explicaba Álex Grijelmo en su ‘Defensa apasionada del idioma español’ (Santillana, 1998) y argumentó: “El lenguaje representa lo más democrático que la civilización humana se ha dado. Hablamos como el pueblo ha querido que hablemos. Las lenguas han evolucionado por decisión de sus propios dueños, sin interferencias unilaterales de los poderes; aún más: en un principio han impuesto los pueblos su lengua a los poderes”. 


La idea caló y se transformó en labor, sobre todo, con la Asociación de Academias de la Lengua Española, que ha conseguido consolidar el panhispanismo en cuan ancho es el territorio de este idioma;  erigiéndose -incluso- como referente para portugueses, franceses y árabes. Lo ha hecho con esa estrecha relación entre sus cuerpos, mares de por medio, y con una colección de publicaciones, ya ortografías, gramáticas y diccionarios (incluidos el de dudas y el de americanismos), ya ediciones conmemorativas de grandes obras literarias.


 El español -dicen académicos y periodistas, doctores y escritores- es la lengua en la que se expresaron las ficciones y las reflexiones, la prosa y la poesía de Lope y Quevedo, del Inca Garcilazo y Sor Juana, de los poetas del 98 y del 27, de Rulfo y Borges, de Neruda y Paz,de los narradores del ‘boom’ y tantos otros canonizados o no... Del Quijote, sus hijos, nietos, bisnietos... Sin embargo, el español no ha brillado en las áreas de la ciencia y la tecnología igual que en la literatura.  Debido, quizá, a  eso de que quien no inventa tecnología tampoco inventa los términos de la tecnología. Esta situación ha motivado, precisamente, un capítulo en la programación del CILE de  San Juan, como para que la ciencia y sus vertiginosos avances se asuman con una manifestación propia del hispanohablante y no solo desde extranjerismos y neolenguas -asumidos como un prestigio mal entendido, por ignorancia de la palabra adecuada en español o por ganar expresividad-.


Ahora bien, en el diagnóstico del idioma no se puede ignorar cierto decaimiento en el uso del español... Síntoma que se constata en días de hiperconectividad y principal apunte en las polémicas de los puristas. Grijelmo en las primeras páginas de su ‘Defensa...’ acusaba, además, la naturalización de la mala sintaxis y del error ortográfico, ante el quemeimportismo de emisores y receptores de mensajes, a sabiendas de que quien mal se expresa, mala organización del pensamiento refleja. 


Las causas en ese sentido son varias. Por una parte está el menosprecio de la lengua frente a su sustitución por una cultura de la imagen; por otra, el riesgo que significa el descenso en la importancia de las humanidades en los planes de enseñanza. Se suma también el predominio del inglés, el empobrecimiento de su manejo por parte de los medios de comunicación y una supuesta ‘economía de lenguaje’ que se deriva de la inmediatez, de emojis y pulgares (como equívocos suplentes del vocabulario), de las redes y  de la mensajería instantánea.
Quizá nadie discuta ya que el inglés sea ‘lingua franca’ en la escala de un mundo globalizado; una vaga especie de esperanto que ayuda al intercambio comercial y a relacionarse o sobrevivir en aeropuertos, hoteles y otros ‘no lugares’, así sea para cumplir con las necesidades escatológicas de la especie. La comparación del español con el inglés resulta inevitable, más en un año donde empatan los cuatro siglos de la muerte de Cervantes y de Shakespeare; un 2016 cuando también se conmemora el centenario del fallecimiento de Rubén Darío, admirador de Walt Whitman. 


Mario Vargas Llosa ha dicho que no hay que cerrar el español a las influencias de otras lenguas; su recomendación es “abrir las ventanas del idioma para enriquecerlo de otros lenguajes, así como el español enriquece otros idiomas”. Y no dejarán de hacerse comparaciones con el inglés, más si se cuentan los 45 millones de hispanohablantes en EE.UU. (que por ahora ya superan a los de España) y que para el 2050 tendrán más hispanohablantes que los, ahora, 120 millones de mexicanos. Tales cifras comprueban que una lengua viva, que emigra, y no se queda enclaustrada en su propia casa -como escribió el ya mentado Ramírez, en términos competitivos-, siempre lleva las de ganar.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta